Cómo nos vemos influye en quiénes somos.

La moda: una necesidad
Nuestras formas y costumbres de vestir, van más allá de la necesidad primitiva de cubrir nuestro cuerpo. Ha surgido una nueva necesidad sustituida por la moda, han aparecido otras exigencias de consumo, de apariencias, de placer y de comodidad.

La consolidación de la importancia de la imagen individual o colectiva de nuestra forma de vestir, influye también en nuestra identidad personal para verse y sentirse bien, va de la mano con la belleza y no cabe duda que cada tendencia ha marcado una época diferente.

La moda es el reflejo social de cada época. Una marca del tiempo y del momento histórico en el que se vive.

Las prendas, de acuerdo a cómo se portan, se combinan y se llevan, revelan parte de nuestra identidad. Se podría afirmar que la vestimenta-y la moda- es una forma de comunicación propia de los seres humanos, a través de la cual se transmiten gustos y estilos de vida y que, además proporciona un sentido de pertenencia a un grupo.

Del rostro
El rostro es hoy una de las partes más importantes de la imagen humana. Su papel social y cultural en la actualidad es innegable, ya que es a través de éste que comunicamos la mayor parte de nuestras expresiones.

Un rostro desfigurado o lastimado causa rechazo y perturbación. Adicionalmente, es en la cara donde se registra más claramente el proceso de envejecimiento, el cual origina rechazo en una sociedad obsesionada con la juventud y la belleza.

Desde la antigüedad, los hombres y las mujeres han tratado de mejorar su aspecto personal valiéndose de todos los recursos que la naturaleza les proporciona.

El uso de cosméticos y aceites perfumados, tintes o mascarillas, de postizos y pelucas es común a todas las épocas.

Hoy hemos llegado incluso a tratamientos sofisticados como el botox o a riesgosas intervenciones de cirugía plástica.

La expresión de la cara nos ofrece una impresión del individuo, podemos juzgar a través de los signos faciales la personalidad.

...a los pies.
La relación entre cuerpo e imagen, belleza y apariencia es más que un concepto o percepción, es resultado de una simbolización personal o colectiva; una representación humana en la cual al cuerpo y la belleza se le ha asignado un juego de roles.

Hoy en día, a menudo nos embellecemos por seguir una dinámica entre lo que "es" y lo que se "pretende" ser, intentando seguir un canon estético de la moda.

Para este fin influyen diversos métodos o procesos; desde utilizar productos cosméticos o maquillaje, cirugías estéticas, artículos y accesorios para nuestro atuendo, tendencias de moda, etcétera.

El deseo y el sistema de consumo han creado un producto para cada parte del cuerpo, para cada pliegue, para el día, para la noche y para aquellas imperfecciones que nos recuerdan constantemente de nuestra imperfección y nos hacen vivir en la inconformidad.

Hoy en día cada parte del cuerpo se anhela y se clasifica diferente. La regla social y los constantes bombardeos de los medios nos incitan a querer un cuerpo diferente al que tenemos.

El mito de la belleza
Cada época ha tenido prototipos de belleza diferentes, por lo regular encarnados en personajes públicos que se convirtieron en objetos de deseo. La imagen actual, tanto de la mujer como del hombre, se ha definido por sus representaciones en los medios de comunicación.

Hoy aspiramos a ser como aquellos personajes de las revistas, de las películas o de la televisión.

Nuestro cuerpo y nuestras necesidades se han moldeado conforme a lo que los medios promueven.

La atención hacia el cuerpo no hace referencia sólo a la salud, sino también a sentirse bien; nuestra felicidad y realización personal, cada vez más, están sujetas al grado en que nuestros cuerpos se ajustan a las normas contemporáneas de salud y belleza.

Repensar el ideal, detectar cómo el canon se ha modificado y se ha visto influenciado por un mercado de consumo que ofrece desde el color perfecto de labios hasta la crema de la eterna juventud, es el reto que enfrentamos.

Credits: Story

Equipo del MODO
Antonio Soto, Arely Chong, Azael Lara, Carlos González, Edmundo Vargas, Javier Ávalos, Jonathan Torres, Mariana Huerta de la Sota, Mariana Pérez, Martín Cruz, Natalia Cheng, Paulina Newman, Piedad Romero, Rosario Luna, Zereh Gutiérrez.

Adaptado por Antonio Soto a partir de la exposición "Diálogo con el Espejo" curada por Ana Elena Mallet presentada en el MODO en 2014.

Museo del Objeto del Objeto © 2016.

Credits: All media
The story featured may in some cases have been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile