Ballet Hispánico: Más de 45 años celebrando la danza y cultura latinas

Ballet Hispánico

Una institución cultural
El Ballet Hispánico ha dejado una impronta distintiva y permanente en la vida artística, social y cultural de Estados Unidos. Desde sus comienzos como escuela de baile y compañía artística comunitaria, se convirtió en una próspera institución artística, educativa y cultural.
La fundadora
La trayectoria extraordinaria del Ballet Hispánico comenzó de la mano de Tina Ramirez,

La trayectoria extraordinaria del Ballet Hispánico comenzó de la mano de Tina Ramirez,
quien nació en Venezuela, y era hija de un torero mexicano y un ama de casa puertorriqueña. Junto a su familia, Tina inmigró a Nueva York cuando tenía 7 años. Ramirez estudió danza clásica, contemporánea y española.

Ramirez estudió danza clásica, contemporánea y española.

Para principios de los años sesenta, ya había participado en varias giras internacionales con la Federico Rey Dance Company y en producciones de Broadway como "Kismet" y "Lute Song".

Nace el Ballet Hispánico
Ramirez fundó el Ballet Hispánico en 1970 y explicó: "Las personas no sabían quiénes eran los hispanos. Éramos muchos en la ciudad de Nueva York, pero creían que solo lavábamos platos y limpiábamos pisos. No nos prestaban atención".

“Quería que los hispanos tuvieran voz propia en la danza y que se conociera realmente quiénes somos como personas”. – Tina Ramirez

Ramirez era una vanguardista en su época, ya que fue una de las primeras directoras artísticas de baile en considerar a la educación como parte de su misión principal.

Quería fortalecer a sus estudiantes y bailarines, y creía que la danza podría transformar sus vidas.

“Cuando creces en la pobreza y entras a un lugar así, sientes algo. Vienes aquí y sientes que eres alguien”. – Ana María Correa

Un nuevo capítulo
Desde 2009, Eduardo Vilaro, director ejecutivo y director artístico cubano, es quien dirige el Ballet Hispánico.

Estudió con Ramirez cuando era adolescente y fue miembro de la compañía entre 1988 y 1996.

Vilaro, quien tiene un título en Danza y posee una maestría en Artes Interdisciplinarias, fundó el Luna Negra Dance Theater en Chicago en 1999. Llegó al Ballet Hispánico con autoridad y una visión clara.

“Nuestra misión continúa. Exploramos la cultura latina, la compartimos y la celebramos a través de la danza”. – Eduardo Vilaro

Fomento de las voces latinas emergentes
Bajo su dirección, el Ballet Hispánico ha ganado prestigio a partir de sus actuaciones en Estados Unidos y el resto del mundo.

“El Ballet Hispánico muestra qué significa ser latino en el mundo moderno”. – Financial Times

“El Ballet Hispánico es el lugar de moda donde estudiar danza contemporánea”. – Washington Post

En 2010, Vilaro también creó el Instituto Coreográfico, una “incubadora” para coreógrafos emergentes.

“Muchas compañías hablan de fomentar el talento y no lo hacen, pero el Ballet Hispánico ha destinado recursos y atención a la promoción de artistas emergentes” -The New York Times

El Ballet Hispánico incorporó otras innovaciones, como un prestigioso programa en el Joyce Theater de la ciudad de Nueva York que incluía el trabajo de tres coreógrafas. Dos de ellos se desarrollaron en el Instituto Coreográfico.

La escuela de danza
La escuela de danza del Ballet Hispánico continúa cambiando las vidas de más de 700 alumnos de todas las edades.

“La actuación de los encantadores alumnos de la escuela de danza me retrotrajo a mi infancia en Puerto Rico. En aquella época, no existían organizaciones maravillosas como el Ballet Hispánico”.

“Desearía haber tenido la ventaja de ser una de las niñas que vimos esta noche, de contar con apoyo y estímulo para estudiar arte. ¡Es muy importante para los niños inmigrantes!”. – Rita Moreno, ganadora del Oscar

Bajo la dirección de Vilaro, los programas Community Arts Partnerships del Ballet Hispánico ahora tienen una presencia dinámica en los cinco municipios de la ciudad de Nueva York, así como en comunidades de California y Texas.

Los programas reúnen a bailarines, coreógrafos y educadores de arte altamente capacitados con estudiantes, formadores, aficionados a la danza y el público general.

Con miras al futuro
En 2020, el Ballet Hispánico cumplirá su 50.º aniversario. Si bien la comunidad latina ahora es dinámica, diversa y multifacética, y suele estar en el centro de la vida estadounidense, la misión que comenzó Tina Ramirez permanece inmutable.

“Queremos que todas las experiencias del Ballet Hispánico sean transformadoras”.

“El trabajo del Ballet Hispánico nunca se ha limitado a esta misión. No somos una tendencia, no reaccionamos a los problemas que surgen”.

“Somos abanderados constantes de una visión de inclusión y diversidad, y lo hemos sostenido durante 47 años”. – Eduardo Vilaro
Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil