Predecir el futuro esconde una larga historia y es una de las artes mágicas más complicadas de perfeccionar. A lo largo de los siglos, la práctica de la adivinación se ha servido de gran variedad de métodos tan extraños como maravillosos. Algunos intentos son francamente absurdos. Según The Old Egyptian Fortune-Teller’s Last Legacy (El último legado del viejo adivino egipcio), por ejemplo, un lunar en las nalgas simboliza honor para el hombre y riqueza para la mujer.

«Así que habéis decidido estudiar Adivinación, la más difícil de todas las artes mágicas».
Profesora Trelawney en Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Un hueso oracular chino
Este hueso de apariencia modesta es el objeto más antiguo datado con exactitud que aparece en Harry Potter: Una historia de la magia. En la parte delantera, los adivinos observaban que no iba a suceder nada de gran relevancia en el futuro inmediato. En el reverso, se ha registrado un eclipse lunar visible desde Anyang (China) el 27 de diciembre de 1192 a. C. Tradicionalmente, los huesos oraculares se conocían como «huesos de dragón», nombre que resalta sus atributos mágicos.

La profetisa de Yorkshir
Poco se sabe de la Madre Shipton, también conocida como «la profetisa de Yorkshire», y ni siquiera podemos estar seguros de su existencia. Su profecía más famosa data del año 1530: predijo que el cardenal Wolsey, el nuevo arzobispo de York, vería la ciudad desde lejos pero nunca pondría un pie en ella. En efecto, Wolsey fue detenido de camino a York y murió poco después.

En teoría, era increíblemente fea y capaz de levitar.

«Disipar las nieblas del futuro, una guía excelente de métodos básicos de adivinación: quiromancia, bolas de cristal, entrañas de animales...».
Harry Potter y el prisionero de Azkaban

¿Afortunado en el amor?
Cuando se trata del amor, conviene tener en cuenta que, según este manuscrito tailandés, una pareja de temperamento fuerte tiene más probabilidades de ser feliz que si el hombre es un demonio y ella un ángel. En el Siam del siglo XIX, para asuntos de amor y relaciones, se consultaba con un especialista en adivinación (mor doo).

Estos dibujos muestran los animales del Zodiaco chino, que podrían haberse utilizado para realizar horóscopos.

Una bruja y su espejito mágico
La antigua dueña de este espejo, la bruja Cecil Williamson, advirtió de que, si uno se mira en él fijamente y de pronto aparece alguien por detrás, pase lo pase, no hay que darse la vuelta.

La adivinación con un espejo u otra superficie reflectante es una antigua práctica conocida como catoptromancia. El término procede del griego: kátoptron «espejo» y -mancia «adivinación».

Bolas de cristal

Cristalomancia
John Melville escribió esta conocida guía en el siglo XIX, coincidiendo con el creciente interés por la cristalomancia. Su consejo era tomar una infusión de artemisa o achicoria que, si se toma de vez en cuando durante la fase de crecimiento de la Luna, ayudará a conseguir los cambios físicos que uno desee. Es difícil saber hasta qué punto las instrucciones de Melville ayudaron a aquellos que no gozaban de un sexto sentido.

Smelly Nelly
Smelly Nelly (Nelly Apestosa), la bruja de Paignton (Inglaterra) a quien perteneció esta bola de cristal, debe su nombre a su gusto por los perfumes fuertes. Estaba convencida de que la fragancia atraía a los espíritus que le ayudaban a predecir el futuro. Según un testigo, se la olía a más de un kilómetro cuando el viento soplaba a favor. Y aseguraba que pasar un rato con Smelly Nelly y su bola de cristal en una noche de luna llena era toda una experiencia. Conocida como cristal lunar, la bola negra debía consultarse por la noche para que la vidente pudiera leer los reflejos de la Luna en el cristal.

Las líneas de la mano

Una mano quiromántica
La lectura de la mano, también llamada quiromancia, implica la interpretación de las formas y líneas de la mano por parte del adivino. Esta mano quiromántica de cerámica muestra las líneas y pliegues más significativos de la palma y la muñeca. Manos como esta se fabricaron por primera vez en Gran Bretaña en la década de 1880 con fines docentes. Un famoso quiromántico de esa época fue William John Warner, también conocido como Cheiro, que supuestamente predijo sucesos como el hundimiento del Titanic.

La lectura de la mano
Este manuscrito de hace setecientos años contiene una colección de profecías y guías de adivinación. Aquí vemos la sección que explica la quiromancia. En la mano derecha, en la línea vertical que cruza la palma se lee: «Esta línea simboliza el amor». La línea vertical que pasa entre los dedos corazón y anular tiene un significado menos prometedor: «Esta línea simboliza una muerte sangrienta; si la línea llega hasta la mitad del dedo, significa que la muerte será repentina». Las otras líneas predicen enfermedades y cualidades como el valor y la modestia.

El viejo adivino egipcio
Este panfleto, que supuestamente es una colección de técnicas adivinatorias egipcias, fue recopilado por un escritor británico anónimo. Aunque las instrucciones son cuestionables, contiene un sabio consejo para el mismísimo Harry Potter: si sueñas que luchas con serpientes y las destruyes, lograrás vencer a tus enemigos. Además de la quiromancia, explica cómo predecir el futuro interpretando los lunares del cuerpo. Por ejemplo, un lunar en las nalgas simboliza honor para el hombre y riqueza para la mujer.

La lectura de los posos del té

Cosas curiosas ven mis ojos
La taseografía —del francés tasse «taza» y del griego graph «escritura»— es un método de adivinación que interpreta los sedimentos en las tazas de té. Los primeros registros europeos de esta forma de adivinación datan del siglo XVII y son posteriores a la llegada del té desde China.

Esta taza se hizo en Inglaterra en la década de 1930. En el interior hay símbolos para ayudar a interpretar las hojas, y en el borde se puede leer esta leyenda: «Cosas curiosas ven mis ojos cuando adivino el futuro en tus posos».

Guía práctica para leer las hojas de té
Este detallado manual sobre adivinación con hojas de té, escrito por una vidente de las Tierras Altas, aconseja sobre el tamaño y la forma ideales de la taza, y sobre el tipo de té que se debe utilizar. En El prisionero de Azkaban, la profesora Trelawney le dice a Harry que la presencia del Grim, un perro gigante, en su taza simboliza la muerte. Por el contrario, en este libro, la imagen de un perro cerca del borde de la taza se considera un signo favorable que denota un amigo fiel.

Aclaración de las formas y significados
Este panfleto sigue los orígenes de la adivinación con hojas de té hasta situarlos en el 229 a. C., cuando, al parecer, una princesa china adoptó este método. Se trata de una guía práctica para descifrar las formas de las hojas en la taza.

Algunas de estas formas son especialmente difíciles de distinguir, como las de los números 38 y 42: «Conocerá a alguien nuevo» y «encontrará un nuevo enemigo», respectivamente. Otras predicciones sorprenden por su contundencia: la número 44 asegura que le interesará la Marina.

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil