La Muerte: Desde Nuestros Ancestros Hasta Los Artesanos

Museo Dolores Olmedo

La Muerte en nuestras colecciones de Arte Prehispánico y Popular

Arte Prehispánico
La colección del Museo Dolores Olmedo cuenta  con alrededor de 800 piezas de arte prehispánico, algunas de ellas, relacionadas con el culto a la muerte. 

La tradición del Día de Muertos tiene sus orígenes desde el período prehispánico, cuando diversos grupos mesoamericanos acostumbraban enterrar a sus muertos acompañados de algunos objetos que, según sus creencias, les serían de utilidad en su otra vida: alimentos, ropa y objetos personales.

En nuestro acervo de Arte Prehispánico, contamos con piezas alusivas a la muerte, como esta urna funeraria, perteneciente a la Cultura Zapoteca.

Asimismo, tenemos una colección de 40 perros xoloitzcuintles hechos de cerámica, originarios de la Cultura de Occidente.

La colección de xoloitzcuintles del Museo Dolores Olmedo los representa con diversas poses, que hablan de su relación con el hombre.

“Xoloitzcuintle” proviene del náhuatl “xólotl”, que significa “muerte”, e “izcuintle” que es “pequeño”. Este “pequeño Dios de la Muerte” tenía como función ser el guía de los difuntos en su camino al Mictlán (lugar de los muertos).

Los xoloitzcuintles en barro, que también fungieron como vasijas de uso funerario y que datan de hace más de tres mil años, fueron encontrados en tumbas, pues se enterraba a los indígenas junto con estos perros.

Los perros xoloitzcuintle, originarios de México, son parte importante en la historia del museo. Diego Rivera le regaló una pareja a Dolores Olmedo, y desde entonces se conservan los herederos de esta especie en los jardines.

Arte Popular
Dentro de nuestras más de mil piezas de Arte Popular, podemos admirar algunas relacionadas a la muerte.  

Nuestra colección de Arte Popular también cuenta con magníficas piezas que retratan a lo mortuorio, como este “árbol de la muerte”, elaborado en barro policromado de Metepec, Edo. de México.

A diferencia de lo que se esperaría de una pieza alusiva a la muerte, este árbol está lleno de colorido.

La Catrina, personaje creado por José Guadalupe Posada, ha sido interpretado de maneras muy diversas por los artesanos mexicanos.

A la izquierda, elaborada a base de barro vidriado de Guanajuato, se retoma a la Catrina original de Posada con una vestimenta elegante y colonial.

La de la derecha es una candelabro del estado de Puebla, elaborado finamente en cerámica, que presenta a la Catrina vestida de China Poblana.

También contamos con una importante colección de calaveras de cartón, que cada año crece, con piezas nuevas creadas ex profeso para nuestra ofrenda de Día de Muertos.

Siguiendo la iniciativa de su fundadora, Dolores Olmedo, el museo reconoce la labor de los artesanos mexicanos y sus piezas, que adornan el altar del Día de Muertos.

Créditos: Historia

Carlos Phillips Olmedo
Director del Museo Dolores Olmedo

Josefina García
Directora de Colecciones y Servicios Educativos del Museo Dolores Olmedo

Adriana Jaramillo
Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales del Museo Dolores Olmedo

Aimee Guzmán García
Coordinadora de Difusión y Contenidos Digitales del Museo Dolores Olmedo

Francisco Kochen
Fotografía

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil