Frida Kahlo en los Archivos de Arte Estadounidense

Archives of American Art, Smithsonian Institution

Introducción
Los Archivos de Arte Estadounidense del Instituto Smithsoniano presentan una mirada íntima de la vida de Kahlo y sus amores a través de las intensas cartas que escribía, las cálidas fotografías de ella y otros documentos extraídos de nuestras colecciones. Gracias a estos recursos verdaderamente únicos, comprendemos mejor las relaciones de Kahlo con la historiadora Florence Arquin, la artista Emmy Lou Packard, el fotógrafo Nickolas Muray, el coleccionista de arte Chester Dale y el escritor John Weatherwax.
Frida y Diego Rivera
Kahlo conoció al muralista mexicano Diego Rivera (1886-1957) en 1928, y se casaron al año siguiente. Muchas de las colecciones de los Archivos de Arte Estadounidense que documentan la vida de Frida Kahlo también registran la relación, a veces complicada, que tenía con Rivera. Las fotografías de Kahlo y Rivera abarcan desde los primeros años de su matrimonio, como este retrato tomado por Peter Juley, hasta la época en la que viajaban y trabajaban juntos en Estados Unidos y los últimos años en Coyoacán.

Diego Rivera todavía estaba casado con su segunda esposa, Guadalupe (Lupe) Marín, cuando conoció a Frida Kahlo en 1928. Diego y Frida se casaron el 21 de agosto de 1929, se divorciaron en 1939 y se volvieron a casar el 8 de diciembre de 1940 en San Francisco.
Según Emmy Lou Packard, Kahlo dejó esta nota para Rivera en el estudio de Treasure Island antes de partir hacia Nueva York, donde debía asistir a un juicio vinculado con Lupe Marín, la segunda esposa de Diego.
Frida escribió la nota mientras estuvieron divorciados, de 1939 a fines de 1940.
En septiembre de 1940, cuando el Dr. Leo Eloesser (un cirujano) internó a Kahlo en St. Luke’s Hospital porque debía "descansar", ella colocó en este sobre sus objetos de valor (un reloj y joyas). Se desconoce si los objetos estaban en el sobre cuando se lo dejó a Diego o si solo usó el sobre vacío para escribir la nota.
Transcripción: "Diego, mi amor: No se te olvide que en cuanto acabes el fresco, nos juntaremos ya para siempre, sin pleitos ni nada, solamente para querernos mucho. No te portes mal y haz todo lo que Emmy Lou te diga. Te adoro más que nunca. Tu niña, Frida. (Escríbeme)".

Frida y Florence Arquin
Florence Arquin (1900-1974), pintora y especialista en estudios latinoamericanos, viajó por toda América del Sur para documentar el arte y la cultura del continente, y usar el material en las numerosas clases que dictaba en Estados Unidos. A principio de los años cuarenta, mientras pintaba en México, entabló una relación cercana con Diego Rivera y Frida Kahlo. Una consecuencia tangible de dicha relación es el libro "Diego Rivera: The Shaping of an Artist, 1889-1921", publicado por Arquin en 1971. Como amiga cercana de Frida y Diego, Arquin les tomaba fotografías a color en el patio de la "Casa Azul", donde vivían, en las afueras de Coyoacán, México. En esas fotos, se muestra la intimidad del hogar de los artistas.
Frida y Nickolas Muray
Traducción del inglés: "Mi amor, mi dulce, mi Nick, mi vida, mi niño, te adoro. Todo mi cariño y mis caricias para ti, de la cabeza a los pies. A la distancia beso cada centímetro de tu cuerpo". Frida Kahlo escribió estas palabras a Nickolas Muray (1892-1965) en 1939. En aquel momento, Kahlo estaba casada con Diego Rivera. Recién empezaba a cobrar fama internacional como pintora surrealista. Muray, un elegante caballero húngaro-estadounidense, era un fotógrafo popular y talentoso cuyos retratos de celebridades se publicaban en revistas como Vanity Fair, Vogue y Time, entre otras. Aunque el intermitente amorío habría comenzado a principios de los años treinta, las cartas que Kahlo escribió a Muray, revelan la intensidad de los sentimientos que Frida tenía por él, además de su naturaleza impulsiva y desinhibida (por ejemplo, firmaba las cartas con besos tras pintarse los labios).

A pesar del éxito de su exhibición en París, Kahlo no quedó impactada con la elite artística parisina. Además de la frustración que vivió en París debido a la amenaza de una inminente guerra en Europa, los coleccionistas, que en otras situaciones realizaban numerosas adquisiciones, se abstenían de realizar compras, y Frida se vio forzada a cancelar una exhibición en Londres.

Kahlo expresó: "Creo que sucedería lo mismo en Londres. Entonces no voy a hacer ninguna exhibición allí. En general, la gente le teme a la muerte y a la guerra, y todas las exhibiciones han fracasado porque los ricos no quieren comprar nada".

Fotografía tomada en una reunión en la casa de Rivera en San Ángel, Ciudad de México, México

Dos mujeres, que posaban como modelos para Diego Rivera, aparecen sentadas atrás a la izquierda.

Diego Rivera está sentado detrás de Nickolas Muray, en el centro.

Frida Kahlo está sentada a la derecha.

Frida Kahlo y Emmy Lou Packard
En 1940, la artista Emmy Lou Packard (1914-1998) trabajaba de tiempo completo como asistente de Rivera, quien estaba trabajando en su fresco "Unidad Panamericana" para la feria mundial de San Francisco (Exposición Internacional de Golden Gate), en un estudio de Treasure Island. Más tarde vivió con Frida y Diego en la "Casa Azul", en México. Entre los documentos de Packard, se incluyen las cálidas fotografías que le tomaba a la pareja, muchas de las cuales llevan en el reverso notas que describen el momento capturado; también se incluyen cartas de Kahlo a Packard.

Frida escribió esta carta para Packard desde Nueva York, donde se encontraba organizando su segunda exhibición con el marchante de arte neoyorquino Julien Levy. Mientras trabajaba con Packard en San Francisco, en 1940, Rivera empezó a tener problemas visuales y necesitó atención médica. En la carta, Frida expresa su preocupación por la salud de su esposo y le pide a Packard que le diga si la situación era tan grave como para que se fuera de Nueva York a San Francisco de inmediato.

Traducción del inglés: "Mi querida Emmy Lou: Discúlpame que te escriba en lápiz; no encuentro ni pluma ni tinta en esta casa. Estoy terriblemente preocupada por los ojos de Diego. Dime toda la verdad al respecto. Si no se siente mejor, me largo de aquí de inmediato. Un médico de por aquí me dijo que a veces la sulfanilamida es peligrosa. Querida, te ruego que le preguntes al Dr. Eloesser. Cuéntale todos los síntomas que Diego ha padecido después de tomar las pastillas. Él sabrá porque está al tanto de los problemas generales de salud que tiene Diego. Me alegra tanto que estés cerca de él. No me alcanzan las palabras para decirte lo mucho que te quiero por ser tan buena con él y tan amable conmigo".
Además, Frida le responde a Packard acerca de sus dibujos y una exhibición en la galería de Julien Levy.

Traducción del inglés: "Mi querida, a Julien Levy le gustaron mucho tus dibujos, pero no puede organizarte una exhibición porque dice que solo muestra pinturas surrealistas. Hablaré con Pierre Matisse; estoy segura de que podré organizarte algo para el próximo año. El primero que hiciste de mí sigue siendo el que más me gusta".

Kahlo hace referencia a Pierre Matisse, el hijo menor del artista francés Henri Matisse, quien abrió una galería de arte en Nueva York, en 1931, y vendió obras de artistas europeos modernos y contemporáneos, como Balthus, Marc Chagall, Jean Dubuffet, Alberto Giacometti, Henri Matisse, Joan Miró, Yves Tanguy y Georges Rouault. Aunque Emmy Lou Packard no expuso sus obras en la galería de Henri Matisse, logró exponerlas en 1941 en la galería Stendahl de Los Ángeles.

Frida y Chester Dale
El coleccionista de arte y mecenas Chester Dale (1883-1962) adquirió, al menos, una de las pinturas de Kahlo y le brindó apoyo financiero. En los documentos de Dale, se incluyen fotografías de la primera vez que Dale visitó a Kahlo y a Rivera en los años cuarenta. La pareja se acababa de volver a casar y mudar a la "Casa Azul", donde había vivido la familia de Frida en Coyoacán. En 1940, Rivera ya era toda una celebridad internacional en el mundo del arte, conocido por los monumentales murales que pintaba en México y Estados Unidos. Kahlo estaba cerca de alcanzar grandes éxitos y aclamaciones, a pesar de haber padecido problemas de salud durante casi toda su vida y de haber tenido que enfrentar no solo varias cirugías de columna, sino también largos períodos de rehabilitación. Su habitación se convirtió en su estudio, y desde su cama recibía a su marido, a sus amantes y, el día en que se tomó esta fotografía, a un coleccionista de arte ansioso por conocer a la (al menos temporalmente) feliz pareja. En 1945, Rivera terminó de pintar un retrato de Dale que ahora forma parte de la colección de la Galería Nacional de Arte, en Washington D.C.

Entre los documentos de Chester Dale, también se encontró una fotografía, tomada en el estudio de San Francisco, del escultor Ralph Stackpole (1885-1973), a quien Rivera había conocido en París. En 1930, Ralph Stackpole y William Gerstle (presidente de la Comisión de Arte de San Francisco) ayudaron a Rivera a conseguir comisiones para pintar murales en esa ciudad de EE.UU.

Frida y John Weatherwax
John Weatherwax (1900-1984) conoció a Diego Rivera y Frida Kahlo en San Francisco, aproximadamente en 1930, cuando la pareja se hospedó en el estudio del escultor Ralph Stackpole en Montgomery Street. Rivera se encontraba allí para trabajar en el encargo de un mural para la Bolsa de Valores de San Francisco. Por aquel entonces, Weatherwax estaba trabajando en la traducción al inglés del antiguo códice de los mayas, el Popol Vuh, y le había pedido a Rivera que creara ilustraciones para el manuscrito. Si bien nunca se publicó la traducción, Rivera aceptó y produjo 24 acuarelas para ilustrar el texto. Weatherwax reveló su admiración por Diego y Frida cuando escribió un manuscrito titulado "The Queen of Montgomery Street" (La reina de Montgomery Street), un ingenioso cuento corto que relata las experiencias de Frida y Diego en San Francisco. En esta historia, probablemente escrita como obsequio para los Rivera, los personajes del rey y la reina se basan en Diego y Frida.

En esta carta ilustrada para sus amigos Clara y Gerry Strang, lúdicamente, Kahlo se refiere a Diego como "el rey" y a ella misma como "la reina". A continuación, se traducen unas simpáticas líneas de la carta de Kahlo en las que, aparentemente, se hace referencia al cuento de Weatherwax que Kahlo ansiaba ver terminado.

Traducción del inglés: "Dile que he decidido que, cuando yo vuelva a San Francisco (probablemente en enero), él ya no tendrá barba [le habían contado que John Weatherwax se había dejado crecer la barba], y, si se atreve a desobedecerme, haré que lo encarcelen de inmediato. Debe temer porque soy una reina muy cruel. Dile que estoy esperando mi "historia", y que confío en que esté terminada antes de que cambie mi reino desde aquí".
Kahlo firma la carta como "Queen Frieda The first" (La reina Frieda I).

Guillermo Kahlo, el padre de Frida, nacido en Alemania, la llamó "Frieda", que en alemán significa "paz". Alrededor de 1935, durante el surgimiento del nazismo, Frida quitó la letra e de su nombre.

Frida y Juan O’Gorman
Frida Kahlo falleció el 13 de julio de 1954. Para el décimo aniversario de su muerte, Juan O'Gorman (1905-1982), arquitecto y pintor, escribió este conmovedor ensayo que se encontró entre los documentos de Emmy Lou Packard con anotaciones que ella había realizado. O'Gorman, amigo de Diego Rivera, fue el arquitecto que construyó las casas gemelas entre 1929 y 1931, una roja para Rivera y otra azul para Kahlo. Las dos estructuras, en donde los artistas convivían y trabajaban juntos, se conectaban mediante un puente.

Emmy Lou Packard tradujo el ensayo de Juan O'Gorman del español al inglés.

By the Archives of American Art, Smithsonian Institution
Créditos: Historia

This online exhibit highlighting the life, art and relationships of Frida Kahlo was organized by the Smithsonian's Archives of American Art.

Founded in 1954, the Archives of American Art fosters advanced research through the accumulation and dissemination of primary sources, unequaled in historical depth and breadth, that document more than two hundred years of our nation’s artists and art communities. The Archives provides access to these materials through its exhibitions and publications, including the Archives of American Art Journal, the longest-running scholarly journal in the field of American art. An international leader in the digitizing of archival collections, the Archives also makes nearly 2.5 million digital images freely available online. The Archives’ oral history collection includes more than 2,300 audio interviews, the largest accumulation of in-depth, first-person accounts of the American art world.

For more information, visit the Archives' website at www.aaa.si.edu

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil