Retratos de lo público. Plazas, parques, calles y jardines del Centro Histórico. Parte 2

Fundación ICA, A.C.

Conoce la permanencia y transformación de los espacios públicos del Centro Histórico de la Ciudad de México a través de sus parques, plazas, calles y jardines en la exposición fotográfica “Retratos de lo público”.

Introducción
México cuenta con 51 sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, de los cuales, 12 bienes son naturales, 37 bienes son culturales y 2 mixtos. De los bienes culturales destacan los centros históricos de la Ciudad de México y Xochimilco como los primeros en registrarse en 1987, seguidos por los de Oaxaca, Guanajuato, Morelia, Zacatecas, Campeche y San Miguel de Allende. La UNESCO reconoció la relevancia histórica del Centro Histórico de la Ciudad de México tanto por el espacio público como de las edificaciones catalogadas como monumentos que conforman el patrimonio cultural urbano. En esta serie reunimos fotografías del Fondo Aerofotográfico de Fundación ICA –reconocido y registrado por el Programa Memorial del Mundo de la UNESCO– junto con fotografías actuales de Enrique Márquez, Jordán Rodríguez y Mercedes Aguado con la finalidad de mostrar la herencia cultural del Centro Histórico como patrimonio colectivo, histórico y patrimonial; su permanencia, transformación y formas de apropiación.
PLAZA DE LA SOLIDARIDAD | PLAZA JOSÉ MARTÍ | PLAZA FRANCISCO ZARCO.
PLAZA DE LA SOLIDARIDAD
Fue creada a consecuencia de la destrucción de los inmuebles que existían en esa manzana, particularmente las instalaciones del emblemático Hotel Regis, a consecuencia de los terremotos de 1985. Fue conservada como memorial de aquel suceso trágico y en homenaje a la solidaridad de los habitantes de la capital que se volcaron a ayudar a quienes habían quedado atrapados entre las ruinas de los edificios colapsados. Al centro de la misma destaca una escultura de tres manos que sostienen un asta para representar el espíritu de unión de ese momento trágico y como homenaje a las víctimas, damnificados y rescatistas. 
PLAZA JOSÉ MARTÍ
Este espacio, dedicado al prócer de la independencia cubana, es consecuencia también de un plan de reorganización y desarrollo urbanos que se dieron a principios de la década de 1960 con la ampliación de la Avenida Paseo de la Reforma con la intención de unir esta importante vía con la, entonces flamante, Ciudad Tlatelolco y con la Glorieta de Peralvillo para enlazarla con las Calzadas Misterios y de Guadalupe. Para el efecto se destruyeron muchos inmuebles en la zona. En el triángulo que forma esta plazuela actualmente se encuentra el Centro Cultural José Martí, inaugurado el 27 de mayo de 1976,  cuya entrada es precedida por una gran escultura del poeta y libertador cubano, obra de Ernesto Tamariz, así como una de las salidas de la estación Hidalgo de las líneas 2 y 3 del Metro.
PLAZA FRANCISCO ZARCO 
De reciente aparición en el mapa de la ciudad, la Plaza Francisco Zarco, dedicada al político, escritor, periodista e historiador liberal del México decimonónico, toma su nombre de una de las calles de la colonia Guerrero que llegan a ella. Se localiza en el triángulo formado por Paseo de la Reforma, Zarco, hoy peatonal, y Esmeralda. El punto central de la plaza lo constituye la escultura de Francisco Zarco, y una placa con un texto del periodista Manuel Buendía a manera de homenaje.
PLAZA DE SAN FERNANDO
PLAZA DE SAN FERNANDO
Localizada a extramuros del antiguo casco de la Ciudad, su origen se remonta a la fundación del Colegio de Propaganda Fide de San Fernando el 15 de octubre de 1733. Fue el segundo en importancia de la orden franciscana después del de la Santa Cruz en Querétaro (1682). La plaza antiguamente estaba frente al atrio bardeado de la iglesia de San Fernando; después de la desamortización de los bienes del clero a mediados del siglo XIX, desaparece la barda del antiguo colegio y se unen la plaza y el atrio en un sólo espacio. Con el tiempo, se van a recortar sus límites hasta constituir el jardín que hoy conocemos, limitado al poniente por la Avenida Guerrero, al sur por la Avenida Hidalgo, al oriente por la calle de San Fernando y parte de la barda del panteón del mismo nombre y al norte por el Paseo de San Fernando, paso peatonal entre la plaza y el templo. En vísperas de los Juegos Olímpicos de México 1968 se levantaron unos arcos a manera de portales al sur de la plaza y se agregaron dos hileras de fuentes a los lados del corredor central.
PLAZA SANTOS DEGOLLADO, ANTIGUA PLAZA DE TARASQUILLO
PLAZA SANTOS DEGOLLADO, ANTIGUA PLAZA DE TARASQUILLO
Ubicada en la parte norte del antiguo barrio indígena de San Juan Moyotla, a esta pequeña plaza se accedía a través de una serie de callejones como el de Nuestra Señora de los Dolores, el del Huerto de San Juan de Letrán, el de la Espalda del Colegio de San Juan de Letrán y el de Cuajomulco. A inicios de la segunda mitad del siglo XIX y con la aplicación de las Leyes de Reforma, se destruye el antiguo edificio del Colegio de San Juan de Letrán y se prolonga la calle de Independencia hacia el poniente, se alinean y desaparecen antiguos callejones. El nombre actual de la plaza se debe al célebre general Santos Degollado, popularmente conocido como “Héroe de las Derrotas” e incondicional de don Benito Juárez durante la Guerra de Reforma; más tarde, por pugnar por una solución negociada de la guerra civil con mediación de Inglaterra fue repudiado por los liberales llegando así su declive político; más adelante, tratando de vengar la muerte de su amigo Melchor Ocampo, fue emboscado y muerto en los Llanos de Salazar en el Estado de México en 1861; absuelto por el Congreso de las acusaciones que pesaban en su contra y declarado Benemérito de la Patria, hoy sus restos se hallan en la Rotonda de las Personas Ilustres. En 2008 fue colocado al frente de esta plaza un Arco Chino, adornado por dos kimeras, animal mitológico mezcla de león y dragón, donado por el gobierno de aquel país y que formó parte de un proceso de remodelación del Barrio Chino que se encuentra muy cerca de ahí.
JARDÍN TOLSÁ | PLAZA DE LA CIUDADELA O PLAZA MORELOS | PLAZA CARLOS PACHECO
JARDÍN TOLSÁ
Este espacio se forma entre el antiguo edificio de la Ciudadela y la calle de Tolsá, a un costado de la estación del Metro Balderas. Por la parte norte se encuentra uno de los accesos al edificio de la Ciudadela, que originalmente fue la Real Fábrica de Puros y Cigarros, inmueble diseñado por José Antonio González Velázquez, Miguel Constanzó e Ignacio Castera en las postrimerías de la época colonial e inaugurado en 1807. Adquiere este nombre por la peculiaridad con la que fue trazada y levantada, como una fortaleza, incluso con fosas por los costados. Se encontraba ya en las cercanías de la Garita de Belén y el Paseo de Bucareli, es decir, al extremo suroeste de la ciudad. El nombre de la plaza se relaciona directamente con la calle que limita al jardín al sur que lleva el nombre del notable artista valenciano, quien junto con los constructores de la Ciudadela, es de los máximos exponentes del movimiento neoclásico en México. A dos calles al poniente, en el cruce con Bucareli, se encontraba una fuente diseñada por el propio Tolsá misma que ahora se encuentra en la Plaza de Loreto, de ahí el nombre de la calle que se extiende a la plaza.
 PLAZA DE LA CIUDADELA O PLAZA MORELOS 
Jardín que se encuentra frente a lo que fuera la Real Fábrica de Puros y Cigarros y que originalmente fue ocupada para el ensayo de distintas maniobras militares. Se le conoce también como Plaza Morelos, por ostentar en la parte central una estatua del Siervo de la Nación, monumento que fue promovido por la Asociación del Colegio Militar para conmemorar el centenario del Sitio de Cuautla y por ser precisamente la Ciudadela el sitio en donde estuvo preso Morelos del 27 de noviembre al 22 de diciembre de 1815, antes de salir rumbo a Ecatepec en donde fue sacrificado. El monumento es obra del ingeniero Carlos Noriega y fue inaugurado el 2 de mayo de 1912 por el entonces presidente Francisco I. Madero. También podemos encontrar en la plaza dos esculturas de bronce una de ellas, “Diosa del Aire”, fue erigida en 1920, a instancias de los Cadetes de la Escuela Militar de Aviación, en honor a los Pioneros del Vuelo y a la naciente industria aeronáutica mexicana; de la otra, vestida con un atuendo clásico no se tiene mayor información.
PLAZA CARLOS PACHECO
Ubicada por los rumbos del antiguo barrio de San Juan Moyotla, esta pequeña plaza o mas bien, jardín, tiene un origen remoto. Se conoció originalmente como Plaza de “La Candelarita”, gracias a la presencia de una primitiva capilla con esa advocación en la parte poniente de la plaza, que formaba parte de una serie que se encontraban en ese barrio indígena y que ya no existen. Por ese lado, justo en el lugar donde alguna vez estuvo la capilla de la Candelaria, se halla actualmente la Academia Mexicana de la Historia, correspondiente de la Real de Madrid, en una casa construida ex profeso en 1953 y para la que se utilizó la fachada de la casa de los condes de Rábago, la cual se encontraba en la calle de Cadena, hoy Venustiano Carranza, y que había sido derribada recientemente. La plaza lleva el nombre de Carlos Pacheco, destacado militar y político chihuahuense, quien se adhirió al proyecto porfirista donde destacó como Secretario de Fomento, Colonización e Industria y guardaba una gran amistad con el general Díaz, nacida desde la emblemática batalla del 2 de Abril de 1867 en Puebla, que significó la derrota definitiva del Segundo Imperio y en donde Pacheco perdió una pierna y un brazo a consecuencia de las heridas provocadas por balas de cañón. 
PLAZA DE SAN JUAN
PLAZA DE SAN JUAN
Una de las mas emblemáticas e históricas plazas del Centro. Aquí era estuvo el gran teocalli del barrio de Moyotla en la época prehispánica y fue el espacio donde se estableció el mercado más grande de México-Tenochtitlan. Este templo, que se localiza en el extremo norte de la Plaza, sobre la calle de Ayuntamiento, fue afectado severamente por el sismo de junio de 1858 por lo que fue necesario reconstruirlo. Por otro lado, en 1593 cuatro religiosas de Santa Clara fundaron el convento de San Juan de la Penitencia que va a perdurar hasta 1867 en que con motivo de la puesta en práctica de las Leyes de Reforma las religiosas fueron exclaustradas y el convento dividido en lotes. En 1850, se construye un nuevo mercado de madera al que se le dio el nombre de Iturbide. En la época porfiriana se moderniza el espacio y se construye uno nuevo el cual va a perdurar hasta mediados del siglo XX, tiempo en que el tradicional mercado se dividió en varios más que se establecieron en distintos puntos del antiguo barrio, destacándose aquí el de alimentos, famoso por la venta de carnes raras o exóticas. Los predios ubicados al sur de la plaza fueron adquiridos a fines del siglo XIX por el empresario de origen francés Ernesto Pugibet para levantar la fábrica de cigarros “El Buen Tono” que llegó a ser referente del rumbo.
PLAZA CAPITÁN RODRÍGUEZ M. O PLAZA DE LA IDENTIDAD-REGISTRO CIVIL  
PLAZA CAPITÁN RODRÍGUEZ M. O PLAZA DE LA IDENTIDAD-REGISTRO CIVIL  
Esta plaza, conocida popularmente como de Las Merceditas, se encuentra a la vera de la antigua calzada de los Arcos de Belén debido a que por el poniente y sur de la plaza se alzaba el convento y colegio mercedario de San Pedro Pascual, fundado en 1626 por fray Francisco Solís. La iglesia está dedicada a Nuestra Señora de Belén único elemento que se conserva del antiguo complejo. Hasta inicios del siglo XIX, al sur de esta plaza y colegio mercedario sólo había humedales y al sur una capilla dedicada a la Virgen de la Soledad. El nombre oficial de la plaza se debe al capitán de fragata Hilario Rodríguez Malpica, héroe naval mexicano opositor al usurpador Huerta, quien lo manda combatir; el capitán Rodríguez vence inicialmente en la Batalla de Topolobampo en las costas de Sonora, pero en un segundo enfrentamiento es vencido y tras la eminente derrota hunde su nave y se suicida. La plaza actualmente se halla flanqueada al norte por Arcos de Belén, al poniente por la iglesia de Nuestra Señora de Belén de los Mercedarios, al sur por las oficinas centrales del Registro Civil de la Ciudad de México y al oriente por la calle de Doctor Andrade.
JARDÍN DE LA LIBERTAD DE LOS PUEBLOS, HO CHI MINH | PLAZA TLAXCOAQUE | PLAZA DE SAN SALVADOR EL VERDE
JARDÍN DE LA LIBERTAD DE LOS PUEBLOS, HO CHI MINH 
Este lugar, también conocido en su momento como Plaza de Nezahualcóyotl o más remotamente como Plaza del Árbol, se encuentra en la encrucijada de los antiguos y desaparecidos barrios de Nacatitlán y Tlaxcoaque. A mediados del siglo XIX, las calles que llegaban a la Plaza del Árbol, que se encontraba escondida, eran el Callejón del Ave María, del Árbol, del Zacate, Santa Gertrudis y la Cerrada de Necatitlán. Como varias de las plazas del rumbo, ésta fue influenciada por la cercana presencia del Rastro de la Ciudad y afectada por la apertura en los años 30 del siglo XX de la Avenida 20 de Noviembre que cambió de manera abrupta la fisonomía y la vocación del antiguo barrio. El nombre que actualmente ostenta se debe a una composición escultórica en donde el personaje central es el libertador de Vietnam, Ho Chi Minh, que aparece sentado frente a una mesa y al lado otra silla como para que, quien la visite, pareciera estar conversando con el personaje. La Plaza se halla resguardada por un muro curvo con la frase “No hay nada más precioso que la independencia y la libertad”, dicha por el famoso luchador social; es obra de Pedro Ramírez Ponzanelli. Fue inaugurada el 16 de enero de 2009.
PLAZA TLAXCOAQUE
A unos pasos de la Plaza del Árbol, se halla la Plaza Tlaxcoaque, que era el punto de encuentro del barrio del mismo nombre. El inmueble más destacado del lugar es la Capilla de la Inmaculada Concepción, sencilla edificación barroca de factura popular del siglo XVII. Originalmente el templo estuvo consagrado a la Preciosa Sangre de Cristo, sin embargo su advocación cambió al recibir una imagen de la Inmaculada, donación de una india cacique del lugar. Barrio de indios al sur de la ciudad, Tlaxcoaque, cambió de manera radical su fisonomía y vocación de arrabal en los años treinta del siglo XX en que se abrió la Avenida 20 de Noviembre hasta alcanzar este lugar, afortunadamente la antigua capilla logró salvarse de la destrucción, no así todo el barrio asentado a su alrededor. En años recientes, fue el espacio destinado a la Plaza Bicentenario que pretendía conmemorar los 200 años de la Independencia y los 100 de la Revolución Mexicana, sin embargo el proyecto de 2009 nunca se llevó a cabo. Para 2012, con donaciones del gobierno de Azerbaiyán, se llevó a cabo la remodelación de la plaza, basado en el plan original de la Plaza Bicentenario, pero con algunos cambios importantes, entre otros, la colocación de un controvertido monumento con la figura femenina de la Victoria y la Paz dedicado a las víctimas de la Masacre de Jodyali, creando un conflicto diplomático entre México, Azerbaiyán y Armenia, por las acusaciones mutuas entre estas dos últimas naciones en relación al fatal evento.
PLAZA DE SAN SALVADOR EL VERDE
Ubicada al sur de lo que fuera el antiguo casco de la Ciudad de México en el barrio indígena de San Juan Tenochtitlan, muy cerca del límite natural de la ciudad que era la Acequia de Chimalpopoca. En la plaza, se hallaba en la parte oriente, una capilla dedicada a San Salvador o a Jesús en el pasaje de la Transfiguración, la cual tenía una contraparte con la misma advocación pero con el apelativo de “El Seco”, que aún existe. Desafortunadamente, la Capilla de San Salvador el Verde ha desaparecido, dejando como herencia el nombre a la pequeña plaza que en la actualidad se encuentra flanqueada, al poniente y al norte por el Callejón de San Salvador el Verde y al sur y oriente por la calle de San Salvador el Verde, aparentemente escondida, se encuentra a una calle de la avenida Fray Servando Teresa de Mier.
PLAZA DE LA SANTA CRUZ ACATLÁN
PLAZA DE LA SANTA CRUZ ACATLÁN
Ubicada al extremo sur del antiguo casco de la ciudad, más allá de la traza y el límite que marcaba el Canal de Chimalpopoca, comparte con otros sitios de este rumbo el ser el lugar donde probablemente se halló el prodigio del águila devorando a la serpiente que dio paso a la fundación de México. El barrio de Acatlán, de origen prehispánico, perteneció a la jurisdicción de Teopan y luego a San Pablo. Al norte de la plaza se halla la parroquia de la Santa Cruz, heredera de un antiguo y pequeño convento franciscano dedicado a San Antonio de Padua, que hacia 1772 fue secularizada y contada como una de las 13 parroquias de la Capital para ese entonces. La actual iglesia, de estilo barroco, es de finales del siglo XVII y está administrada por la Orden Trinitaria. Por la cercanía e influencia del Rastro de la Ciudad, esta iglesia y barrio se conocieron también como Santa Cruz de los Rastreros. Fue a mediados del siglo XX que la condición de arrabal y zona industrial de este rumbo cambia; anteriormente, aparte del rastro, hubo curtidurías, fábricas de textiles, azulejos, cigarros, etc., en la actualidad el espacio, enclavado en la colonia Tránsito, se encuentra rodeado de casas habitación y locales de servicio. Los limites de la plaza son, al norte, la iglesia de la Santa Cruz, al poniente y sur, Plaza de Santa Cruz Acatlán y al oriente por Agustín Delgado.
PLAZA SAN LUCAS
PLAZA SAN LUCAS
Uno de los espacios con más historia de la parte sur del antiguo casco de la ciudad de México, se considera que en sus inmediaciones estuvo el llamado Fuerte de Xoloc, una de las entradas a la ciudad prehispánica y precisamente por donde entraron a ella los españoles en 1519. Asociada al barrio de Teopan, después llamado San Pablo, en este lugar se estableció de manera temprana una capilla franciscana dedicada al evangelista San Lucas y auspiciada por el gremio de los matanceros debido a la presencia del rastro al sur de la misma en el siglo XVI. Los comercios que rodeaban a la Plaza estaban relacionados con el negocio de la carne, curtidurías, tenerías, peleterías, entre otras, con una organización gremial muy importante. Como otros espacios de similares características, en este lugar también se levantó un importante mercado a finales del siglo XIX, el cual perduró hasta mediados del siglo XX en que se limpió la plaza. Otros lugares de interés que le dieron identidad al rumbo fueron la Casa de las Recogidas de Santa María Magdalena, al oriente de la plaza, que era un albergue forzoso y de reclusión de mujeres dedicadas a la vida pública, después fue convertido en Museo Agrario. La importancia histórica del sitio sale a la luz con los importantes hallazgos arqueológicos en la zona de norponiente de la plaza, desde el adoratorio de Ehecatl-Quetzalcoalt durante la construcción del Metro, hasta  basamentos, restos de cerámica y entierros.
PLAZA DE SAN PABLO
PLAZA DE SAN PABLO
De las mas antiguas de la ciudad, muy probablemente de origen prehispánico. Está ubicada al poniente de la iglesia de San Pablo El Viejo que hoy forma parte del Hospital Juárez. Se tienen noticias de que la iglesia dedicada al “apóstol de los gentiles”, se levantó en el mismo lugar en que se hallaba el teocalli principal del Campan o Barrio prehispánico de Teopan, también conocido como Zoquipan o Xochimilca, a la sazón el más grande de los cuatro en que se dividía la antigua ciudad mexica. Según la tradición, fue el franciscano fray Pedro de Gante quien levanta la primitiva capilla; sin embargo, en 1569 es secularizada por fray Alonso de Montúfar, arzobispo de México, y para 1575 cedida por cédula real a los agustinos que, al mando de fray Alonso de la Veracruz, fundaron ahí un colegio que llegó a ser el mas grande de la Nueva España. Con la independencia, el colegio cerró hacia 1821, se convirtió en cuartel y hacia 1847 en hospital de sangre y después en hospital municipal con el nombre de San Pablo, teniendo como uno de sus médicos al mismo párroco de la iglesia adjunta, Ladislao Pascua. A la muerte del presidente Benito Juárez, se le da su nombre a este hospital. La iglesia fue cerrada en 1861 y usada como bodega y caballeriza, en 1928 perdió la cúpula barroca por el abandono en que se encontraba; fue restaurado y convertido en el auditorio del Hospital, hoy Escuela Médico Militar.
PARQUE DEL INDIO, JARDÍN CASIMIRO CHOWELL
PARQUE DEL INDIO, JARDÍN CASIMIRO CHOWELL
A finales del siglo XVIII se construye el Paseo de La Viga, paralelo al canal y diseñado para el tránsito de caballos y carruajes, que iniciaba por un lado de lo que ahora este parque y que un par de cuadras al sur se unía con el Canal. El otro nombre con que se conoce el parque, “Del Indio” seguramente se debe a que a principios del siglo XX fueron colocadas muy cerca de ahí, a ambos lados del Paseo de la Viga, las esculturas de los tlatoanis Izcoatl y Ahuízotl, popularmente conocidos como los “Indios Verdes”, realizadas en bronce por Alejandro Casarín para la Exposición Universal de París en 1889 a donde nunca llegaron, por lo que fueron colocados al inicio del Paseo de la Reforma en 1890. Tras ser rechazados por algún sector de la sociedad porfiriana, fueron trasladados al Paseo de la Viga en 1902 en donde permanecieron hasta los años 40 del siglo XX en que fueron nuevamente trasladados, ahora a la salida de la carretera México-Pachuca y, en años recientes, al Parque del Mestizaje en la Delegación Gustavo A. Madero.   
DEPORTIVO VENUSTIANO CARRANZA | JARDÍN CHIAPAS | JARDÍN DE LOS PERIODISTAS ILUSTRES
DEPORTIVO VENUSTIANO CARRANZA 
Complejo deportivo del oriente del antiguo casco de la ciudad creado en 1929 e inaugurado el 20 de noviembre de ese año por el entonces presidente de la república Emilio Portes Gil, en parte de lo que fuera el antiguo Parque de Balbuena. De estilo Art Déco, fue fue centro de adiestramiento militar con motivo de la Segunda Guerra Mundial en 1942. En lo que ahora es un auditorio, estuvo instalado el Cine-Teatro Venustiano Carranza. El espacio original que ocupó el complejo deportivo fue entre las actuales calles de H. Congreso de la Unión al poniente, Sidar y Ruvirosa al norte, Retorno 1 de Cecilio Robelo al oriente y Cecicilo Robelo al sur; sin embargo, fue drásticamente recortado en la parte oriente en donde ahora se hallan instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México. En 2014 fue sometido a un intenso proceso de restauración para darle nueva vida al espacio que se encontraba muy deteriorado.
JARDÍN CHIAPAS 
Este espacio formó parte del proyecto porfiriano del Parque de Balbuena, que pretendía ser la réplica en la parte oriente de la ciudad de lo que representaba el Bosque de Chapultepec al poniente. Dentro de este jardín encontramos la Plaza Cívica Benemérito de Las Américas, inaugurada en el 2008 con motivo del 136 aniversario luctuoso del ex presidente Benito Juárez García.
JARDÍN DE LOS PERIODISTAS ILUSTRES
Este espacio, como el Jardín Chiapas y el Deportivo Venustiano Carranza, perteneció al antiguo Parque de Balbuena. Anteriormente llamado Francisco Morazán, este jardín se halla delimitado al poniente por la Av. H. Congreso de la Unión, misma que antes llevó el nombre de Francisco Morazán y Paseo de Balbuena, al norte por Fray Servando Teresa de Mier, al oriente por la calle Cucurpe y al sur por Lucas Alamán. Aquí se encuentran los bustos en homenaje a distintos periodistas, como, José Pagés Llergo, Miguel Ángel Granados Chapa, Ricardo Rocha, Jacobo Zabludovsky, Julio Sherer, Lolita Ayala, Virgilio Caballero y Elena Poniatowska. También se encuentran las esculturas de Martín Luis Guzmán y Francisco Martínez de la Vega. Actualmente el Parque o Jardín de los periodistas ilustres es famoso también por un gran mercado de artículos navideños que se instala ahí durante la temporada decembrina, convirtiendo el corredor en toda una romería.
PLAZA DE LA SOLEDAD
PLAZA DE LA SOLEDAD
Ubicada al oriente extremo del antiguo casco de la ciudad, la Plaza de la Soledad toma su nombre del templo que se halla en su costado oriente. Este espacio ha cambiado de trazo más de una vez, dependiendo de los distintos arreglos que se han llevado a cabo en la zona. En el siglo XX fue un referente al ubicarse en su entorno distintas terminales de autobuses foráneos hasta que fueron creadas las centrales de autobuses, en particular la oriente (TAPO); sin embargo, aún ahora de aquí siguen saliendo alguna líneas que ofrecen precios módicos. El templo de la Soledad remonta a una antigua capilla que en 1574 le fue cedida a los agustinos para fundar una doctrina de indios; con el tiempo adquirió el rango de priorato, convirtiéndose en un templo importante que fue consagrado en 1731, fue secularizada en 1750. Para la segunda mitad del siglo XVIII, la iglesia fue reconstruida, ampliada y embellecida por el padre Gregorio Pérez Cancio, para lo cual se asesoró de los notables arquitectos Cayetano de Sigüenza, Ildefonso Iniesta Bejarano, Francisco Guerrero y Torres e Ignacio Castera. El templo, de estilo neoclásico, fue terminado en 1787 y dedicado en 1792, poco tiempo después se le añadió la capilla de la Santa Escuela, atribuida al valenciano Manuel Tolsá.
JARDÍN DE LA CONVENCIÓN DE AGUASCALIENTES Y JARDÍN OAXACA
JARDÍN DE LA CONVENCIÓN DE AGUASCALIENTES Y JARDÍN OAXACA
La Plaza Cívica Aguascalientes es un jardín que, hasta mediados del siglo XX, formaba parte del llamado entonces cinturón de miseria de la capital, en la colonia Penitenciaría. Originalmente este espacio se hallaba mas allá del Dique de Ahuitzotl y por lo tanto, mas allá del trazo primitivo de la ciudad española. Se encuentra frente al “Palacio Negro”, el antiguo Penal de Lecumberri, hoy transformado en Archivo General de la Nación. Dentro de la plaza se encuentra un monumento dedicado a la Soberana Convención de Aguascalientes de 1914 y la escultura en homenaje al Ingeniero Heberto Castillo, destacado luchador social de la izquierda en el siglo XX. Este jardín se halla al sur de la Plaza Cívica Aguascalientes, por lo que es común que se les confunda como si fueran un mismo lugar. En este parque existe una escultura del Flechador del Cielo, leyenda mixteca que dice que la tarde existe ya que el sol ha sido herido por un flechador, la escultura es obra de Tiburcio Ortiz. 
CALLE PEATONAL FRANCISCO I. MADERO
CALLE PEATONAL FRANCISCO I. MADERO
La calle de Madero inicia en el Eje Central, en lo que fue la capilla del Tercer Orden del convento grande de San Francisco y, en tiempos mexicas el gran zoológico de Moctezuma, y termina justo en la Plaza de la Constitución. A partir del siglo XVII tuvo dos nombres: en un primer tramo, hasta Isabel la Católica, se denominó San Francisco y, a partir de ahí, Plateros por haberse establecido en ese tramo el gremio de estos artesanos que tanta fama le dieran a la ciudad y al virreinato de la Nueva España. La Casa de los Azulejos, antigua mansión de los Condes del Valle de Orizaba habiendo sido construida a finales del sigo XVI, fue transformada en el XVII y recubierta de piezas de talavera que le da su peculiar aspecto. El Palacio de Iturbide, fue construido a mediados del siglo XVIII, por los marqueses de Jaral de Berrio y condes de San Mateo de Valparaíso como regalo de bodas para su hija. Pasos más adelante se ubica el magnífico templo de la Profesa construido a inicios del siglo XVIII en un predio donde los jesuitas ya habían levantado una pequeña capilla a finales del siglo XVI y abierto su Casa Profesa, sitio donde los futuros miembros de la Compañía de Jesús, tomaban el hábito.
Credits: All media
The story featured may in some cases have been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile