2016

El Sitges del pasado

Museo de Maricel

Un recorrido artístico por la historia de Sitges

Joan Roig i Soler, líder de la Escuela Luminista, en este cuadro se inclinó por plasmar los signos del progreso y pintó el ferrocarril y la estación pocos meses después de su inauguración.
En la misma obra podemos ver la carretera de las costas que a partir del mismo año supuso una notable mejora en las comunicaciones y en la misma línea, el palo de telégrafos que proyecta su sombra en primer término.

Esta es una de las obras más famosas de Felip Masó, que representa la procesión de San Bartolomé, patrón de la localidad. Concretamente el momento en que el desfile popular encabezado por los gigantes y los bastones se dirigen hacia la iglesia.
El pintor situó la acción en un punto imaginario en el cual se mezclan elementos locales como la iglesia, con otros foráneos, creando un espacio donde desembocan dos calles.
Cabe destacar que muchas de las autoridades y participantes en la procesión son retratos reales.

Salvador Robert i Raventós fue un personaje polifacético, dotado de una profunda sensibilidad y de un gran sentido del humor.
A parte de una trabajo como barbero y su vocación de músico, también fue jardinero y agricultor en sus últimos quince años de vida.
Rusiñol utiliza la paleta de grises y blancos para transmitir al espectador el alma del retratado, una mirada concentrada en la partitura y con una actitud pensativa.

Pintamonas es el nombre que popularmente y de modo despectivo se da a los pintores y es el título con el cual se conoció el retrato en tono humorístico, del grupo de pintores que participaron en la decoración de la Cerveseria Cau Ferrat de Sitges.
Duran pintó al grupo de artistas frente a la playa, con los pinceles atados a largos palos como si fueran pintores de pared, formando una hilera encabezada por Santiago Rusiñol, vestido de blanco, seguido por el propio Duran, Antoni Almirall, Arcadi Mas i Fondevila, Joaquim de Miró y Miquel Utrillo, acompañados por Love, la perrita de Rusiñol.
Todos ellos dejan a su paso un rastro de pintura blanca y azul que se derrama de los cubos.

Miembro de la Escuela Luminista, nació en Sitges el año 1860. Su relación con Joan Roig i Soler y Arcadi Mas i Fondevila, fundadores de la escuela, influenció su obra, marcada por una sensibilidad de regusto impresionista, como se puede comprobar en esta vista del Huerto de Can Falç de Sitges.

A finales del siglo XIX en diversas capitales europeas, las cervecerías se convirtieron en establecimientos de moda, donde tenían lugar tertulias artísticas.
El año 1895 la transformación del Café Continental en la Cervecería Cau Ferrat no se puede desvincular de la presencia en Sitges de los pintores luministas y su estrecha relación con Santiago Rusiñol.
Este es el retrato de su propietario Pere Forment, conocido como Cuca, que Rusiñol inmortolizó en pleno trabajo.
La cervecería, ubicada en el Paseo de la Ribera, cerró sus puertas en 1905.

En este cuadro Joaquim de Miró pintó una escena de la vida cotidiana del Sitges de finales del siglo XIX, cuando el cultivo de la viña, en especial de la malvasía, su elaboración, comercialización y exportación eran una de las bases de la economía local.
El pintor centró la composición en la representación de una joven sentada, recolectando los granos de malvasía.
En el horizonte, detrás de la viña, podemos contemplar la línea de casitas blancas de la villa, el campanario y el mar.

Este monumento dedicado a El Greco, simboliza la admiración que Santiago Rusiñol y otros intelectuales y artistas del momento sentían por un pintor que veían como la personificación del genio y del ideal del artista moderno.

Esta escultura de Pere Jou representa Sitges bajo las formas de una mujer desnuda, medio arrodillada sosteniendo un racimo de malvasía delante de la cara como si lo fuera a morder.
La obra mantiene el contraste de texturas entre la rugosidad de los cabellos y la base y el bruñido de la piel, que le da un toque de sensualidad muy característico de las figuras en piedra del escultor.
No es casual que Jou uniese la representación de Sitges a la malvasía, ya que durante siglos su cultivo y producción estuvieron estrechamente ligados al nombre de la población.

Museu de Maricel
Créditos: reportaje

Consorci del Patrimoni de Sitges
Museu de Maricel
C/ Fonollar s/n
08870 Sitges
93.894.03.64
museusdesitges@diba.cat
www.museusdesitges.com

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil