Legado digital de un explorador de la época victoriana

British Museum

Proyecto sobre los Mayas del Museo Británico y Google

A. P. Maudslay
Un pionero en el estudio de los mayas

En la década de 1880, el explorador británico Alfred Maudslay viajó por Guatemala, México, Honduras y Belice. Le fascinaban los restos de las antiguas ciudades mayas en estos países y fue uno de los primeros investigadores científicos que realizó anotaciones de detalles de algunos de estos sitios.

El depósito del Museo Británico alberga más de cuatrocientos vaciados en yeso. Estos se realizaron en la última década del siglo XIX a partir de los moldes que Maudslay hizo en América Central y México.

Algunos se pintaron posteriormente y, en su conjunto, constituyen uno de los repositorios de antigua escritura maya más grandes de Europa.

Testimonio escrito:
Cuadernos de viaje y diarios

Maudslay también dejó al Museo Británico una serie de cuadernos de campo, pasajes de diarios y bocetos. Gracias al Proyecto sobre los Mayas del Museo Británico y Google se han escaneado ya unas 1200 páginas de notas y medidas.

Esto es una página típica de uno de los diarios de Maudslay con el boceto del mapa de un yacimiento arqueológico, probablemente Iximché en Guatemala, que incluye medidas de distancia y altura, además de cálculos.

En la imagen escaneada se pueden distinguir todos y cada uno de los trazos de su portaminas. Por las huellas de sus dedos a la derecha se aprecia también que lo dibujó con las manos llenas de polvo.

Fotografía de viajes
Un pionero en la captura de imágenes

Maudslay utilizó una técnica relativamente nueva para tomar increíbles fotografías de antiguos sitios mayas y monumentos. Puede que la fotografía con placas secas fuera más práctica que el método de placas húmedas a la hora de viajar, pero los productos químicos seguían siendo necesarios, al igual que el transporte de multitud de placas de vidrio.

Es probable que Maudslay llevara a Guatemala cajas parecidas a esta para asegurarse de que sus negativos de placa de vidrio —o al menos gran parte de ellos— sobrevivirían a los largos y arduos viajes.

En sus archivos, el Museo Británico atesora más de ochocientos negativos de placa de vidrio de A.P. Maudslay; son los que ahora se están escaneando como parte del Proyecto sobre los Mayas del Museo Británico y Google.

Las imágenes escaneadas de alta resolución nos permiten apreciar los minuciosos detalles de las fotografías. Aquí vemos el negativo sobre la caja de luz.

Escaneo 3D
La conservación de las imágenes capturadas por A.P. Maudslay

El dispositivo usado por el proyecto para preservar la información que contienen los vaciados de Maudslay y facilitar el acceso y estudio es un escáner de luz estructurada que crea modelos 3D.

Durante el escaneo de los vaciados se descubrió la firma del maestro yesero, Lorenzo Giuntini, que Maudslay contrató para, primero, realizar los moldes en América Central y, después, hacer los vaciados de los monumentos una vez en Londres.

Este vaciado es uno de los treinta y uno que conforman la Estela E de Quiriguá a tamaño natural. Es estupendo poder ver el rostro del gobernante en primer plano, ya que en el yacimiento se eleva entre cuatro y cinco metros por encima de los visitantes.

Al hacer el escaneo 3D de todos los vaciados por separado (aquí vemos una captura de pantalla con el rostro del gobernante)...

estos se pueden unir de nuevo para formar un modelo completo del monumento.

La captura de imágenes en yeso
Los vaciados en yeso se hicieron a partir de moldes; estos últimos pueden ser de yeso o de papel.

Esto es un ejemplo de impresión mediante «frottage» o molde que se utilizó para crear un negativo de una escultura en el yacimiento maya de Palenque. Ya de vuelta en Londres, se hizo un vaciado a partir de esta impresión. Es una copia fiel del original, que se dejó in situ en Palenque.

Algunos de los moldes de yeso por piezas aún siguen almacenados en enormes cajones, puesto que el centro de atención suelen ser los vaciados. Los moldes se consideran el vehículo para obtener vaciados de calidad y, a menudo, se destruyen tras el proceso de vaciado.

Para su transporte, los moldes de yeso por piezas se envolvieron por separado con relleno orgánico y papel para embalar, y se ataron con una cuerda.

Ahora, se tienen que desenvolver de nuevo uno por uno.

El material de relleno se suele adherir a la superficie de los moldes y se tiene que eliminar con un cepillo.

Después de limpiarlos, los moldes se colocan sobre mesas para ser clasificados de acuerdo con la secuencia general del molde del monumento.

Las etiquetas ayudan a clasificar los moldes por piezas en el orden correcto.

Aun así, lleva tiempo completar el rompecabezas.

También se usa fotogrametría para digitalizar cada uno de los moldes por piezas.

Se espera que estas imágenes 3D de los moldes por piezas permitan una reconstrucción digital del molde completo del monumento.

Esta es una parte del rompecabezas ya encajada. En este caso, vemos las más de cien piezas de yeso que forman una parte del Zoomorfo P de Quiriguá.

El monumento completo consta de más de ochocientas piezas, así que esto no es más que una esquina.

Giuntini y Maudslay necesitaron varias semanas y unas dos toneladas de yeso París para completar el molde del Zoomorfo P de Quiriguá.

Imágenes e innovación
Las viejas fotografías convergen con las nuevas tecnologías

Gracias a la digitalización de los diferentes objetos de las colecciones de Maudslay, el Proyecto sobre los Mayas del Museo Británico y Google desentierra el tesoro escondido de este importante material para que todo el mundo tenga acceso.

Aquí, el público disfrutando de nuestras visitas de realidad virtual y aumentada a sitios mayas en Guatemala. Estas permiten aprender más acerca de los antiguos mayas, y de los actuales, de un modo interactivo y divertido.

Y para mayistas y epigrafistas, el acceso digital supone la posibilidad de actualizar sus conocimientos sobre los antiguos mayas, y de seguir descifrando y entendiendo los complejos textos jeroglíficos.

Probablemente, A.P. Maudslay, que tenía especial interés en preservar las inscripciones y el increíble patrimonio con el que se topó en América Central y México, habría disfrutado con las posibilidades y los retos del uso de las nuevas tecnologías en armonía con su labor pionera.

Créditos: Historia

Todas las imágenes © Trustees of the British Museum.
Texto y selección de imágenes: Claudia Zehrt.
Gracias a Kate Jarvis, Christos Gerontinis, Jonathan Mortemore, Dr. Christophe Helmke y otros colaboradores del Proyecto sobre los Mayas del Museo Británico y Google Arts & Culture.

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil