La vida y la muerte en el antiguo Egipto

Houston Museum of Natural Science

Una selección de artefactos de la sala del antiguo Egipto

Explora la sala de las momias en la exposición del antiguo Egipto del Museo de Ciencias Naturales de Houston. Esta sala abarca los temas de escritura, religión y recursos naturales y, por supuesto, la momificación en el antiguo Egipto.

Qar e Idu cazando
Piedra caliza pintada. Reino Antiguo, 6ª dinastía. Reino de Pepi I o posterior, 2332-2283 a. C. De Fiza, tumba de Qar.
El funcionario Qar levanta un palo de lanzamiento para cazar patos; detrás de él, aparece el escriba Idu, quien probablemente era su hijo. Él sostiene las presas de Qar. La caza de animales salvajes en el desierto y los pantanos era un pasatiempo popular para la élite. Además de proporcionar alimento, controlar plagas y ser un deporte, también tenía una dimensión más profunda. Se consideraba que las representaciones de actividades de caza en las tumbas eran metáforas de la conquista exitosa de los espíritus caóticos por parte de la persona muerta y de su entrada a la vida después de la muerte.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

Horemheb, el hombre que se convirtió en Dios
Granodiorita. Nuevo Reino. Reino de Tutankamón. 1334-1325 a. C. Probablemente de Saqqara, tumba de Horemheb.
El traje de la figura, con una larga peluca ondulada y llamativas mangas de lino plisado, identifica a este hombre como un alto funcionario del Reino de Tutankamón. La inscripción en una figura casi idéntica, pero completa, que ahora está en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, lo identifica como Horemheb. Es probable que las dos figuras provengan de su tumba en Saqqara. La tumba de Horemheb en Saqqara quedó enterrada bajo las arenas movedizas del desierto. Excavaciones informales del siglo XIX trajeron algunos de sus relieves y estatuas a los museos fuera de Egipto, pero se perdió nuevamente hasta que las excavaciones realizadas por un equipo británico-holandés la volvieron a descubrir en 1975. Ahora restaurada, es uno de los sitios más destacados de una visita a Saqqara.
Préstamo del Museo Nicholson, Universidad de Sídney.

Modelo de un barco
El Nilo era la arteria de Egipto, y proporcionaba agua y transporte durante todo el año. El transporte en botes de caña o madera era rápido y confiable. Se podía usar la corriente para viajar hacia el norte o abrir una vela y aprovechar la brisa constante para ir hacia el sur. Los signos jeroglíficos para "viajar hacia el norte" y "viajar hacia el sur" son imágenes de un barco con la vela plegada y desplegada, respectivamente.
Préstamo del Museo Roemer-und Pelizaeus, Hildesheim.

Collar ancho
Fayenza y terminales de madera modernos. Período ptolemaico, 332-30 a. C.
Préstamo del Museo Roemer-und Pelizaeus, Hildesheim

Vasija de cerámica decorada con escenas fluviales
Greda. Periodo predinástico, Naqada II, 3700-3200 a. C.
Préstamo del Museo Michael C. Carlos, Universidad Emory. Recolectado por William A. Shelton, fundado por John A. Manget.

Concha que menciona el faraón Senwosret
Concha. Imperio Medio, 12ª dinastía, 1991-1782 a. C.
Un número de conchas de ostra pulidas tienen inscritos los nombres de los faraones de la dinastía 12; se ha sugerido que se trataba de premios militares o insignias de una división particular de soldados.
Préstamo anónimo.

Perla. Un persona real agachándose.
Fayenza. Imperio Nuevo, 18ª dinastía, 1350-1334 a. C. Reino de Ajenatón.
Es una pieza pequeña, aproximadamente del tamaño de una uña, pero la pasta de fayenza está moldeada de una manera detallada. Se puede distinguir una figura agachada vestida con la larga falda plisada de la elite de la época de Ajenatón. La figura tiene una mano a la altura de la boca y succiona su dedo índice, gesto que se usaba para identificar a los niños en Egipto. En la cabeza, tiene un gorro ceñido con cuerdas que cuelgan por la parte posterior, y una serpiente ureus para protección en la parte delantera. Se trata de una persona real del período de Amarna renacida como un niño, al igual que el sol sale de nuevo todos los días. El gorro de corona que usa la figura solo lo usa una sola persona: Nefertiti.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Escarabajo que menciona cacerías de leones
Esteatita barnizada. Imperio Nuevo, 18ª dinastía, reinado de Amenhotep III, 1386-1349 a. C.
Amenhotep III emitió una serie de escarabajos grandes que registraban y difundían los logros de su reinado. Este es uno de un grupo con inscripciones idénticas. Después de los títulos del rey y la reina, declara "la lista de leones que Su Majestad derribó mediante tiro con arco desde el primer año de su reinado al año diez: ciento dos feroces leones".
Préstamo de la Universidad Rice, regalo de Charles Wrightsman.

Cabeza de maza
Piedra caliza endurecida. Principios del período dinástico,1ª - 3ª dinastías. 3050-2613 a. C., de Zawiyet el-Aryan, tumba 490/4.
Durante el período de Naqada II, las cabezas de maza cambian su forma de disco por una forma de pera; durante el resto de los 3,000 años de la historia faraónica, la forma no vuelve a cambiar.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

Coberturas para las uñas de los pies y los dedos
Oro. Período tardío, 26ª - 30ª dinastías, 664-332 a. C. Giza, tumba G 7600 S, sala III.
Se creía que la persona muerta se unía al dios del sol en la vida eterna y que se regocijaba en su resplandor. Durante el período romano, los cuerpos momificados tenían la piel dorada para reflejar esta transformación; durante los períodos más tempranos, se ponían coberturas de oro para las uñas de los pies y las manos de las momias.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

El Rey Mentuhotep II
Piedra caliza. Imperio Medio, 11ª dinastía, 2010-1998 a. C., Reino de Mentuhotep II. De Tebas, Deir el-Bahari.
La decoración ampliamente pintada del templo funerario de Mentuhotep al oeste de Tebas lo mostraba ofreciéndose a los dioses y siendo recibido por ellos. Aquí se puede identificar al Rey por su diadema rodeada por una serpiente ureus, la diosa protectora Uadyet.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Fondo de Exploración de Egipto por suscripción.

Recipiente de almacenamiento con reparaciones antiguas
Cerámica. Periodo predinástico, Naqada I. 4200-3700 a. C.
La grieta antigua que recorre un lado de esta alta vasija se reparó con orificios a ambos lados que contenían tiras de cuero para fajar la vasija y evitar que se abriera.

Navaja de afeitar
Bronce. Imperio Nuevo, 18ª -20ª dinastías. 1570-1070 a. C.
Hombres y mujeres afeitaban sus cabezas y cuerpos para permanecer frescos, sin pestes y para acercarse a los dioses. La higiene era de lo más importante para los egipcios.
Préstamos del Museo Michael C. Carlos, Universidad Emory.

Panel del ataúd de Satmeket
Madera pintada. Imperio Medio, 12ª dinastía, 1991-1782 a. C. De Deir el-Bersheh, tumba de Djehutynakht.
Tres filas de jeroglíficos cuidadosamente dibujados y pintados dan el nombre del propietario del ataúd, la dama Satmeket. Las columnas de jeroglíficos cursivos de la parte inferior contienen hechizos funerarios que comienzan con la frase "djed medu" o "palabras que deben pronunciarse". También hay hechizos más breves grabados en las juntas.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Hay Collection, regalo de C. Granville Way.

Fragmento de una inscripción re-utilizada
Piedra caliza. Imperio Nuevo, 19ª dinastía, 1293-1185 a. C. De Tebas occidental, Deir el-Medina.
La superficie rugosa, recurvada dentro de los marcos, que nombran a Seti II, muestra que originalmente contenía el nombre de un gobernante anterior, probablemente Amenmeses, el rival de Seti.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Figura sentada de Imhotep, leyendo un rollo de papiro
Bronce. Período tardío, 26ª - 30ª dinastías, 664-332 a. C.
Imhotep, el patrón deificado de arquitectos y médicos, se muestra en su traje típico: la vestimenta de un hombre adinerado, y su postura típica, leyendo un rollo de papiro desplegado en la falda.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Gama de colores para los cosméticos
Diorita porfídica. Periodo predinástico, Naqada II. 3700-3200 a. C. Posiblemente de Nubia.
Maquillaje de ojos molida sobre bloques de piedra que era un marcador de estatus. Durante el período predinástico, la malaquita o la mena de plomo negro también eran populares.
Préstamo anónimo.

Chal de lino
Posiblemente Imperio Nuevo, 18ª - 20ª dinastías. 1570-1070 a. C.
Los vestidos ajustados que usaban las mujeres de las esculturas, como Renenutet y sus hijas, son las traducciones en piedra de las prendas de lino liviano semitransparente.
Préstamos del Museo Michael C. Carlos, Universidad Emory.

Ostracón con escritura hierática
Cerámica. Imperio Nuevo, 19ª - 20ª dinastías, 1293-1070 a. C.
Una carta a Montumose, jefe de la policía en el pueblo de los trabajadores de las tumbas: "…busquen un chivo para mi esposa que está enferma y tómenla…"
Préstamo de la colección privada de Edward F. Wente.

Maqueta de una mesa con ofrendas y vasijas
Cobre. Reino Antiguo, 6ª dinastía, 2345-2181 a. C. De Giza, tumba de Impy.
En las cámaras mortuorias subterráneas, se colocaban maquetas de mesas de ofrendas para duplicar y perpetuar los efectos de las ofrendas colocadas en la cámara de culto que se encontraba por encima. La mesa y las vasijas están hechas principalmente de cobre puro. El bronce, una aleación de cobre y estaño más dura y dúctil, tardaría unos 500 años en popularizarse en Egipto.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

Orejera
Vidrio. Nuevo Reino, 18ª - 20ª dinastías. 1570-1070 a. C.
Tramas retorcidas de colores contrastantes acentuaban las orejeras de los egipcios.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Cartela procedente de la tumba de Sety I
Piedra caliza pintada. Imperio Nuevo, 19ª dinastía, 1293-1185 a. C. Valle de los Reyes.
Cuando Belzoni la descubrió, la tumba de Seti en el Valle de los Reyes estaba casi en su estado natural. Sus paredes talladas y pintadas con colores brillantes eran un imán para los turistas y estudiosos. Los visitantes tomaban moldes de plástico de las paredes y les quitaban así la pintura; sus antorchas dejaban manchas de humo negro en las paredes; museos y personas tomaron cientos de recuerdos en la forma de piezas talladas, como esta cartela.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Decreto del Rey Neferirkare
Piedra caliza. Imperio Antiguo, 5ª dinastía, 2477-2467 a. C. Reino de Neferirkare. De Abydos, templo de Osiris.
Los monumentos más famosos del Antiguo Egipto no estaban hechos por esclavos, sino por trabajadores conscriptos. Los hombres hábiles pagaban por la paz y la prosperidad que su rey les otorgaba con trabajo físico. La inscripción, que copia el diseño de una carta de papiro, reproduce un decreto real del rey Neferirkare (a quien se nombra en la columna derecha). Neferirkare protege a Hemwer, sus colegas, y sus dependientes de ser sujetos al reclutamiento.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Fondo de Exploración de Egipto por suscripción.
Retrato de un niño

Pintura encáustica sobre panel de madera. Periodo Romano, c. 150 d. C. De Hawara.
Este panel atractivo encapsula las opciones de conmemoración disponibles a los habitantes de Egipto durante el período romano. La familia del niño que se muestra (tenía aproximadamente diez años cuando murió) hizo que lo envolvieran y momificaran al estilo faraónico, en lugar de cremarlo como era la costumbre para las personas identificadas como romanos. Se colocó el cuerpo en un féretro de cartonaje, decorado con figuras de dioses egipcios. Sin embargo, sobre el rostro colocaron una imagen realizada en el medio clásico de pintura encáustica en cera caliente de color. La pintura muestra al niño con una túnica blanca con clavi púrpura (bandas verticales). Alrededor de la cabeza, hay un marco moldeado y dorado, decorado con hojas de vid y uvas (símbolos clásicos de la resurrección que pronto serían absorbidos por el cristianismo).
Préstamo del museo y galería de arte de Salford.

Parte superior de un ataúd antropoide
Madera enyesada y pintada. Imperio Medio o posterior. Posiblemente 12ª dinastía, 1991-1782 a. C.
Este fragmento de féretro demuestra el papel que jugaba la tradición y la continuidad de los roles en la cultura egipcia. Los féretros con forma humana aparecieron por primera vez en el Reino Medio. Tienen cuerpos blancos y lisos, ojos grandes, collares grandes y rostros negros o verdes; tenían como fin hacer que la persona muerta se viera como Osiris, el dios de la muerte. Los féretros del Imperio Nuevo y el tercer período intermedio se volvieron más elaborados en cuanto a pinturas y colores, pero, en el período tardío, se observa un renacer del interés por las viejas costumbres. Algunos féretros del período tardío también tienen cuerpos blancos lisos, rostros verdes y collares de adorno. ¿Cómo debería fecharse esta pieza? Es difícil estar seguro sin recurrir a pruebas destructivas, pero creemos que el saldo presente de evidencias demuestra que es de un original del Imperio Medio y no una pieza más tardía inspirada en el pasado.
Préstamo de Hildesheim, Museo Roemer-und Pelizaeus.

Vestido en forma de una red, hecho con cuentas
Fayenza. Imperio Antiguo, 6ª dinastía. 2345-2181 a. C. De Giza, tumba G 5520 D.
Un texto egipcio describe al gobernante Snefru del Imperio Antiguo en un viaje de placer en un barco remado por mujeres jóvenes que solo llevaban puestas redes de pescar, una moda copiada en sus vestidos tejidos en fayenza. Si bien este vestido de red de cuentas se usaba sobre un fondo de lino, los pendientes de flores del dobladillo, las cuentas azul verdoso y el sonido que hacía al moverse habrían convertido en irresistible a quien lo usara.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston, Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

Ataúd de Neskhons
Madera pintada. Tercer período intermedio, 21ª dinastía. 1070-945 a. C. Probablemente de Tebas.
En 1900, Liberty Holden, un empresario de Ohio, que estaba de vacaciones en Egipto en ese momento, compró el féretro y la momia de Neskhons ("el que pertenece al dios Jonsu"). Neskhons, a quien se lo nombra en las inscripciones como un sacerdote de Amun, representó un claro ejemplo de los féretros del tercer período intermedio que se decoraron vistosamente. En ese momento, Egipto era relativamente pobre, y las grandes tumbas talladas y pintadas estaban fuera del alcance de la mayoría de las personas. Por lo tanto, se ponía toda la atención en los féretros que se pintaban con toda la decoración que ya no se colocaba en las tumbas y se convertían en universos en miniatura centrados en la persona muerta.
Préstamo de una colección privada.

Fragmento de un obelisco
Granito. Imperio Nuevo, 18ª dinastía, 1498-1483 a. C. Reino de Hatshepsut. De Tebas, templo de Karnak.
Pares de obeliscos altos y punteagudosflanqueaban las puertas de los templos. Por lo general, estaban hechos de granito rojo extraído de Aswan (a 193 kilómetros al sur de Tebas), y sus puntas se enfundaban en oro para atrapar el sol. Este fragmento proviene de uno de los ejemplares que colocó la faraona Hatshepsut en el templo de Amón en Karnak. En la columna, había imágenes talladas de sus ofrendas a los dioses, mientras que las inscripciones mostraban su orgullo por sus logros: "Lo hizo como monumento para su padre, Amun… haciendo que eleven ante él dos grandes obeliscos en la puerta sagrada llamada 'Amun es Gran en su Majestad'… escrito en oro delicado, iluminan las Dos Tierras, como el disco del sol. No se ha hecho nada igual desde el comienzo de los tiempos". En la antigüedad uno de los obeliscos se cayó y estrelló. El otro sigue en pie en el templo y se extiende 27 metros hacia el cielo.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Regalo de los herederos de Francis Cabot Lowell.

Figura del dios Bes
Madera enyesada y pintada. Imperio Nuevo, 19ª - 20ª dinastías, 1293-1070 a. C.
El dios león Bes, que aquí se muestra tocando una flauta de doble tubo, protegía a las mujeres al dar a luz. Los orificios del borde de la mano izquierda y la proyección rectangular que sale de la cabeza muestran que la figura era parte de un mueble, probablemente una cama. Bes habría vigilado los sueños de quien durmiera allí.

Un escarabajo en forma de un corazón
Grauvaca. Período tardío, 26ª - 30ª dinastía. 664-332 a. C.
La inscripción nombra a un hombre llamado Nebseni, un sacerdote del dios Onuris.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Hay Collection, regalo de C. Granville Way.
Pórfido. Periodo ptolemaico, 332-30 a. C.

Busto representando una reina
Pórfido. Período ptolemaico. 332-30 a.C.
Este busto, tallado en pórfido púrpura con los ojos originalmente hechos de vidrio negro y blanco, solo puede provenir de una imagen de una persona de la realeza o un dios. La serpiente ureus en la frente lo identifica como realeza, mientras que la peluca tripartita larga es propia de las mujeres y diosas. El estilo sereno del rostro y el uso de pórfido son típicos de los períodos ptolemaico y romano. ¿Podría ser esta reina la famosa Cleopatra VII, última gobernante de un Egipto independiente? Las probabilidades son pocas, ya que no se parece a las imágenes conocidas de Cleopatra VII.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Contenedor para la ofrenda de comida
Piedra caliza. Imperio Antiguo, 6ª dinastía, 2345-2181 a. C. De Giza, tumba del visir Khnumenti.
El ganso y el pato eran comidas populares que los propietarios de las tumbas querrían llevarse consigo a la vida eterna. Este envase esta tallado para reproducir la forma del ave atada y condimentada que contenía originalmente.
Préstamo del Museo de Bellas Artes, Boston. Expedición de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston.

Decretos de un oráculo
Fayenza, papiro. Tercer período intermedio; período tardío. 21ª - 25ª dinastías, 1070-664 a. C.
Los dioses podían hablar con las personas mediante oráculos. El medio más común para consultar un oráculo era colocar una pregunta en la estatua de culto de un dios mientras que se lo llevaba en procesión durante un festival. La respuesta se interpretaba por el movimiento del altar que sostenía la estatua. Los decretos de los oráculos escritos en pergaminos de papiro solían guardarse en contenedores de metal precioso como amuleto de protección y recuerdo del evento.
Préstamo de los administradores del legado de Denys Bower, castillo de Chiddingstone, Reino Unido.

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil