Cargando

Cristo crucificado

Antonio del Castillo y Saavedra1640/1650

Museo de Bellas Artes de Córdoba

Museo de Bellas Artes de Córdoba

La utilización de crucifijos pintados, en lugar de tallados, normalmente, reservados para lugares de culto que presentasen cierta intimidad, comienza a tener cierta aceptación en España a partir de la segunda mitad del siglo XVI, generalizándose a lo largo de la centuria siguiente.
Este, que presenta a Cristo todavía vivo y denota en todo la calidad y el estilo de Antonio del Castillo, parece tratarse del que, según testimonio de distintos historiadores, se encontraba en la sacristía del desamortizado convento franciscano de la Arruzafa.

Mostrar menosMás información

Recomendados

Página principal
Explorar
Cercano
Perfil