14 feb. 2018

Obra 1956-1966

Pérez Celis - Museo Virtual

Artista es el que supera todos los inconvenientes entre él y la obra. Las dificultades son de todo tipo: psicológicas, físicas, materiales. Encontré en el “El hombre mediocre" un camino para el inconformismo, que podía resolver la búsqueda de mi propia identidad. Pérez Celis

Tal como manifestó en muchos reportajes, entre 11 y 12 años  Pérez Celis se encuentra con el libro de José Ingenieros "El hombre mediocre" y decide ser pintor. Llega a su casa prende fuego a las historietas que diseñaba, compra pomos de pintura y unas telas y pinta  "Paisaje 1956". 
"Todos no se extasían como tú, ante un crepúsculo, no sueñan frente a una aurora o cimbran con una tempestad…Es de pocos esa inquietud de perseguir ávidamente alguna quimera, venerando a filósofos, artistas y pensadores que fundieron en síntesis supremas sus visiones de ser y de la eternidad, volando más allá de lo real. Los seres de tu estirpe, cuya imaginación se puebla de ideales y cuyo sentimiento polariza hacia ellos la personalidad entera, forman razas aparte en la humanidad: son idealistas". José Ingenieros
Desde entonces nunca abandonó su vocación, la disciplina y el sacrificio en pos de su meta. Lo apoyó su mama Josefa a pesar que la familia no veía con buenos ojos esa vocación. Sintió acompañamiento en el ambiente artístico que era el barrio de Liniers en aquellos tiempos.
“El ideal es un gesto del espíritu hacía alguna perfección… un punto y un momento entre los infinitos posibles que pueblan el espacio y el tiempo. ”Los ideales, por ser visiones  anticipadas de lo venidero, influyen sobre la conducta y son el instrumento natural de todo progreso humano. Los ideales están en perpetuo devenir, como las formas de la realidad a que se anticipan”. José Ingenieros

Pérez Celis con su mujer Sara en Montevideo

Colección Museo de Arte Moderno de Buenos Aires
El pez mágico. Óleo sobre tela. Buenos Aires, 1960
La exposición en la Galería H fue la primera en la cual se vendió la totalidad de la obra expuesta y le permitió empezar a vivir de su obra pictórica. Situación que se repitió en dos oportunidades más, una en EEUU, cuando recién se instalaron allí.
Colección Museo Nacional de Bellas Artes de Argentina
Rey América. Pintura óleo sobre tela. Buenos Aires, 1961

Demolido por desarrolladores, en el año 2000 aprox. Buenos Aires.

Fotografía de archivo, Pérez Celis pintando en los 60

Pérez Celis sostuvo un enfrentamiento con el poderoso crítico Romero Brest después del año 1963, a raíz de la declaración de Romero Brest: "la pintura ha muerto "refutada por el artista con un poster "la pintura no ha muerto yo estoy vivo".
Museo de Arte Contemporáneo, Lima

Artista argentino capta Cultura Inca Cuzco, Grecia indigenista

Anatonia es una ciudad imaginaria, que está más allá de la poesía y del arte. En realidad fue creada hace más de diez años por el poeta CM Caron y en la cual me sentí identificado. Creo que en cierta manera me ha acompañado durante toda mi obra. Pérez Celis en la inauguración de la muestra de tapices Galería El Sol.
Colección MoMA, New York
Sol Negro. Serigrafía 4/7 sobre papel. Buenos Aires, 1966
Fundación Pérez Celis
Créditos: reportaje

Fundación Pérez Celis
Diseñadores Iván Villani y Luz Arias
María Carolina Baulo

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil