1860 - 2015

Los judíos en Argentina

AMIA Comunidad Judia

En el contexto de la política de promoción inmigratoria que la Argentina propiciaba, la primera presencia de vida judía organizada en el país se registra en los años ‘60 del siglo XIX, cuando un redu­cido grupo de inmigrantes judíos de origen francés, alemán e inglés crea en 1862 la Congregación Israelita. Esos primeros inmi­grantes judíos fueron seguidos por otros provenientes del Marruecos español que crearon su comunidad en 1891.

Asociación Israelita Marroquí
Congregación Israelita
En el Hotel de Inmigrantes

El verdadero comienzo de la inmigración masiva judía al país corresponde a la llegada de más de 120 familias en el vapor Wesser, el 14 de agosto de 1889, como primer contin­gente organizado. Este grupo de inmigrantes judíos que venía escapando de los pogroms de la Rusia zarista es el que da origen a la singular experiencia de la Colonización agrícola judía en la Argentina. Esta experiencia está relacionada con el Barón Mauricio Hirsch, filántropo judío alemán que fundó la Jewish Colonization Association (JCA) a través de la cual creó decenas de colonias agrícolas en diferentes provincias del país y facilitó a los colonos el acceso a la tenencia de la tierra, a las herramientas de trabajo y a una vivencia comunitaria que incluía la escuela, el centro socio – cultural y la sinagoga.

Maqueta del vapor Wesser
Basavilbaso
Colonia Mauricio

Con la ayuda de la Jewish Colonization Association (JCA) se fundaron, entre muchas otras, las colonias de Moisés Ville en Santa Fe, Mauricio y Rivera en la Provincia de Buenos Aires y Basavilbaso en Entre Ríos. Es allí que nace la mítica figura del “gaucho judío”.

"Gaucho judío", en Moises Ville.
Moisés Ville
Rivera

Los inmigrantes judíos manifestaron desde un primer momento una conmovedora vitalidad creativa que se expresó en este contexto rural de las colonias con la expansión de escuelas, centros de salud, desarrollo de nuevos cultivos, y muy significativamente, con la creación y consolidación del Cooperativismo agrícola, cuya institución inicial data del año 1900.

Escuela rural
Almacén de Cooperativas Agrícolas de Entre Ríos
Sociedad Cooperativa Agrícola "Barón Hirsch" de Rivera

En el contexto urbano, desde fines del siglo XIX se fue registrando la llegada masiva de inmigrantes judíos provenientes de Europa Oriental y Central, de países de la cuenca del Mediterráneo y de Medio Oriente. La afluencia fue muy significativa en las primeras décadas del siglo siguiente; con una interrupción durante la Primera Guerra Mundial. Se reinició intensamente entre los años ’20 hasta fines de la década del 30, época ésta en la que se fueron reduciendo las posibilidades inmigratorias, a pesar de la urgente necesidad que tenían los judíos perseguidos por el avance del nazismo en Europa de encontrar un nuevo hogar donde refugiarse. Con la llegada de sobrevivientes del Holocausto a fines de la década del ’40, finaliza prácticamente el ciclo inmigratorio judío a la Argentina.

Colonos en Avigdor
Asociación Filantrópica Israelita
Fachada de la primera sede de AMIA

Para ayudar a resolver las situaciones que tenían que afrontar los inmigrantes recién llegados, se creó en 1894 la Jevrá Kedushá, hoy existente con el nombre de AMIA. A través ella se desplegó una ayuda mutua solidaria para el sustento económico, para la creación de escuelas y centros culturales, apoyo a movimientos sionistas y para facilitar la articulación con la sociedad general, de la que comenzaban a ser parte.

Acta de Fundación de la Jevrá Kedushá (AMIA)
Alumnos de la escuela Scholem Aleijem en el Mes del Libro en AMIA
Escuela Natán Gesang
Escuela Tarbut

La vitalidad creativa de los inmigrantes judíos se fue organizando en Buenos Aires, en los principales centros urbanos del país y en pequeñas localidades. En todas ellos surgieron instituciones para atender las necesidades de los integrantes de la comunidad judía. Se crearon sinagogas aschkenazíes y sefaradíes, escuelas idishistas y hebraístas.

Escuela Scholem Aleijem de la ciudad de Corrientes
Escuela Talpiot
Alumnos de la escuela I.L. Peretz

También fueron surgiendo agrupaciones políticas judías socialistas, anarquistas, sionistas y tradicionalistas, sindicatos judíos adheridos al movimiento obrero nacional, periódicos en castellano, idish, hebreo y alemán, que publicaban literatura argentina traducida a esos idiomas y literatura judía traducida al español. Se fundaron centros sociales y asistenciales, centros culturales y deportivos, bibliotecas y teatros.

Asilo de Huérfanas
Hogar Israelita Argentino para Ancianos y Niños
Encuentro de periodistas y escritores del Pen Club mundial
Teatro judío en Argentina
Sociedad Hebraica Argentina
El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel en Macabi
Club Náutico Hacoaj

Todas ellas tenían como misión acompañar la integración de los miembros de la comunidad a la sociedad general, preservando al mismo tiempo su particularidad judía, sus valores, ideales, folclore, tradiciones, ritual religioso y la estrecha relación con Israel como estado judío.

Celebrando Iom Haatzmaut (Día de la Independencia de Israel) con la presencia de Golda Meir, en el Luna Park.

Los inmigrantes judíos en los años de inmigración masiva empezaron en general insertándose en los niveles más primarios de la actividad económica, como vendedores ambulantes, obreros y artesanos. El asenso económico y social promovido básicamente por la educación pública y el desarrollo socio económico del país, les permitió, junto a los otros miles de inmigrantes, una creciente inserción en la clase media, un progreso que los ubicó mayormente en las ramas de las actividades comerciales, industriales y profesionales.

Fábrica textil
Talleres manufactureros de ORT
Casas de comida judìa

La vida judía en la Argentina no estuvo exenta de momentos duros, de confrontación y dolor. Son testigo de ello la Semana Trágica de 1919, que pasó de ser huelga obrera a convertirse en persecuciones y matanza de judíos, las limitaciones al ingreso de inmigrantes judíos en la década del 30’, la presencia y difusión de la ideología nazi en sectores de la sociedad con ingreso de criminales en la posguerra, las acciones antisemitas de grupos nacionalistas y ligados a la causa árabe, la especial violencia en el tratamiento de detenidos judíos durante los años de la dictadura militar en la década del 70’ y los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA, en 1992 y 1994 respectivamente.

Semana Trágica
Manifestaciones en contra del antisemitismo
Marcha de repudio contra la última dictadura militar en Argentina
Atentado contra la Embajada de Israel en Argentina
Atentado terrorista a la AMIA 
Atentado terrorista a la AMIA
Reclamando justicia y memoria

El ataque terrorista a la AMIA del 18 de julio de 1994, destruyó 85 vidas y dejó más de 300 heridos. Un edificio con la historia judía de la Argentina destruido. Una herida abierta que hasta el día de hoy no cierra, porque aún no se hizo justicia.

Nombres de las víctimas en el frente del edificio de AMIA, en Pasteur 633

Sobreponiéndose a esas difíciles situaciones, a lo largo de este casi siglo y medio de vida judía organizada en la Argentina, las generaciones de descendientes de todos esos inmigrantes se convirtieron en parte constitutiva de la sociedad argentina.

Comunidad Ajdut Israel
Jugando al burako y al dominó
Celebración de casamiento judío
En el campo
Cocina judía
Desfile de descendientes de los primeros colonos en Moisés Ville
Sinagoga de Villa Clara, Entre Ríos

La población judía se calcula hoy en alrededor de 220.000 judíos. En su gran mayoría (85%) vive en Buenos Aires y el 15% en el interior del país, en 54 diferentes comunidades, cada una de ellas con sus estructuras institucionales,  escuelas, clubes y sinagogas.

Existen en todo el país escuelas judías de todos los niveles y de diferentes corrientes ideológicas y religiosas en las que estudian más de 20.000 alumnos y cuyos 1.200 educadores en temática judía son formados en espacios de capacitación locales.

La vida social y cultural transcurre en clubes y centros comunitarios donde la música, el baile y la vivencia cultural judías son transmitidos. El intenso vínculo con Israel es parte de la vida judía y tiene como protagonistas a los movimientos sionistas y agrupaciones políticas. La vida religiosa tiene su expresión en sinagogas de las diferentes corrientes en las que se celebran las festividades y las ceremonias del ciclo de vida judío.

Congregación Yesod Hadat
Sinagoga Or Torah
Museo de la Shoá
Hogar LeDor VaDor para adultos mayores
Gran Templo de Paso

Actualmente AMIA, fundada en 1894, es conocida popularmente como la “institución madre” y centro de la vida comunitaria organizada, tiene como misión el desarrollo y sostenimiento integral de todos los aspectos de la vida judía en la Argentina.

Actividad cultural en AMIA
120º Aniversario de AMIA en el Teatro Colón

Sus actividades se despliegan en: programas sociales, educación, empleo, capacitación, cultura, sepultura judía y asistencia espiritual, programas para adultos mayores, preservación de la memoria y el patrimonio cultural, vínculos con Israel, integración de personas discapacitadas, apoyo a las comunidades del interior, espacios para jóvenes y relaciones con otras comunidades judías del mundo.

Homenaje a desaparecidos judíos durante la última dictadura militar

La Comunidad Judía sigue hoy aportando su mejor esfuerzo a la construcción del país y al fortalecimiento de una sociedad democrática, justa y basada en una coexistencia en la diversidad y el pluralismo.

Créditos: reportaje

Curaduría y textos — Ana E. Weinstein, Directora del Centro de Documentación e Información sobre Judaísmo Argentino "Marc Turkow", AMIA
Asistente de curaduría y producción digital  — Sabrina Charaf, Asistente del Centro de Documentación e Información sobre Judaísmo Argentino "Marc Turkow", AMIA
Asesor — Gabriel Scherman, Director del Departamento de Socios y Comunicación, AMIA
Colaboradoras — Marina Hayon y Melina Serber, AMIA
Fotografías — Archivo Fotográfico del Centro de Documentación e Información sobre Judaísmo Argentino "Marc Turkow" de AMIA, Archivo General de la Nación, Hogar LeDor VaDor, Sinagoga Or Torah, Alicia Segal, Silvana Luverá, Leonardo Kremenchuzky, Florencia Arbeleche, Manrique Zago, Daniel Caldirola (publicadas en el libro Retratos de una comunidad. Idea, producción y dirección general: Elio Kapszuk. AMIA, 2005).

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil