1918 - 1941

NELSON MANDELA Primeros años

Nelson Mandela Centre of Memory

"...mis experiencias en el veld donde trabajábamos y jugábamos juntos en grupos me aportaron desde muy temprana edad la idea del esfuerzo colectivo."

Desde su nacimiento en 1918 hasta 1941, Nelson Mandela vivió en el área rural de la Provincia Oriental del Cabo. Hijo del jefe Thembu (líder tradicional), las principales influencias durante sus años de juventud fueron las costumbres del pueblo Thembu y la educación recibida en las escuelas de las misiones cristianas. Entre 1939 y 1941, estudió en la Universidad de Fort Hare, una institución de educación superior para sudafricanos negros (y estudiantes negros de otros países africanos), donde entró en contacto por primera vez con políticos nacionalistas africanos. En 1941 dejó la Provincia Oriental del Cabo y se trasladó a Johannesburgo, donde entró en contacto de una forma más directa con las realidades del racismo de estado y donde encontraría su lugar en la política en el Congreso Nacional Africano.

Este es el material más antiguo del archivo del Centro de la Memoria de Nelson Mandela.

Durante la mayor parte de su vida adulta, Mandela ha sido un esmerado creador de registros y un obsesionado conservador de registros. Buen ejemplo de ello es su colección de tarjetas de miembro de la Iglesia Metodista en la que se registra su pertenencia a la misma como miembro anual durante los años 1929 y 1934.

TARJETAS DE LA IGLESIA METODISTA

Las pequeñas tarjetas amarillentas están escritas en su idioma natal de isiXhosa y muestran la fecha y que van dirigidas a miembros de la escuela dominical, el foro para los niños de la congregación eclesiástica metodista. En las tarjetas están impresos versos de la biblia.

Su asistencia de niño a la escuela dominical tuvo que causar una gran impresión en Nelson Mandela, ya que cuando asistió a la universidad por primera vez, en Fort Hare, también trabajó como maestro de la escuela dominical.

En una carta a su hija mayor Maki Mandela, escrita en Robben Island el 27 de marzo de 1977, decía:

"Como ya sabe, fui bautizado en la Iglesia Metodista y fui educado en escuelas wesleyanistas: Clarkebury, Healdtown y Fort Hare. Vivía en la Casa Wesley. En Fort Hare, incluso fui profesor en la escuela dominical."

Una fotografía, considerada la más antigua que se conserva de Nelson Mandela, se encuentra en el Centro de la Memoria de Nelson Mandela y en ella aparece él junto a su clase de Healdtown, la universidad wesleyanista a la que asistió en 1937 y 1938.

FOTOGRAFÍA ANTIGUA

En el centro de la fotografía aparece sentada la señora Myrtle Workman, jefa de la residencia femenina, y el reverendo Arthur Wellington, jefe de Healdtown. En todos sus recuerdos de Healdtown, Mandela destacó el carácter del reverendo Wellington, el cual solía decir: "Soy un descendiente del Duque de Wellington". Mandela solía echarse a reír cuando contaba historias de la escuela.

A la derecha del reverendo Wellington se encuentra el reverendo SM Mokitimi (jefe de la residencia masculina, entre otros cargos) y a su derecha la señorita Jane Methola, una alumna. Tras el reverendo Mokitimi se encuentra otro alumno, Gilbert Nzimeni.

Sobre el reverendo SM Mokitimi, Mandela escribió: "El reverendo Mokitimi nos impresionaba por otro motivo: se enfrentaba al reverendo Wellington". Dijo que ser testigo de eso le hizo darse cuenta de que "un negro no tenía por qué obedecer automáticamente a un blanco por muchos años que tuviera".

"...a una edad muy temprana me alejaba de mis padres, me iba por ahí y jugaba y comía con otros niños. De hecho, apenas recuerdo ocasiones en las que estuviera solo en casa."

INFANCIA EN EL CAMPO: En esta carta al senador Douglas Lukhele de Suazilandia, con fecha del 1 de agosto de 1970, recordaba su infancia en el campo.

Cuando Nelson Mandela comenzó a cumplir su cadena perpetua en Robben Island el 13 de junio de 1964, solo tenía permiso para escribir y recibir una carta de 500 palabras cada seis meses. Las cartas eran algo de gran valor, una forma de comunicarse con el mundo exterior y de recibir noticias de su familia.

También era una forma recordar su vida hasta ese momento y de registrar sus pensamientos. Una forma de meditación, cuando uno nunca sabía si la carta llegaría a su destinatario.

TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Nelson Mandela escribió y habló ampliamente sobre su pasado y su infancia, ya fuera sobre sus experiencias escuchando a los adultos resolviendo problemas o sobre los dos mundos que habitaba.

El archivo nos muestra que Mandela era profundamente consciente de tensión entre tradición y modernidad. También muestra la visión de alguien que, aún habiendo aprendido de su herencia rural, se había convertido en un hombre moderno.

También escribió con desprecio sobre aquellos que utilizaban sus tradiciones culturales para degradar a otros. Siempre defendió que había que respetar la tradición, pero que no debíamos permitir que determinara nuestra interacción con los demás.

PISTOLA OCULTA

Cuando Nelson Mandela y su primo Justice se fueron de su casa en Great Place en 1941 para escapar de los matrimonios acordados acabaron en Crown Mines (Johannesburgo). En la puerta, pidió a un hombre llamado Bikitsha, que conocía de su ciudad, que llevara su maleta.

Una búsqueda realizada por guardas de seguridad de minas reveló que envuelta en algunas de las ropas de su maleta se encontraba un revólver cargado que el padre de Nelson Mandela le había dejado.

Entre 30 y 40 años más tarde, el profesor de historia sudafricano Charles van Onselen estaba buscando libros de segunda mano de "centro-izquierda" en una librería de Johannesburgo. Allí dio con una copia del libro Time Longer Than Rope, de Eddie Roux, una obra sobre la lucha de la raza negra por la libertad en Sudáfrica. El libro estaba prohibido en Sudáfrica en ese momento. El profesor Van Onselen lo compró y se lo llevó a casa.

Para su asombro, de entre sus páginas cayó una fotografía de dos jóvenes, uno de los cuales reconoció inmediatamente como Nelson Mandela, preso de Robben Island.

Mandela confirmó que la otra persona en la foto era Bikitsha, de la historia de la pistola escondida.

UNIVERSIDAD

Nelson Mandela comenzó sus estudios universitarios en 1939 en la Universidad de Fort Hare, donde se graduó en letras en 1942.

En Johannesburgo se matriculó en la Universidad de Witwatersrand, y cuando fue encarcelado en 1962, comenzó a estudiar por la Universidad de Londres. No fue hasta 1989, meses antes de que fuera excarcelado, que se graduó finalmente (a pesar de no haber podido asistir a clase) en derecho.

Pero esta época en Fort Hare fue para él la más memorable. Aquí estaba, un joven del campo con la oportunidad de estudiar en la que entonces se consideraba una de las instituciones educativas más prestigiosas para negros de Sudáfrica.

Sabía que estudiar allí le ayudaría a labrarse un futuro prometedor a pesar de la discriminación y las dificultades de ser negro en un país obsesionado con las razas. Se sintió muy decepcionado al descubrir, según cuenta en el manuscrito original de su autobiografía, que lo que aprendió no era relevante directamente con la situación en Sudáfrica.

DEJANDO EL HOGAR

Uno de los momentos más decisivos en la vida de Nelson Mandela fue quizá la muerte de su padre Gadla Henry Mphakanyiswa, ya que significó que tuvo que separarse de su adorada madre y trasladarse con el regente, que le acogió como a su propio hijo.

Su vida en la residencia real, el Gran Palacio de Mqhekezweni, con Jongintaba Dalindyebo y su hijo Justice, significó una vida de privilegios y oportunidades. Significó que sería educado en las mejores escuelas y que iría a la universidad. También le dio la oportunidad de ser testigo de cómo el regente se reunía con la comunidad y escuchaba sus problemas antes de ofrecerles su opinión.

Estas experiencias causaron un gran impacto en el tipo de persona en la que se convertiría Nelson Mandela. Su manuscrito autobiográfico inédito empezaba con la muerte de su padre.

Nelson Mandela pasó por el rito tradicional Xhosa de transición de la niñez a la edad adulta cuando tenía 16 años. Se unió a otros 25 jóvenes en este proceso conocido como "escuela de iniciación" junto a los bancos del río cerca del cual nació.

La iniciación consistía en alejarse de casa y vivir en el monte junto a los otros jóvenes. Recibieron consejos sobre cómo convertirse en hombres y fueron sometidos a una circuncisión.

Durante sus años como presidente y en los años sucesivos, Mandela disfrutaba escandalizando a algunos de sus visitantes masculinos describiendo su circuncisión con todo lujo de escabrosos detalles.

Mandela escribió una descripción similar en su manuscrito no publicado escrito en Robben Island en la década de los 70.

Nelson Rolihlahla fue criado por un rey. Después de la muerte de su padre Nkosi (jefe) Mphakanyiswa Mandela, que era asesor del rey Thembu, el niño fue enviado al palacio real en Mqhekezweni. Allí fue atendido y asesorado por Jongintaba Dalindyebo, el regente del niño rey Sabata. Bajo su atento cuidad, el joven Mandela recibió una educación privilegiada, la mejor de esa época. Al observar cómo el regente recibía a la corte y arbitraba en disputas, el futuro líder aprendía sobre el diálogo y sobre cómo se debían escuchar todas las partes de un argumento antes de dar tu propia opinión. Estas habilidades le conservó en gran medida durante los años sucesivos.

CRIADO COMO UN REY

Aunque nació en la ciudad de Mvezo, situada en la Provincia Oriental del Cabo, Nelson Mandela, el único hijo de la tercera esposa de su padre, pasó la mayor parte de sus primeros años en Qunu y, tras la muerte de su padre, se mudó a Mqhekezweni. Siempre le gustó volver a Qunu, donde construyó una casa después de salir de la cárcel en 1990. Lo que más le importaba tras dejar la prisión era visitar Qunu, donde reposaban los restos de sus padres. Su madre, Nosekeni, había muerto a los 70 años de edad en 1968 mientras Mandela cumplía condena en la Isla Robben. En cuanto pudo, visitó su tumba y la de su padre, Nkosi Mphakanyiswa (jefe tribal), que murió cuando era niño.

RECORDANDO A QUNU

Nelson Mandela siempre disfrutaba contando historias sobre cómo irrumpió el poeta Xhosa Mqhayi en su juventud, haciendo añicos mitos e inspirándole para ver más allá de las barreras que había dado por sentadas. Esta historia, que contaba una y otra vez, se basaba en la visita de Mqhayi a la escuela metodista de Healdtown, donde fue enviado a finalizar su educación secundaria. Su versión arrastra al oyente a una institución de la década de los 30 regida por la figura colonial del Dr. Arthur Wellington, a quien prácticamente nadie podía cuestionar. Hasta que Mqhayi entró en escena y le mostró a una audiencia embelesada que ellos eran los más importantes. Mandela finaliza explicando que, sin embargo, más tarde aprendería que ser tribalista era algo retrógrado.

VISITA DE UN POETA

Cuando Nelson Mandela hizo enfurecer a su tutor, el rey, tras su expulsión de la universidad de Fort Hare, se decidió que el problema se resolvería mediante un matrimonio concertado. Cuando el rey les encontró esposa tanto a él como a su primo Justice, el hijo del rey, Mandela huyó del campo a la ciudad de Johannesburgo, que se estaba industrializando rápidamente. Fue allí donde se interesó por la política y inició el camino hacia su destino: derrocar el apartheid.

MATRIMONIO CONCERTADO
Créditos: reportaje

Photographer — Ardon Bar Hama
Photographer — Matthew Willman
Reasearch & Curation — Nelson Mandela Centre of Memory Staff

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil