6 jun. 1944

El Día D

Imperial War Museums

El 6 de junio de 1944, tuvo lugar la mayor operación naval, militar y aérea combinada nunca antes vista. Con el código 'Overlord', los desembarcos del Día D en la costa de Normandía marcaron el inicio de una campaña que llevó a la eventual victoria Aliada en Europa, en mayo de 1945.

Los preparativos para la liberación de Europa occidental habían comenzado poco después de la evacuación de las tropas aliadas de Dunkirk en 1940. 

A finales de 1941, Gran Bretaña se había sumado a la Unión Soviética y los Estados Unidos en la "Gran Alianza" contra Hitler. En 1943, los Aliados se reunieron en Teherán para planificar su estrategia.

Esta exposición analiza la planificación que fue necesaria para asegurar el éxito de la Operación 'Overlord', así como los acontecimientos que se desarrollaron en el mismo Día D.

El acercamiento a la Playa de Sword, el 6 de junio de 1944

En noviembre de 1943 los Aliados se reunieron en Teherán para planificar su estrategia. Gran Bretaña y EE.UU. acordaron lanzar un ataque a través del Canal en la primavera siguiente. La Unión Soviética había estado exigiendo un 'segundo frente' en el oeste desde julio de 1941. 

Los 'Tres Grandes' en Teherán, 1943.

En diciembre de 1943, se formó un equipo de comando para planear y conducir las fuerzas de aire, tierra y mar de los Aliados, para la invasión próxima. El general Dwight D. Eisenhower fue nombrado Comandante Supremo de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas. 

La "D" en "Día D" simplemente significa Día. Los términos "Día D" y "Hora H" fueron utilizados por los planificadores militares para designar el día y la hora de una futura operación en la cual la fecha y hora exactas estaban todavía por confirmar o eran secretas.

El equipo de comando, 1944
El General Dwight D Eisenhower

El Mariscal en Jefe de las fuerzas aéreas Sir Arthur Tedder se convirtió en Vicecomandante Supremo.

El Almirante Sir Bertram Ramsay fue nombrado Comandante en Jefe de la fuerza naval de los Aliados. 

Frederick Morgan fue el Jefe de Estado Mayor adjunto al Comandante Supremo Aliado. 

Sir Arthur Tedder
Sir Bertram Ramsay
Frederick Morgan

El General Sir Bernard Montgomery, como Comandante en Jefe del Grupo 21 del Ejército, debía comandar todas las fuerzas de tierra Aliadas durante la fase de asalto en Normandía. 

El Mariscal en Jefe de las fuerzas aéreas Sir Trafford Leigh Mallory se convirtió en el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Expedicionaria Aliada. 

Sir Bernard Montgomery
Sir Trafford Leigh Mallory

El éxito de la operación del Día D dependía de una cuidadosa preparación. Mientras que las fábricas en Gran Bretaña trabajaban durante todo el día para producir las enormes cantidades de armas, municiones y equipos que necesitaban las fuerzas de invasión, una gran variedad de especialistas contribuía con sus habilidades y conocimientos únicos.

Se recopiló información detallada sobre las defensas alemanas, el terreno y las condiciones climáticas. Inventores e ingenieros idearon un equipo especial para ayudar a las fuerzas a aterrizar de manera segura en Normandía.

Se suministró información falsa a los alemanes para desviar su atención del lugar de invasión real. 

Preparativos para el Día D, por Richard Eurich
Buque de desembarco simulado 
Capitán de Grupo J M Stagg, Primer Oficial de Meteorología de la RAF
Traje protector usado por un miembro de Combined Operations Pilotage Parties
Correo de censura del WRNS, de Thomas Hennell

Muchos buques especiales fueron desarrollados para el Día D. Al igual que naves de desembarco de combate, habían pequeñas naves de desembarco de asalto y enormes embarcaciones de desembarco. 

La Women's Auxiliary Air Force (Fuerza Aérea Auxiliar de Mujeres, WAAF) fue fundada en junio de 1939 para liberar al personal de la RAF para realizar funciones de primera línea. En 1943, la WAAF contaba con 182.000 miembros.

Nave de desembarco de combate
Churchill AVRE (Vehículo Blindado de los Ingenieros Reales)
Miembros de la WAAF empacando paracaídas para ser usados durante la invasión de Normandía

Los Aliados no podían contar con la captura de un puerto en buen estado, por lo que se planificaron dos puertos artificiales, uno en el sector británico y uno en el sector estadounidense. Cada uno fue ensamblado a partir de 400 secciones prefabricadas. 

A cada componente Mulberry se le dio un nombre en código. Las cabezas de los muelles (Ballenas) y sus caminos hacia tierra subían y bajaban con la marea sobre patas regulables (Papas). Cajones de concreto sumergidos (Fénix), tanques de acero flotantes (Bombardas) y blockships hundidos (Mazorcas de maíz), que formaron una defensa exterior (Grosella), protegían los muelles. 

El 'Puerto Mulberry' artificial en Arromanches
Modelo de una sección del 'Puerto Mulberry'

A partir de febrero de 1944, los bombarderos aliados habían estado atacando la red ferroviaria y de carreteras francesa para aislar la zona de invasión y prevenir el movimiento rápido de los refuerzos y equipos alemanes. 

Para disfrazar el hecho de que Normandía era la zona de invasión, muchos otros objetivos en el norte de Francia también fueron atacados. Al caer la tarde, el 5 de junio, bombarderos de la RAF comenzaron a dejar caer, sobre el Canal, paquetes de tiras de lámina de metal, con el nombre en código 'Ventana', para crear confusión en las pantallas de los operadores de radares alemanes. 

El Día D, las fuerzas aéreas aliadas volaron más de 14.000 misiones en apoyo de los desembarques, casi sin respuesta de la Luftwaffe. En la madrugada del 6 de junio, tres divisiones aerotransportadas aliadas desembarcaron tropas, mediante paracaídas y planeadores, para tomar y proteger los flancos de las playas de la invasión. 

Preparación de refuerzos en aeronaves
Tiras de lámina de metal con nombre en código "Ventana"
Instrucciones para la invasión
Documentos privados de S R Verrier

Para defender las zonas costeras contra una posible invasión aliada, los alemanes construyeron fortificaciones enormes conocidas como el Muro Atlántico. Estas incluían cajas de concreto comprimido, búnkeres y posiciones de armas.

Cuando, a principios de 1944, el Mariscal de Campo Erwin Rommel tomó el mando de las fuerzas alemanas desde los Países Bajos hasta el río Loira, las defensas fueron reforzadas, sobre todo en los sectores que estaban frente al Canal Inglés.

Una caja de concreto comprimido, por C A Russell
Inspección de la Muralla del Atlántico

A mediados de mayo de 1944, se habían colocado unas 6.500.000 minas e instalado más de 500.000 obstáculos en playas. En la zona de Normandía, las defensas fueron tripuladas principalmente por la División de Infantería Alemana 716, que incluyó un número de reclutas polacos y rusos. 

Sin embargo, alrededor de la playa de Omaha, la División de Infantería Alemana 352, que era avezada en la lucha, se dedicaba a la formación contra invasiones, el 6 de junio de 1944.

Defensas en las playas
Minas en la bahía del Sena

El elemento naval de la operación 'Overlord' bajo el mando del almirante Sir Bertram Ramsay recibió el nombre en código de Operación 'Neptuno'.

En junio de 1944, cerca de 7.000 buques de guerra, naves de desembarco y otras embarcaciones fueron reunidos en los puertos del sur de Inglaterra. Se utilizaron rastreadores de minas para despejar las vías a lo largo de todo el Canal. El Día D se bombardearon las defensas del litoral, y dos destacamentos navales desembarcaron dos divisiones británicas, una canadiense y dos estadounidenses en las playas de Normandía.

Los destacamentos navales proporcionaron apoyo armado a los ejércitos y aseguraron que el suministro para las cabezas de desembarco continúe. Muchas naves de desembarco se hundieron o resultaron dañadas; sin embargo, al caer la noche, los Aliados lograron desembarcar más de 132.000 tropas.

Imágenes de un informe sobre los desembarques en Normandía, contado por un estadounidense

Este mensaje del almirante Sir Bertram Ramsay, el Comandante en Jefe de la fuerza naval de los Aliados, fue leído a todas las tropas poco antes de partir hacia las playas para la invasión.

 

La playa de Juno fue atacada por la 3ª División canadiense. Estaba fuertemente defendida con emplazamientos y obstáculos formidables en las playas. Los mares agitados retrasaron los aterrizajes; los alemanes abrieron fuego mientras la infantería canadiense desembarcaba, por lo que la primera ola sufrió muchas bajas.

Mensaje del Almirante Sir Bertram Ramsay
Los permisos expedidos en la playa de Juno
Tropas canadienses en la playa de Juno
Playa Jig
Tropas estadounidenses en la playa de Utah
Carta escrita por el Teniente Oficial de torpedo R MacNab
Insignia de formación del ejército británico
Tropas terrestres cerca de St Gabriel
El acercamiento a la playa de Gold
Imágenes de un informe sobre los desembarques en Normandía, contado por un estadounidense
El acercamiento a la playa de Sword
Chaqueta de un oficial del HMS Belfast
Carta de Able Seaman A Jones a bordo del HMS Belfast
El HMS Belfast disparando contra las posiciones alemanas, Ver-sur-Mer
Imágenes de un informe sobre los desembarques en Normandía, contado por un estadounidense

Las bajas entre los primeros hombres en desembarcar en el Día D fueron asistidas por el personal médico del ejército que llegó con las olas de asalto. Los heridos fueron estabilizados y llevados de regreso a través del Canal en buques de desembarco. Los hospitales militares en Gran Bretaña estaban a la espera para recibir a los heridos. 

Una vez que la cabeza de playa había sido asegurada, se instalaron hospitales de campaña en Normandía, y los servicios de enfermería de mujeres cruzaron el Canal para atender a las víctimas.

Documentos privados de la señorita M E Littleboy, una conductora de ambulancia basada en la Isla de Wight durante los desembarcos del Día D
Un soldado herido es tratado

75.000 hombres desembarcaron en las playas de Gold, Juno y Sword antes de la medianoche del Día D, con un costo de alrededor de 3.000 muertos, heridos o desaparecidos. 23.250 hombres desembarcaron en la playa de Utah, con un costo de menos de 250 bajas. De las 34.000 tropas estadounidenses que desembarcaron en la playa de Omaha, donde la resistencia alemana fue más fuerte, se sufrieron unas 2.000 bajas, la cual es una proporción alta del total de pérdidas para los Aliados en el Día D.

Imágenes de un informe sobre los desembarques en Normandía, contado por un estadounidense

En total, los Aliados sufrieron aproximadamente 10.200 bajas el 6 de junio. Esta cifra es inferior a la que habían esperado los planificadores y comandantes, pero cada muerte representó una pérdida triste para las familias y compañeros.

Cementerio estadounidense cerca de la playa de Omaha
Créditos: Historia

Project Lead — Carolyn Royston
Technical Manager — Jeremy Ottevanger
Exhibition Curator — Amanda Mason
Exhibition Content Developer — Jesse Alter

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil