ÁNGELES Y ARCÁNGELES

Museo Pedro de Osma

Estas imágenes fueron asimiladas por sectores de la población como objetos de culto...

... luego de relacionar formas del arte europeo con la tradición de las antiguas figuras aladas o aves guerreras de tiempos prehispánicos.

Los pintores coloniales los imaginaron eternamente jóvenes, asexuados, vestidos indistintamente con largas túnicas o uniforme militar.

El arcángel Miguel, el jefe de las cohortes celestiales, el que lucha contra el demonio, tuvo mucha acogida y su nombre patrocinó la cofradía de indígenas de Lima.

Aquí se le muestra sobre fondo de paisaje, no matando al demonio o con la balanza con que suele pesar las almas.

Está vestido con armadura metálica de caballero y con un bastón de mando general, propio de autoridad militar, en reemplazo de la espada que le correspondería.

El museo conserva otro tema similar del arcángel arcabucero en el que se aprecia los mismos atributos anotados, pero curiosamente con otra inscripción Timor Dei, que significa Temor de Dios.

Rafael es considerado jefe de los arcángeles custodios y por ende de la humanidad.

Se le reconoce por llevar en las manos un pescado con cuya hiel habría curado la ceguera del padre del joven Tobías, con el cual, hasta inicios del siglo XVII, también se le solía representar.

A finales del siglo XVII, la combinación de formas de arte europeo y tradiciones del Antiguo Perú dio origen a los arcángeles arcabuceros, considerados una invención propia de los Andes del sur peruano.

En esta imagen, el arcángel lleva el arcabuz español cuyo sonido se identificó con el trueno (uno de los atributos del dios Illapa).

Museo Pedro de Osma
Créditos: Historia

Museo Pedro de Osma

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil