¡Aquí Estamos: The Heart of Arte!

National Hispanic Cultural Center

Selecciones de la colección permanente del Museo de Arte del Centro Cultural Nacional Hispano, que incluye aproximadamente 2,500 obras creadas por artistas hispanos, chicanos y latinos de todo el mundo. Cada obra de arte refleja la diversidad de las experiencias de los latinos con vitalidad, sentido del humor, creatividad y conciencia social. Con una variedad de enfoques y medios, los artistas ilustran las intersecciones complejas de la identidad y demuestran que no existe una manera única de crear arte que ejemplifique lo que significa ser hispano, chicano o latino.

Ray Martín Abeyta pintó óleos con un nivel de detalle increíble en un estilo barroco español impregnado de temáticas contemporáneas. En esa obra, el artista expresa su frustración ante las oportunidades creativas y expresivas limitadas históricamente para las mujeres, sin importar el trasfondo cultural.

Castillo se inspiró en el entorno natural y la infraestructura de Nuevo México, donde creció. Asimismo, explica que la temática de su obra es "el desplazamiento en los seres humanos y el medioambiente", aunque también aborda "la pragmática de poder trabajar en la maquinaria".

Margaret Herrera (Chávez) creció en un rancho en el condado de Mora. Es una de las pocas artistas nuevomexicanas conocidas y de las que existen registros, que trabajó en Nuevo México en las décadas de los cincuenta y sesenta. Herrera creó múltiples representaciones de la Iglesia de San Felipe de Neri en el centro histórico de Albuquerque con diferentes métodos.

Estos hermanos son artistas de técnica mixta con doble nacionalidad, que se dedican a explorar las problemáticas sociales y políticas a través de sus obras. Esta pieza se puede considerar un comentario sobre el famoso libro "Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus" (1992), que aborda los estilos emocionales y comunicativos a los que recurre cada género.

Ante la frustración por la escasez de superhéroes de origen étnico en los cómics, Garcia decidió crear uno propio. Inicialmente, usó al Hombre Tamal en tapas de cómics falsos (como esta impresión). Más tarde, Garcia incluyó al personaje en calcomanías, camisetas y una tira cómica real. Recientemente, creó un juguete tridimensional con su imagen.

En "¡Ni Una Más!", Enriquez-Courts explora la temática de las mujeres desaparecidas en la frontera entre México y EE.UU. La autora escribe: "Espero algún día trabajar con los problemas fronterizos y ayudar a los necesitados que llegan a este país en busca de una mejor calidad de vida".

Portillo declara que sus imágenes no son una crítica a la cultura, sino una declaración de la condición humana en general. En "America-B.29", Portillo no busca idealizar a los sujetos, sino capturar momentos humanos, crudos y de empoderamiento.

Kenny Chavez habla sobre su proceso creativo durante la producción de esta pieza.

Mediante la fusión de las sensibilidades tradicionales y contemporáneas, Tapia desafía las tradiciones, las mitologías, los estereotipos y los íconos. Su especificidad cultural y sentido del humor infunden a su obra un sentido de identidad y pertenencia.

Arreguín, inspirado en la impresión en madera "La gran ola de Kanagawa" (siglo XIX) del artista japonés Katsushika Hokusai (1760-1849), adaptó la imagen de las olas que rompen y agregó salmones que nadan corriente arriba para aparearse. "Chiwana" es el nombre que las tribus chinook le dan al río Columbia en el noroeste de Estados Unidos.

"Sagrado Corazón" es una de las representaciones de arte religioso más populares. La corona de espinas hace alusión al sufrimiento de Cristo, mientras que el corazón representa el amor divino por la humanidad. Sánchez aporta una cualidad notablemente original y sensual a esta obra, al mismo tiempo que crea dibujos a partir de las formas esenciales y orgánicas de la naturaleza.

El artista Verne Lucero habla sobre su obra, "El aquanil de mi abuela".

Impresión de pantalla en ocho colores

Impresión de pantalla en cuatro colores

Alfonso es grabador, pintor, fotógrafo y escultor. Pasó las últimas décadas trabajando con el Taller Experimental de Gráfica, ubicado en La Habana Vieja y fundado en 1962 por el muralista cubano Orlando Suarez y el activista Ernesto "Che" Guevara.

Rubén Trejo, quien nació en un vagón de Burlington Railroad Yards en Saint Paul, Minnesota, se inspira en las estaciones de ferrocarril donde vivía con su familia cuando era niño. "Joaquín/Walking Sticks" está hecho con tachas de ferrocarril soldadas.

El artista Edward Gonzales habla sobre su obra, "Requiem".

Rosana Paulino es una artista feminista cuyo trabajo explora la experiencia afrobrasileña y aborda el legado violento de la esclavitud. Gran parte de sus imágenes abordan la temática de la piel negra y el sometimiento del cuerpo femenino de color. En 2011, obtuvo un doctorado en Grabado de la Universidad de São Paulo.

Póla López es una pintora autodidacta y activista política interesada en la producción de arte que rompa barreras. "No soy adorno de capota" es una declaración abierta sobre la cosificación de la mujer en la sociedad actual.

Madera tallada y pintada, pelo animal.

Miguel Gandert es fotógrafo de bellas artes y documentales, además de desempeñarse como profesor adjunto en la Universidad de Nuevo México. Para Gandert, el documental es una forma de arte con gran capacidad de expresión y una manera de contar historias y comprender relaciones culturales complejas.

"The chocolatera" habla sobre el valor y el legado precolombino de los granos de cacao. Trujillo afirma: "cuando diseño, siento que fabrico un objeto sagrado, un receptáculo para algo muy especial".

En las pinturas de Susan Contreras, personajes enmascarados joviales cobran vida con colores alegres. Susan vivió con su familia en México hasta los cuatro años, pero atribuye su afinidad por la alegría y los colores a su país natal. Su interés por las máscaras es un reflejo de la época que pasó observando ceremonias enmascaradas mexicanas.

Pinturas al agua sobre pino.

Patrocinio Barela fue el primer artista de cualquier origen étnico proveniente de Taos, Nuevo México, en exhibir una pieza en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York, en 1934. La Administración para el Progreso de Obras (Works Progress Administration, WPA) lo contrató para que esculpiera piezas en el marco de los programas de financiamiento federal del New Deal que promovió el presidente Franklin D. Roosevelt.

Vista acelerada de una pieza en exhibición, en el museo del Centro Cultural Nacional Hispano.

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil