Las obras de arte de Patrocinio Barela

National Hispanic Cultural Center

Estudio sobre el artista a quien la revista Time llamó el “descubrimiento del año".

Introducción

Patrocinio Barela nació en Bisbee, Arizona, alrededor de 1900 y se mudó a Taos junto a su padre y su hermano, en 1908. Se ganó la vida como trabajador itinerante en el suroeste y, en 1930, volvió a Cañon, cerca de Taos.

En ese entonces, Barela comenzó a tallar sus esculturas orgánicas sin pintura en madera regional. Los administradores del Works Progress Administration’s Federal Art Project (WPA/FAP) lo descubrieron y fomentaron su arte.

Las obras de Barela, que a menudo son difíciles de clasificar, se presentaron en la exhibición New Horizons of American Art, una de las más importantes del país, que se realizó en el Museum of Modern Art de Nueva York en 1936.

Gracias a esta exposición, Barela obtuvo gran reconocimiento y se ganó una reputación artística como "verdadero primitivo" y "genio inexperto". Fue en ese momento cuando la revista Time lo llamó el "descubrimiento del año".

Mientras que otros nuevomexicanos trabajaban respetando su tradición santera, Barela infundió su arte con elementos distintivos tanto personales como imaginarios, y se convirtió en uno de los artistas más queridos del lugar.|

Creó más de 1,400 obras durante toda su carrera y, a su vez, inspiró con su legado artístico a generaciones de artistas, escritores y eruditos nuevomexicanos. Murió en 1964, en su estudio de Taos.

En la actualidad, muchos de sus nietos y bisnietos siguen sus huellas artísticas.

Obras de arte seleccionadas

Las formas del hombre y su asiento son una ramificación natural de la madera.

En 1956, un periódico de Taos presentó una foto de esta pieza como una obra en progreso. Enebro. Regalo anónimo en homenaje a Virginia y Edward Lujan.

La carreta de la muerte es un símbolo tradicional que usa la fraternidad religiosa "los Penitentes" durante la procesión del Viernes Santo. Estas carretas generalmente incluyen un esqueleto, llamado Doña Sebastiana, que sostiene un arco y una flecha. Barela creó cuatro carretas de la muerte durante su vida. En esta imagen, la muerte está representada por una criatura similar a una serpiente y un barril de vino.

Los nudos de los árboles fueron un elemento fundamental en muchas de sus figuras.

Barela sabía perfectamente cómo usar el espacio negativo en sus composiciones. Enebro. Regalo anónimo en homenaje a Virginia y Edward Lujan.

Para hacer este Cristo articulado, es muy posible que se haya inspirado en las figuras del Santo Entierro que se exhiben en los féretros y se llevan en las procesiones del Viernes Santo. Pero la forma de su Cristo es más recta y vigorosa.

Barela creó varias figuras sexualmente explícitas. En esta representación, su humor tan mordaz es inconfundible. Estos dos personajes aluden a un supuesto incidente en el que uno de los amigos de Barela fue enjuiciado por un juez local. Al mirar la escultura del juez desde un ángulo determinado, solo se ve a un hombre fumando un gran cigarro. Pero si se la observa desde otro lado, la imagen tiene aspecto erótico.

Durante su juventud, Barela viajó por todo el sudoeste de Estados Unidos para poder trabajar. En tiempos difíciles, recibió ayuda de una familia negra. Es posible que dicho acontecimiento haya inspirado esta obra y muchas otras en las que retrata a hombres negros. Las marcas del cincel se usaron como elemento de diseño.

Barela disfrutaba sobre todo de crear piezas de padres con hijos, en especial la Sagrada Familia. En una de estas obras hay una paloma, el símbolo que representa al Espíritu Santo. En otra solo aparecen Jesús y San José.

Aunque esta pieza es relativamente pequeña, su significado es sumamente profundo. La forma de hongo puede interpretarse como representación de los pensamientos o las preocupaciones.

Aquí, Barela tuvo muy en cuenta la veta de la madera para formar los pliegues de la túnica de San Antonio.

Uno de sus temas recurrentes eran las "etapas de la vida". Aquí, el artista representa el nacimiento y la muerte mediante la imagen de un bebé rodeado por una serpiente.

Muchas de las obras de Barela son figuras que tienen una sola mano levantada. Aquí, este curioso personaje sostiene lo que podría ser una bolsa de dinero.

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil