José Martí en la Historia y el Arte

The Bronx Museum of the Arts

El héroe cubano José Martí es recordado como un hombre de las artes y las letras comprometido con la causa de la independencia cubana de España. En su corta vida –murió en combate a los 41 años– fue una inspiración para muchos. Su legado vive y su mensaje sigue teniendo relevancia hoy.

Nacido en 1853 en Cuba, José Martí es honrado en toda América Latina como poeta, periodista, diplomático, y, sobre todo, un hombre comprometido con la justicia social y la independencia cubana de España. Desde temprana edad, su activismo echó luz sobre las injusticias cometidas por los colonizadores españoles en Cuba.

La influencia de Martí ha permanecido y puede decirse que encarna un mensaje para los pueblos de todas las naciones y culturas en la actualidad. En la exhibición que sigue, comenzando con esta línea temporal, podrán ver descripciones de Martí hechas por artistas y cineastas, en la cultura popular, y en expresiones de la gente común.

Esta exhibición es parte del Proyecto José Martí de Escultura del Museo de las Artes del Bronx, una iniciativa para traer a La Habana Vieja una reproducción de la escultura de Martí hecha por Anna Hyatt Huntington y ubicada en el Central Park de Nueva York, que fue un regalo del pueblo de Estados Unidos al pueblo de Cuba.

Jorge Arche (1905-1956) fue un artista moderno cubano. Sus pinturas al óleo eran realistas, pero también presentaban muchos elementos clásicos y expresionistas. Junto con Víctor Manuel García, es considerado un pionero del estilo moderno en el arte cubano. Parte del movimiento vanguardista que tuvo lugar en La Habana a comienzos de los años '20, Arche fue uno de los primeros en ayudar a definir la singularidad del arte cubano. Este retrato de Martí pintado en 1943 ejemplifica su estilo, que combina el retrato clásico con frondosos y desarrollados paisajes de fondo.

A lo largo del siglo XX y hasta el día de hoy, Martí ha sido retratado por artistas en Cuba y el resto del mundo. En este monumental mural, el artista mexicano Diego Rivera (1886 – 1957) pintó a Martí dentro de un conjunto de figuras históricas, ciudadanos ilustres, indios, y trabajadores. Quizá consciente del exilio en México al que Martí fue forzado por Porfirio Díaz, quien rechazaba su activismo, Rivera lo incluyó en el mural en compañía de la mujer y la hija de Díaz, y de Frida Kahlo. Justo enfrente de Kahlo y Martí, vemos a Rivera retratándose a sí mismo como una figura infantil.

A principios de los '50, Raúl Martínez estableció ––junto a artistas como Guido Llinás y Tomás Oliva– el grupo Los Once. En sus comienzos, su obra estaba influenciada por el expresionismo abstracto.


A lo largo de su carrera, Martínez se involucró de manera amplia con una variedad de medios e ideas, desde la arquitectura y el diseño hasta la fotografía y el collage. En esta obra de 1966, vemos a Martí retratado de manera serial en un guiño al pop, un estilo con el que también se vio identificado.


En las obras que siguen a continuación, podrán ver a Martí a través de los ojos de artistas que trabajaron desde comienzos del siglo XX al día de hoy.

El Salón de Mayo era una exhibición de arte que tuvo lugar en La Habana, Cuba, en julio de 1967. Tomó su nombre del Salon de Mai, un colectivo de artistas fundado durante la ocupación nazi en Francia. La exhibición había sido organizada por Carlos Franqui con la asistencia de artistas como Wifredo Lam, René Portocarrero, Alexander Calder, Joan Miró, y Pablo Picasso.

El Salón de Mayo presentaba obras de más de un centenar de artistas y representaba a escuelas rivales del arte del siglo XX: los primeros modernistas (Picasso, Miro, Magritte); la generación siguiente (Lam, Calder, Jacques Hérold, Stanley Hayter); y la generación de posguerra (Asger Jorn, Antonio Saura, Jorge Soto). Lam le escribió a Franqui anticipando el evento con la esperanza "…de que los jóvenes pintores y escultores puedan trabajar en un país socialista como Cuba y disfrutar de la espontaneidad de crear algo, y guardar recuerdos del placer de trabajar en Cuba por el trabajo mismo". Algunos artistas fueron invitados a crear obras en Cuba en las semanas previas a la muestra, donando esas obras al gobierno cubano para que formen el núcleo de la colección de un museo de arte contemporáneo que fue planificado pero nunca realizado.

Las colaboraciones eran el tema principal del evento. El 19 de julio de 1967, más de 100 artistas y escritores contribuyeron con un mural, Cuba Colectiva, frente al Pabellón Cuba en La Habana, sumando imágenes y textos dentro de bandas espiraladas que giraban hacia fuera desde una imagen central de "cabezas romboides", hecha por Lam.*

*Sims, Lowery Stokes; Cuba y la vanguardia internacional, 1923-1982.

Celebrado pintor, fotógrafo, y litógrafo, Tomás Sánchez es mejor conocido por sus sublimes pinturas de paisajes terrestres y marinos, que inspiran comparaciones con la escuela de Hudson River y Caspar David Friedrich. Estas obras meticulosamente realizadas fueron inspiradas, en parte, por las prácticas de yoga y meditación que llevaba a cabo Sánchez, quien declaró: "los espacios interiores que experimento durante la meditación se convierten en los paisajes de mis pinturas".

En sus primeros trabajos, Sánchez retrata a José Martí liderando un desfile de ciudadanos que festeja en las calles mientras más gente que celebra los mira desde los techos y los porches.

Juan Francisco Elso Padilla era un escultor cubano que murió de leucemia en 1988, a los 32 años. A pesar de su corta vida, tuvo una gran influencia. Fue parte del Renacimiento Cubano de finales de los años '70, un grupo de artistas que introdujo estilos experimentales y contenidos nuevos en el arte cubano.

En 1991, Elso Padilla produjo Por América/For America para una muestra de su obra en el MIT List Visual Arts Center en Cambridge, Massachusetts. La obra, una efigie de madera de Martí, retrata su cuerpo perforado por dardos rojos y verdes mientras cruza un campo lleno de dardos. La referencia al mártir San Sebastián es inconfundible.

La muestra, organizada por Luis Camnitzer, tomó su título de esta obra. En su ensayo para Por América, Camnitzer escribió sobre Elso Padilla que éste " buscaba conocerse a sí mismo, conocer su cultura particular y la compleja convergencia de tradiciones –caribeña, africana, socialista, occidental, que la unía con sufrimiento y esperanza. Su arte encarnó una extraña mezcla de secularismo y misticismo".

Inicialmente considerado un discípulo de Elso Padilla por su uso de materiales naturales y su preferencia por las representaciones icónicas de la humanidad, Carlos Estévez ha desarrollado una coherente mitología personal que guía su obra. En sus propias palabras, sus fuentes comprenden una fusión de "antropología, literatura existencialista, cultos sincréticos, ontología, códigos medievales, culturas populares, religión, el conocimiento recolectado en enciclopedias, las filosofías de Kant y Nietzsche, las creencias espirituales asiáticas, y el neo-kantismo de Ernst Cassirer".

En esta obra, La Verdadera Historia Universal (1995, MNBA), se subvierte el concepto lineal de historia al colocar al espectador literalmente frente a un teatro de marionetas de madera donde éste puede eliminar y agregar héroes, figuras históricas, y villanos. Una vez más, vemos a Martí en esta galería que mira hacia una pila de figuras desperdigadas por el piso, los descartados, los desechos de la historia.

En muchos hogares cubanos es común encontrar, entre los decorados y talismanes, objetos brillantes de vidrio de colores donde subyace una figura hecha de papel aluminio. Algunas de las figuras populares son los pájaros y las mujeres jóvenes. Por ejemplo, un pavo real con las plumas de su cola desplegadas como una especie idealizada de geisha cubierta por un kimono con una sombrilla.

Al adoptar esta forma, los luminosos lienzos de vidrio reciclado y papel de aluminio de Alberto Casado retratan sujetos de un amplio espectro de la cultura cubana. Uno de sus muchos sujetos es Martí.

En los tres retratos que siguen, puede verse en principio a Martí con el rostro cubierto de brillantes dominós, sosteniendo en su mano algo que podría ser un domino con la imagen de una vieja lámpara de querosén. El retrato presenta una leyenda: "Buen Jugador". En el segundo retrato, Martí sostiene lo que claramente es una carta de juego, pero ésta identifica el nombre de la organización y fecha de una de sus primeras exhibiciones en Nueva York. Dos de las tres pinturas presentan la leyenda "Yo abrazo a todos los que saben amar".

Al utilizar este estilo popular e integrarlo lenguaje del arte contemporáneo, Casado logra validar una forma popular, comprendida y valorada por muchísimos cubanos.

José Toirac y Meira Marrero son marido y mujer, y un dúo artístico que vive y trabaja en Cuba. Nacido en 1966 en Guantánamo, Cuba, Toirac es un artista que en su pasado fue crítico y curador de arte. En su obra, Toirac y Manero combinan referencias a la política, historia, y cultura cubanas, y sus piezas son el resultado de mucha investigación.

Ave María, la instalación de Marrero y Toirac, presenta una larga tabla horizontal que sirve como base para una serie de objetos que representan a la Virgen de la Caridad que obtuvieron a lo largo de Cuba y en Estados Unidos. Grabada en la tabla se lee la siguiente cita de José Martí: "O la república está basada en el carácter de cada uno de sus hijos… o la república no vale una sola lágrima derramada por nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros valientes hombres." Al yuxtaponer varias imágenes de la Virgen de la Caridad con las palabras de Martí, escriben Marrero y Toirac, "la obra se vuelve un altar de la diversidad y una plegaria por la unidad de la familia cubana, por la igualdad social y racial".

Así como Martí ha continuado siendo un atractivo objeto de estudio para artistas en los más de ciento veinte años que han transcurrido desde su muerte, también ha sido un permanente objeto de la cultura popular oficial. La imagen de Martí, en particular su rostro instantáneamente reconocible, ha sido conmemorado en todos los medios convencionales utilizados para honrar héroes. Ha adornado estampillas postales, billetes, libros infantiles para colorear, fachadas de edificios, y numerosas estatuas y monumentos dedicados a su memoria en todo el mundo.

Los ocho paneles que siguen muestran ejemplos de la representación de Martí en la cultura oficial.

Untitled por Correos De Cuba

Untitled por Correos De CubaCorreos De Cuba

Radio Habana Cuba: A Portrait of José Martí por Armando Menocal

Martí y la Tierra por Departmento Municipal de Educacion de la Habana

Democrata Revolucionario

Solo Peso Cubano

José Martí por American Bank Note Company

Martí es encontrado, y honrado, en muchos contextos. Ningún estrato de la sociedad puede reclamarlo por sí solo. Él es, genuinamente, un hombre de todos. Este cuaderno de recortes hallado en una librería de anticuario fue iniciado a principios de los años '40 por un residente de La Habana, Cuba. Juntando y documentando cuidadosamente información e imágenes de Martí, este anónimo coleccionista nos ha dejado un registro único de la representación del Apóstol en un momento particular. Es un extraordinario ejemplo de las formas en las que la historia puede construirse a través de los actos cotidianos de la gente común.

En los siguientes paneles, podrán ver las muchas maneras en que la gente común ha retratado a Martí. Éstas incluyen imágenes de un libro para colorear, un mural en una escuela de Jersey City, Nueva Jersey, arte callejero en Cuba que ubica a Martí en un panteón junto a otros héroes vivos y muertos, y monumentos y estatuas públicas.

José Martí por Bernardo Figueredo Antúnez

José Martí por Herman Norman

Cuba's heroes and their flag por J. Weisenback Lith.

"The Trinity" Che, Camilio & Jose Marti

Education is The Way to Liberation por Eva Cockcroft, Students.

16th World Festival of Youth and Students

In Gloryí por Eduardo Abela

Estatua de José Martí en Parque Central

Tomás Gutiérrez Alea (1928-1996) fue un cineasta cubano de renombre internacional. La obra de Gutiérrez es representativa de un movimiento cinematográfico de los '60 y '70 conocido colectivamente como Nuevo Cine Latinoamericano. Este movimiento, al que muchos autores se refieren también como Tercer Cine, Cine Libre, y Cine Imperfecto, lidiaba en gran medida con los problemas del neocolonialismo y la identidad cultural. El principal objetico del movimiento era crear películas en las que el espectador sea un participante activo y consciente del discurso del film. Se le presentaba a los espectadores el análisis de un problema de actualidad que en la sociedad de aquel momento no tenía una solución clara, con la esperanza de concientizar al público acerca del problema, de manera que éste deje la sala con la voluntad de convertirse en agentes del cambio social.

Gutiérrez fue un crítico social descarnado y este breve fragmento en video de su primera película Muerte de un burócrata (1966) –interpretado como un homenaje a la comedia cinematográfica– retrata una línea de ensamblado que fabrica bustos de Martí para un insaciable mercado de representaciones del Apóstol. Quizás para preguntarse si Martí, ya divorciado de su vida y su ser, se ha vuelto un simple y útil elemento decorativo en venta.

Los ejemplos de héroes que sólo permanecen como íconos abundan en todo el mundo. Cuántos hogares en los Estados Unidos y el resto del mundo contienen fotos o reproducciones con la imagen de John F. Kennedy, sin que sus habitantes conozcan realmente algo sobre él o sobre sus ideas.

En este clip y en las imágenes a continuación, podemos ver algunas de las muchas maneras en las que la imagen de Martí se ha infiltrado en la cultura general.

Calle Carlos III, Havana por José Alberto Figueroa

Untitled por Justin Lanier

Untitled por Justin Lanier

Martí, ¿es donde nos encontramos?

Battle of Dos Rios (unknown) por Virgilio Martinez

En 1958, la escultora estadounidense Anna Hyatt Huntington propuso al gobierno de la ciudad de Nueva York la idea de una monumental escultura de bronce de José Martí en Dos Ríos, que se fabricaría e instalaría al pie del Central Park en un lugar reservado para esculturas de los héroes de la liberación latinoamericana. Su intención era que la escultura sea presentada al pueblo de Nueva York como un regalo, no de la escultora, sino del gobierno de Cuba. El gobierno de la ciudad de Nueva York aceptó con entusiasmo.

En 2015, luego de la decisión del Presidente Castro y el Presidente Obama de restablecer las relaciones entre nuestros dos países, el Museo de las Artes del Bronx, un museo comunitario internacional de arte contemporáneo en la ciudad de Nueva York con una larga tradición de intercambio cultural con Cuba, comenzó una iniciativa para reproducir la escultura original y presentársela al pueblo de Cuba como gesto de una sólida amistad entre las dos naciones.

El Museo, trabajando nuevamente en colaboración con el gobierno de la ciudad de Nueva York, creó el Proyecto de Escultura Amigos de José Martí, e inició el proceso de realizar una reproducción de bronce precisa y en tamaño natural para presentársela a la Oficina del Historiador de La Habana como un regalo del pueblo de Estados Unidos al pueblo de Cuba. La realización está en proceso, y se espera su finalización e instalación en La Habana Vieja para la primavera de 2017.

A medida que nuestro trabajo continúe, publicaremos imágenes e información sobre esta fabricación digital de última tecnología en una nueva muestra.

Installation of Statue of José Martí in Central Park

Installation of Statue of José Martí in Central Park

Recopilación de trabajos sobre la instalación de José

The Autonomous Martí

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil