27 oct. 2016

Dioses y diosas de Roma

Museo Arqueológico de Sevilla

en el Museo Arqueológico de Sevilla

El Museo Arqueológico de Sevilla tiene una prestigiosa colección de piezas de Roma, reconocida en todo el mundo. En esta exposición mostramos algunos detalles del rico y complejo Olimpo romano.

Mosaico del Triunfo de Baco
La escena que se ha representado en este mosaico es la del Triunfo de Baco -el Diónisos griego- al regreso de su conquista de la India. El dios, vestido con clámide, conduce un carro tirado por tigres, a cuyo lado desfila un sátiro. Subida en el carro aparece Ariadna, quien apoya su mano izquierda en el hombro de Dionisos y sujeta con la otra el extremo de un manto, que cae por detrás y le deja el torso desnudo. Ambos personajes llevan la cabeza coronada de pámpanos. El relato mitológico cuenta que al volver de Oriente, Diónisos rescató a Ariadna de la isla de Naxos, donde había sido abandonada por Teseo, y se casó con ella. 
Mercurio
Esta escultura representa al dios Hermes o Mercurio, identificable gracias a sus atributos iconográficos, como el caduceo -que falta-, las alas en los pies y la lira. Debió de sostener con su brazo izquierdo al pequeño Dionisos o Baco, del cual se conserva un dedito, que apoya sobre la clámide que le cubre la espalda. El torso se descubrió en 1788 y la pierna derecha en 1901, siendo la pierna izquierda  modelada en yeso desde debajo de la rodilla por el escultor D. Agustín Sánchez Cid, en 1945.  La obra parece corresponder a la copia de un modelo clásico del s. IV a. C.
Venus
Esta escultura representa a la diosa Afrodita Anadyomene desnuda emergiendo del mar en el momento de su nacimiento. Aparece acompañada por un delfín y porta en su mano izquierda una hoja de colocasia. El manto que lleva sólo le cubre la parte inferior del torso por detrás, el cual debió de tener recogido por delante a la altura del pubis con su mano derecha, que falta. Son perceptibles en los pliegues del tejido, restos de policromía rojiza.
Marte
Cabeza del dios Marte hallada en Carmo (Carmona, Sevilla). Representa a un varón maduro de rostro idealizado, tocado con casco corintio siguiendo el modelo de la Atenea Parthenos de Fidias, y representado con barba y abundante cabellera rizada. El remate del cuello nos indica que encajaría en el cuerpo de una estatua mayor, posiblemente con coraza militar.
Diana
Representa esta escultura a Diana, diosa de la caza, ataviada con sus habituales atributos iconográficos; las ricas botas, el chitón, el manto y la diadema. La figura se apoya en un tronco de árbol cubierto por una piel de cervato. 
Apolo
Una de las mejores esculturas del museo, considerada una obra maestra por su calidad en el tratamiento de la indumentaria y el efecto de movimiento de la parte inferior de un danzante, interpretado como Apolo, el dios protector de las artes, moviéndose al son de la música de su cítara.
Hispania
Figura femenina desnuda, de rasgos idealizados, representada con larga cabellera lisa. El rostro de facciones suaves, expresa cierta frialdad, mirando hacia su parte izquierda. Esta pieza, convencionalmente conocida como “Hispania” cuando apareció su cabeza en Munigua (Villanueva del Río y Minas, Sevilla) en los años 60, ha sido posteriormente reinterpretada como una ninfa saliendo del baño, a raíz del descubrimiento del torso muchos años después.
Marte niño
De nuevo el dios de la guerra y garante de la virtus romana, este Marte procedente de Écija aparece en esta ocasión representado como un niño desnudo (siguiendo la tradición romana de otras divinidades como Baco o Attis), con manto al hombro, casco ático, espada y calzado con sandalias, sostendría un estandarte en su brazo derecho alzado y el orbis terrarum en el izquierdo.
Ara báquica
Esta pieza forma parte de un conjunto de tres aras cilíndricas con escenas de danza de ménades y sátiros en honor al dios Baco, pertenecientes al Teatro de Itálica (Santiponce, Sevilla).
Genio familiar
Esta pequeña figura togada es uno de los genios familiares o dioses del hogar (“dioses lares”) que se ubicaban en los “lararios” de las entradas de las casas romanas. Representaban a los espíritus de los antepasados familiares, que se encargaban de proteger el hogar familiar y sus habitantes. 
Fortuna
La estatua representa a la diosa Fortuna con sus atributos principales, la cornucopia, perdida, y el timón, del que sólo se conserva el arranque en el costado derecho de la figura. Fue recuperada del interior de un pozo junto a numerosos fragmentos escultóricos, durante la construcción de la barriada sevillana de la Barzola a comienzos de los años 70 del pasado siglo. 
Pedestal de Isis
Sobre este pedestal se alzaría una imagen de la diosa egipcia. Por la inscripción del pedestal sabemos que Fabia Fabiana, en memoria de su nieta Avita, dona a “Isis niña” sus joyas (perlas, esmeraldas, etc.), a quien erige este monumento en el que, además de la inscripción, podemos admirar figuras en relieve de los dioses egipcios Osiris, Horus, Apis, Anubis e Ibis.
Fortuna torreada
En Itálica se encontró esta estatua de la diosa Fortuna, protectora de la ciudad, de la que sólo se ha conservado su cabeza adornada con una diadema y coronada por una torre almenada. Responde a un modelo griego de Tiche (Fortuna), personificación de la ciudad, en este caso seguramente de la propia Itálica. El atributo de la torre fortificada hizo que en ocasiones se identificara con Cibeles, diosa protectora de la ciudad.
Museo Arqueológico de Sevilla
Créditos: reportaje

Dioses y diosas de Roma

Organiza:
Museo Arqueológico de Sevilla
Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

Comisariado: Área de Difusión
Fotografía: Martín García, Guillermo Mendo, José Morón.

Museo Arqueológico de Sevilla

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil