1971 - 1974

La primera gran restauración de Baelo Claudia

Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia

Intervenciones del arquitecto Alfonso Jiménez Martín.

Alfonso Jiménez y su contexto
La donación al Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia por parte Arquitecto Alfonso Jiménez Martín de la documentación de sus intervenciones de restauración en este conjunto posibilita que hoy en día conozcamos su actividad entre 1971 y 1974. Para conocer las claves de la actuación del arquitecto en Baelo Claudia a través de la documentación analizamos, en primer lugar, su trayectoria profesional y cómo era la Baelo Claudia de los setenta.

Alfonso Jiménez Martín (Sevilla,1946), is a surveyor and architect who graduated at the University of Seville in 1971. He obtained a doctorate in 1977, after thorough training and extensive experience in the restoration of historic monuments.

From the year 1967, he had been involved in restoration work, assisting the architects Rafael Manzano Martos and Félix Hernández Giménez, chief architect of the Sixth Area of the National Heritage Defence Service. During this period, he participated in restoration work at Munigua and the amphitheatre of Italica, in collaboration with renowned professionals, such as Antonio Blanco Freijeiro, his thesis director and Theodor Hauschild, from whom he learnt about methodological approaches.

Su amplia trayectoria profesional abarca la intervención en sesenta y cinco monumentos y conjuntos de Andalucía Occidental.

Fue profesor en la Escuela Técnica de Aparejadores de Sevilla, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Hispalense y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, en la que obtuvo cátedra desde 1983. Así mismo, obtuvo varios premios como el de la Real Maestranza, el I Premio Fibes a la rehabilitación por el Parlamento de Andalucía y fue Premio Nacional de Restauración, en 2002, junto a Teresa Laguna. Así mismo fue vigésimo sexto Maestro Mayor de la Catedral Metropolitana de Sevilla, desde 1987 y, en 2003, ingresó como numerario de la Real Academia Sevillana de Ciencias entre otros.

Baelo Claudia a principios de los setenta

El arquitecto Alfonso Jiménez llega a Baelo Claudia en noviembre de 1971 con la misión de intervenir en los edificios descubiertos en la ciudad romana de Baelo Claudia, que habían sido exhumados entre 1917 y 1921 por Pierre Paris y su equipo de la "École des hautes Études hispaniques") y, desde el año 1967, por sus continuadores de la Casa de Velázquez.

La "ciudad conocida" a la llegada de Alfonso Jiménez sumaba a lo descubierto a principios del siglo XX (capitolio, teatro, parte del foro, parte de las factorías de salazón y necrópolis oriental), la plaza enlosada del Foro, los dos pórticos laterales con sus edificios civiles y unas termas.

La "incipiente" Basílica, todavía se encontraba en parte bajo la carretera militar cercana al poblado de Bolonia, superpuesto este a la ciudad romana.

Sus obras: un hito de la restauración en Baelo Claudia
Las obras de restauración, consolidación y restitución en Baelo Claudia por parte del arquitecto Alfono Jiménez fueron, sin duda, de las más importantes realizadas hasta la fecha en la ciudad romana. Fueron llevadas a cabo con una maestría y criterio sorprendentes, además de ser un hito muy a tener en cuenta, en lo que respecta a la puesta en valor del yacimiento arqueológico que ha llegado hasta nuestros días, hoy Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.

El Capitolio, la fuente y su zona adyacente

Las estructuras parciales recuperadas de esta zona fueron restituidas intentando recuperar, según extraemos del proyecto de intervención, "la forma en la que se encontraban en época romana".

La limpieza de los tres templos y la desviación de las tuberías de agua potable que abastecían Bolonia se hizo indispensable antes de acometer las obras.

El acondicionamiento del Templo B o templo de Júpiter consistió en reconstruirlo hasta "nivel de arranque de las basas", según declaró el responsable Alfonso Jiménez. Además se reconstruyó su escalinata y se entibó toda la parte trasera de estos como medida preventiva y de conservación.

La fuente, y el muro de la terraza con las dos escaleras fueron restituidos y alcanzaron la cota idónea para mostrarlos tal y como fueron en su época. Este plano de 1972 muestra el proyecto que se llevaría a cabo en dicha zona, en el que se incluía la fuente, la tribuna de arengas justo delante, los pequeños templetes ó sacella, y las escaleras a uno y a otro lado del muro que separaba la terraza superior de la inferior.

El Foro

La labor de documentación de los elementos arquitectónicos fue una tarea ardua, antes de su traslado para la continuación de las excavaciones en el foro.

A partir de la ingente cantidad de elementos arquitectónicos que fueron retirados y documentados cerca del pórtico oeste del foro antes de su traslado (hasta 250 sillares), se creó un fichero con medidas y dibujos que se conservan en su legado documental.

La Basílica

Las obras de la basílica fueron de los primeros trabajos que consiguieron darle forma a una gran cantidad de sillares y elementos arquitectónicos desplomados "in situ", en un edificio conocido por aquel entonces como "Edificio Sur" (1971).

La excavación llevada a cabo por los investigadores de la Casa de Velázquez dejó entrever al poco tiempo que se trataba de un edificio civil singular y de grandes dimensiones.

Al margen del trabajo de los arqueólogos, la labor de Alfonso Jiménez fue primordial, pues documentó todos los elementos arquitectónicos antes de su retirada. De la misma manera se hicieron ensayos en el tratamiento de estucos del edificio coordinados por el director del laboratorio de restauración de Itálica, don José Mesa Alanís.

Muchos de los tambores de las columnas y los sillares de las jambas aparecieron en conexión una vez derrumbados, lo que facilitó y dio bastante veracidad a lo restituido.

De esta manera, el edificio más grande y ostentoso del foro de la ciudad iniciaba su largo camino de puesta en valor para su mejor comprensión y difusión. La anastilosis parcial del edificio sería una realidad que no tardaría en llegar.

Esta fotografía de 1974 muestra el resultado de una de las grandes obras del arquitecto Alfonso Jiménez: la primera anastilosis de la Basílica en la parte oriental de las columnas del edificio y de las jambas de las puertas.

Aún así habría que esperar algunos años (hasta 2001) para contemplar la anastilosis completa de las columnas de la planta inferior, pues en esta época la carretera militar, retirada en el año 1980, todavía seguía ocupando el ángulo suroeste del edificio.

Las Termas

El arquitecto, a través de una intervención de urgencia, consolida y estabiliza sectores del edificio termal excavado en los años 1969 Y 1970 por parte de la institución francesa Casa de Velázquez.

En la fotografía observamos el arriostramiento de varios arquillos del hipocausto (falso suelo por el que circulaba el aire caliente para calefactar las salas en las termas romanas). Además, todo el edificio se limpió de vegetación y se apuntaló, cerrándose huecos.

Los levantamientos necesarios para las intervenciones se nutrían no sólo de datos de tipo técnico arquitectónico, sino que precisaban de levantamientos que contemplaran datos arqueológicos. En este plano, por ejemplo, podemos observar las fases de construcción de los distintos espacios.

De esta manera se dotaba a las intervenciones, que debían contar con este tipo de documentación previa, de un carácter más respetuoso con la integridad del inmueble y veracidad de las restituciones.

Además de las termas, el lienzo occidental de la muralla fue entibado y apuntalado hasta en dos ocasiones, según extraemos del informe de intervención de urgencia.

El Teatro

A través de uno de los vomitorios del teatro observamos que las intervenciones en el teatro de Baelo Claudia tuvieron como punto de partida la limpieza de la vegetación. Aunque fue una constante común en todas la intervenciones, aquí contempló incluso vegetación arbolada.

Otro tipo de intervención que hubo que afrontar en primer lugar en este edificio fue el derribo de gran cantidad construcciones parásitas adosadas este.

La consolidación del edificio en estos años pasó además por el apuntalamiento de arcos y bóvedas. También se restauraron paramentos, todos ellos muy susceptibles al derrumbamiento.

En este plano, realizado en 1972 como forma de documentación de las obras de consolidación, podemos observar en planta el teatro de Baelo Claudia que lleva por título Media Cavea, graderío intermedio del edificio.

El Acueducto

La valiosa intervención del acueducto, que consistió en la limpieza, consolidación y restauración del tramo a su paso por el arroyo Chorrera, sentó las bases de las futuras actuaciones en el inmueble, que en suma darían como resultado la nueva visión que observamos hoy en los primeros pasos del circuito de visita actual.

En la fotografía, realizada a principios de los años setenta del siglo XX, apreciamos los arcos y arquillos que salvan el desnivel provocado por el curso del agua. En el margen derecho podemos incluso observar el canal o specum por el que circulaba el agua está totalmente volcado y apuntalado para evitar su total desplome.

La experiencia acumulada con el trabajo en este acueducto y su inquietud profesional posibilitaron al Arquitecto Alfonso Jiménez la publicación de un trabajo integral de investigación sobre los acueductos de Baelo Claudia, "Los acueductos de Bellone Claudia (Bolonia, Cádiz)", de 1973, una aportación muy valiosa al conocimiento de la ciudad baelonense.

Este levantamiento forma parte del artículo mencionado, su original acompañaba a la documentación legada al Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.

Su legado
Su legado documental a día de hoy lo compone casi toda la información detallada de sus obras en Baelo Claudia: proyectos, informes, fichas, dibujos, diapositivas, fotografías y una extensa planimetría de su actuación entre los años 1971 y 1974. En cuanto a su "legado patrimonial" podemos decir que le debemos una parte muy importante de la interpretación del circuito de visita visible hoy día.

Este croquis forma parte de su archivo, al igual que los elementos de esta hipotética reconstrucción del arco del Pórtico Oeste, que el arquitecto no pudo llegar a completar por su destitución en el año 1974 y del cual se encontraron gran cantidad de sillares, catalogados por él en su época.

Esta documentación es, en esencia, una valiosísima fuente de información de las intervenciones realizadas y de las que no llegaron a concluirse, con gran cantidad de información histórico y técnico de la ciudad antigua.

Su legado patrimonial alcanza gran parte de la consolidación de edificios del circuito de visita: parte de la anastilosis de la basílica que conocemos hoy en día y su restauración, la consolidación del Capitolio y los elementos de la parte Norte del Foro, entre los que se cuentan además la fuente, el muro de contención de la terraza superior y el ara de los templos ubicada en la parte exterior.

Además, como se ha mencionado anteriormente, el adecentamiento de las termas, del hipocaustum y muros del edificio así como la consolidación del tramo de la muralla Occidental entre la puerta de Gades y el Teatro, fueron una realidad en su época.

Suya fue la primera intervención de consolidación del edificio de espectáculos (Teatro) en las bóvedas de los vomitorios y los paramentos de las caveas, amén de las limpiezas de vegetación y construcciones contemporáneas anexas, realizadas para tal fin.

En resumen, podemos decir que le debemos una parte del circuito de visita visible hoy día, realizado con el buen criterio y el buen hacer de un profesional que comprendía la arquitectura antigua y que supo adaptarse, al menos durante tiempos difíciles de mucho trabajo, a las circunstancias de un período embrionario de la puesta en valor del yacimiento, que más tarde se convertiría en el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.

Personas y entidades que actuaron en las obras de Alfonso Jiménez en el período referido

- Aparejador: D. Román Queiro Filgueira.
- Contratistas principales: D. Juan Becerrra Romana, y D. Tomás Reina Aguilar.
- Peones, Albañiles y canteros, de Bolonia, Tarifa y alrededores.
- D. Alfonso García Martínez de Toledo, Ingeniero afectoa a ala Dirección General de Bellas Artes (diseñador montajes eléctricos).
- Armenco S.L., empresa montadora de servicios eléctricos.
- Laboratorio de Texsa S. A., en el estudio de conservación de materiales.
- José Luis Mesa Alanís, director del Laboratorio de Restauración de Itálica (estudio de los estucos de la Basílica).

Principales fuentes consultadas

- Jiménez Martín, Alfonso (1974?): Informe de la restauraciones en Bellone Claudia (Tarifa, Cádiz) en el Informe sobre las restauraciones dirigidas por el Arquitecto Alfonso Jiménez Martín en yacimientos de Andalucía Occidental bajo los auspicios de la Comisaría General de Excavaciones arqueológicas de la Dirección General de Bellas Artes.

- Jiménez Martín, Alfonso (1973): Proyecto de restauración del acueducto de Bellone Claudia. Tarifa, Cádiz.

Nota: Aunque en principio se proyectó actuar en más de un tramo del acueducto, el informe-resumen de sus obras anteriormente referido no refleja ninguna actuación en otros tramos, es por esto por lo que la exposición se centra únicamente en el tramo del arroyo Chorrera.

- Jiménez Martín, Alfonso (1972): Proyecto de Consolidación y Restauración de las Termas y Murallas. Tarifa, Cádiz.

-Jiménez Martín, Alfonso (1972): Proyecto de restauración de la Fuente y las ediculas de Belo (Monumento Nacional).

Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia
Créditos: reportaje

La primera gran restauración de Baelo Claudia

Organiza:
Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.
Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

Comisariado: Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.
Textos: Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.
Fotografía: Legado Alfonso Jiménez Martín y Archivo del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.
Montaje digital: Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.

Conjunto Arqueológico Baelo Claudia.

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil