El estudio del cielo nocturno se remonta a la antigüedad. En conjunto, los astrónomos de Grecia y de China fueron capaces de identificar cientos de estrellas que agruparon en constelaciones. Algunas de ellas aún se reconocen en la actualidad. En Europa, durante la Edad Media y en la época posterior, la diferencia entre astronomía y astrología seguía siendo muy difusa. Durante mucho tiempo se creyó que el movimiento de las estrellas y los planetas influía en el destino de las naciones y las personas.

«Tenían que estudiar los cielos nocturnos con sus telescopios, cada miércoles a medianoche, y aprender los nombres de las diferentes estrellas y los movimientos de los planetas».
Harry Potter y la piedra filosofal
Las estrellas a simple vista

El primer atlas del cielo nocturno
En 1907, el explorador Aurel Stein se topó con un tesoro oculto de 40 000 manuscritos y pinturas budistas en una gruta de Dunhuang (China). Entre ellos estaba este pergamino, la carta estelar más antigua de toda la civilización.

Fue elaborada alrededor del 700 d. C., siglos antes de que se inventara el telescopio, y muestra más de 1300 estrellas perceptibles a simple vista en el hemisferio norte. En aquella época, se creía que el movimiento de las estrellas era un reflejo directo de las acciones del emperador chino y su corte.

Astrónomos en el Monte Athos
Sir John Mandeville fue un célebre, aunque imaginario, viajero inglés de la Edad Media cuyos escritos fantásticos se hicieron famosos en toda Europa Occidental. Esta ilustración apareció en una traducción checa de Los viajes de Sir John de Mandeville.

Vemos a un grupo de astrónomos en lo alto del Monte Athos (Grecia), conocido como la «montaña sagrada», observando las estrellas con sus astrolabios y cuadrantes.

Otros escriben extraños caracteres en el polvo con sus palos, quizás uno de los misteriosos alfabetos extranjeros descritos por Mandeville.

Globos celestes
Los globos celestes muestran la posición de las estrellas en el cielo tal como se ven desde la Tierra. Este magnífico ejemplo lo diseñó Vincenzo Coronelli, considerado uno de los mejores artesanos de globos de todo el mundo. Se realizó en París en 1693 y tiene un impresionante diámetro de 108 cm (se hizo una versión aún más grande para el rey Luis XIV de Francia). Coronelli trabajó en este globo junto con Jean-Baptiste Nolin, grabador oficial de la Corona francesa.

«… y observad el cielo. En él está escrito, para los que saben ver, el destino de nuestras razas».
Harry Potter y la Orden del Fénix

Un centauro anglosajón
Este manuscrito anglosajón del siglo XI es uno de los libros más bellos que alberga la Biblioteca Británica.

La constelación de Sagitario debe su nombre a la palabra latina para «arquero» o «saetero»; en esta página está representado como un centauro barbado con capa blanca sobre los hombros, y está tensando el arco.

Este manuscrito es un superviviente muy preciado de una época en la que nuestros ancestros concedían mucha importancia al seguimiento de los movimientos de los cuerpos celestes.

¿Lo dice en «Sirius»?
El cielo nocturno ha servido de inspiración para muchos de los nombres de los personajes de Harry Potter, entre ellos Draco Malfoy, Bellatrix Lestrange y Sirius Black. Este manuscrito vio la luz en Inglaterra hace unos novecientos años, con esta página a modo de ilustración de la constelación del Can Mayor.

La estrella más conocida de esta constelación —y también la más brillante en el cielo nocturno— es Sirio (Sirius en inglés), conocida como «la estrella perro». La forma del perro se ha rellenado aquí con un poema concreto en latín que describe los orígenes mitológicos de la estrella.

A View of the Heavens
En la mitología griega, Urania era la musa de la astronomía. En el siglo XIX, prestó su nombre a una serie de cartas estelares llamadas Urania’s Mirror (El espejo de Urania) o A View of the Heavens (Una visión de los cielos).

Cada carta está coloreada a mano y las constelaciones están representadas como criaturas fantásticas. Las cartas se diseñaron para sujetarlas al trasluz, puesto que tienen agujeros que corresponden al tamaño de las estrellas más brillantes. Aunque se llegó a afirmar que la autora era una lady, ahora se le ha identificado como Richard Bloxam, maestro adjunto del internado Rugby School, en Warwickshire.

Célebres astrónomos

Leonardo en la Luna
Leonardo da Vinci —inventor, científico y artista— fue un adelantado a su tiempo. Estas páginas proceden de uno de sus cuadernos y están escritas en italiano, en su característica escritura especular, que se lee de derecha a izquierda.

Leonardo compartía el pensamiento contemporáneo de que la Tierra ocupa el centro del universo; de ahí que en el diagrama sombreado hacia el centro a la derecha se vean el Sol y la Luna girando alrededor de la Tierra. Leonardo también creía que la Luna estaba cubierta de agua y que su superficie reflejaba la luz como un espejo convexo.

Vamos a dar unas vueltas
Petrus Apianus, hijo de un zapatero, fue un renombrado astrónomo alemán. Este libro elaborado con tanta belleza es su obra más famosa: contiene una serie de discos giratorios de papel, conocidos como ruedas o volvelles, que emulan el movimiento de los planetas. Esta volvelle muestra cómo determinar la latitud de la Luna. En el medio hay un dragón que se puede girar para apuntar a los distintos signos del Zodiaco. Las volvelles se usan también para realizar horóscopos.

Kepler y las estrellas
Antes de que se inventara el telescopio, el catálogo de estrellas más riguroso lo elaboró Johannes Kepler. En este se describe la posición de más de mil estrellas, lo que ayuda al lector a ubicar los planetas. En 1617, la madre de Kepler fue acusada de brujería, lo que la llevó a pasar un año en prisión antes de ser puesta en libertad tras la intervención de su hijo.

El complejo frontispicio retrata a grandes astrónomos de la historia, como Ptolomeo, Copérnico y el mismo Kepler.

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil