La coronación de la reina Isabel II 

La coronación de la reina Isabel II fue un día solemne, de esplendor, celebrado en todo el mundo, y marcó el inicio de un reino histórico y prolongado.

Los niños celebran la coronación.
Rey Jorge VI

La Adhesión de la Reina

El rey Jorge VI murió mientras dormía en Sandringham House el 6 de febrero de 1952 por la noche. Tenía tan solo 56 años. Una enfermedad crónica y el estrés del liderazgo durante la época oscura de la Segunda Guerra Mundial habían afectado a este tan apreciado monarca.

La princesa Isabel, la hija mayor del rey, estaba en Kenia iniciando un viaje real por los estados de la Mancomunidad de Naciones, y representaba a su padre quien no podía viajar por su estado de salud.

Su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo, le dio la noticia de la muerte de su padre.

Isabel, de solo 25 años de edad, no solo tuvo que encarar la aflicción de perder a su padre, sino también la abrumadora posibilidad de ser la nueva Reina del Reino Unido y Jefa de la Mancomunidad de Naciones.

Aunque Isabel accedió al trono, su coronación se llevó a cabo 16 meses después. 

Retrato de la Duquesa de York (futura Reina Madre) con su hija recién nacida, la princesa Isabel

La joven Isabel

Isabel nació el 21 de abril de 1926 en Londres. Cuatro años después, nació su hermana, la princesa Margarita. Su padre, el Duque de York, fue el segundo hijo del rey Jorge V, por lo tanto, no estaba previsto que llegara a ser rey.

Pero todo esto cambió en 1936, cuando el hermano mayor de su padre, el rey Eduardo VIII abdicó del trono debido a su deseo de casarse con la divorciada estadounidense, Wallis Simpson. Esta unión no era compatible con el rol de Eduardo como gobernador supremo de la Iglesia de Inglaterra. El padre de Isabel se convirtió, entonces, en el rey Jorge VI, y ella se convirtió en heredera al trono.

Incluso cuando era pequeña, el carácter fuerte y la actitud responsable de la princesa Isabel eran notables. Durante la Segunda Guerra Mundial, habló en la radio para animar el espíritu de los niños, apoyó a organizaciones de caridad y, a los 18, se unió al Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres y recibió capacitación para realizar trabajos de piloto y mecánico.

En 1947, la princesa hizo su primer viaje real con sus padres en Sudáfrica. 

La princesa Isabel con su madre y su hermana
Princesa Isabel, 1929
Una salida familiar, 1936

"Declaro ante ustedes que mi vida entera, ya sea larga o corta, será dedicada a vuestro servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos".

Princesa Isabel, 1947

Príncipe Felipe

La princesa Isabel conoció por primera vez al príncipe Felipe en 1934, cuando tenía solo ocho años. Felipe era un príncipe griego. Habían obligado a su familia a exiliarse en 1922 cuando él era un bebé.

Después de otro encuentro en 1939, cuando la princesa Isabel tenía solo 13 años, declaró que estaba enamorada de Felipe. En ese entonces, él era cadete oficial de la Marina Real y los dos comenzaron a escribirse de manera habitual.

Príncipe Felipe
La pareja real

La boda real

El príncipe Felipe prestó servicio activo durante la Segunda Guerra Mundial en el Mediterráneo, pero después de la guerra, él y la princesa pudieron continuar con su cortejo. Su compromiso fue anunciado en 1947 y se casaron en la Abadía de Westminster el 20 de noviembre. Ese mismo día, el príncipe Felipe fue ennoblecido con el título de Duque de Edimburgo. 

Personas haciendo cola para conseguir raciones de comida 

Gran Bretaña en 1953

En 1953, Gran Bretaña aún sufría las secuelas de la Segunda Guerra Mundial. El racionamiento de alimentos aún continuaba en el caso del azúcar y la carne, y era muy poco popular. Las ruinas de los bombardeos marcaban muchas ciudades.

El prestigio de Gran Bretaña como una de las potencias mundiales estaba bajo amenaza y el Imperio se desvanecía.

Pero la década de 1950 marcó el inicio de la recuperación de esa época de austeridad posterior a la guerra. Los salarios se incrementaban, el racionamiento se reducía y el gobierno había lanzado un programa de construcción de viviendas a gran escala.

La coronación de una nueva Reina, joven, bella y esmerada, parecía anunciar un mejor futuro.

"La época de la coronación podría representarse con el ave fénix. Todo resurgía de las cenizas y mejoraba cada vez más".

Princesa Margarita
Desfile por las calles de Londres

El desfile

Los preparativos para la coronación de la reina Isabel II comenzaron cuando accedió al trono en febrero de 1952. Pero la coronación se realizó 16 meses después, el 2 de junio de 1953.

El día tan esperado comenzó con un desfile desde el Palacio de Buckingham hacia la Abadía de Westminster, el sitio de las coronaciones inglesas y británicas desde la coronación de Harold II en 1066. A pesar de la lluvia torrencial, miles de espectadores congregados guardan su lugar a lo largo de la ruta acampando por la noche.

Se calcula que, en el día de la coronación, hubo aproximadamente tres millones de personas a lo largo de las calles para aclamar a la nueva reina. Hubo chubascos esporádicos durante todo el día, pero el clima mejoró en el momento del desfile.

Fue guiado por las bandas masivas de la Brigada de Guardias, seguidas de los grupos de las fuerzas armadas de las naciones de la Mancomunidad. Los jefes de estado y los miembros de la realeza extranjeros viajaban en carrozas. Los seguía la Reina en la Carroza Oficial de Oro. 

Soldados marchan durante el desfile.

Hillary y Everest

El 29 de mayo de 1953, el alpinista neozelandés Edmund Hillary y el sherpa nepalés Tenzing Norgay se convirtieron en los primeros hombres en alcanzar la cima del Monte Everest, la montaña más alta del mundo. Dado que tenían poco oxígeno, solo pudieron quedarse 15 minutos en la cima, que se encuentra a una altitud de 29.029 pies.

Las noticias de este logro extraordinario llegaron a Gran Bretaña en la mañana de la coronación. Inmediatamente, se lo consideró como un regalo a la joven reina por su coronación. A medida que la novedad se esparcía por las calles de Londres, se percibía un mayor alborozo.

La nueva reina otorgó el título de caballero a Hillary y al líder de la expedición, el coronel John Hunt. Norgay recibió la George Medal (Medalla del rey Jorge).

Edmund Hillary y Tenzing Norgay 

Carrozas reales

La monarquía británica cuenta con más de 100 carrozas y carruajes. La de mayor prestigio es la Carroza Oficial de Oro, utilizada por la reina Isabel para su coronación. La carroza fue construida en Londres en 1762. Es jalada por ocho caballos y pesa cuatro toneladas. Está adornada con una gran cantidad de hojas de oro (de ahí su nombre) y paneles pintados.

Recientemente, la más utilizada de las carrozas reales ha sido la State Landau, construida en 1902. Se utilizó para la boda de Guillermo y Catalina, y en el Jubileo de Diamante de la Reina en 2012. 

Grabado de la Abadía de Westminster

La coronación

La llegada de la reina Isabel a la Abadía de Westminster, donde la esperaban 8.000 invitados, marcó el inicio de la ceremonia religiosa que concluiría en su coronación.

Llevaba un vestido de seda blanco, bordado con los emblemas de los países de la Mancomunidad, y el Manto del Estado, hecho de terciopelo y de más de cinco metros de largo. Lo llevaban siete damas de honor.

En el altar, la Reina prestó el Juramento de la Corona mediante el cual juró mantener la justicia y el cumplimiento de las leyes en sus dominios, así como defender la fe Anglicana. Luego, en el momento más sagrado y antiguo de la ceremonia, el Arzobispo de Canterbury ungió a la Reina con el santo óleo cuando se sentó en la Silla de la Coronación. Cuando recibió el cetro, orbe y manto real, y finalmente la corona, la congregación respondió con el grito de "¡Dios salve a la Reina!".

"Por la gracia de Dios, mantendré mis promesas y las cumpliré".

Reina Isabel II, 1953

Después de la ceremonia

Tras la ceremonia de coronación, la Reina regresó al Palacio de Buckingham en la Carroza Oficial de Oro. De inmediato, se reunió una gran multitud alrededor de las rejas del palacio y comenzaron a cantar "¡Queremos ver a la Reina!".

La Reina, acompañada por la Familia Real, realizó debidamente la primera de varias presentaciones en el balcón. La multitud la saludaba con grandes ovaciones. Luego, volvió adentro para asistir al primero de dos Banquetes de Coronación cuyos invitados eran familiares, miembros de la realeza extranjeros y dignatarios que la visitaban.

En el segundo banquete, se sirvió por primera vez el "Pollo de la Coronación", un plato creado para la ocasión, de pollo frío en salsa de curry cremosa.

A las cinco p. m. (diferido varias veces por mal tiempo), hubo una presentación de más de 150 aviones sobrevolando el Palacio de Buckingham. La última salida al balcón de la Reina fue a medianoche. 

"Tenemos la esperanza de ser testigos del inicio de una nueva era isabelina, tan célebre como la primera".

Clement Attlee, 1953

Televisión

La coronación de la reina Isabel II se convirtió en un evento importante en la historia de la televisión. La ceremonia, en sí, nunca había sido grabada antoriormente. Aunque el Primer Ministro, Winston Churchill, pensaba que no era correcto, la Reina creía que era una buena idea filmar la ceremonia. Menos de un tercio de la población británica tenía televisor en 1952, pero la demanda para ver la coronación era enorme. Durante la preparación para el evento, la BBC trabajó febrilmente para aumentar la cobertura y se incrementaron las ventas de televisores en gran medida.

El día del evento, se reunieron multitudes en salas de estar, cines y teatros para ver las 11 horas de cobertura en vivo. La transmisión en vivo era en blanco y negro, aunque se filmó a color. Se calculó que el público televisivo en el Reino Unido alcanzó los 20 millones (40% de la población). En ese momento, la televisión se convirtió en el medio de entretenimiento predominante en el Reino Unido. 

Sala de control de transmisión de TV de la BBC
La coronación por televisión

Un largo reinado

La coronación de la reina Isabel II marcó el inicio de un reinado extraordinario que es, a la fecha, el segundo más largo de la historia británica.

En este período, ha emprendido una innumerable cantidad de viajes a distintos países y estados de la Mancomunidad de las Naciones, y se ha convertido en la Jefa de Estado que más recorridos realizó en la historia.

Su reinado fue testigo de cambios notables y drásticos en el Reino Unido y en todo el mundo, como la disolución gradual del poder del Imperio Británico.

La familia real tuvo que sobrellevar sus propios traumas, incluida la ruptura de los matrimonios de tres de sus cuatro hijos, y la muerte trágica e intempestiva de Diana, Princesa de Gales, en 1997.

Sin embargo, la Reina, junto al príncipe Felipe a su lado, permaneció firme, decorosa y diligente. Ha retenido una enorme popularidad tanto en su país como en el extranjero. Esto se observó en el entusiasmo del público que la saludaba en su Jubileo de Diamante en 2012. 

Créditos: Historia

Toby Groom, Documentary Producer & Historian 
Mike Lewis, CEO & Founder, Historvius.com

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil