julio de 1936 - abril de 1939

Madrid en guerra: imágenes de la guerra civil española

Agencia EFE

La Agencia EFE, que cuenta con un archivo de 12 millones de fotos históricas que abarca desde comienzos del siglo XX hasta nuestros días, dispone de la mayor colección de fotos sobre la Guerra Civil española (1936-1939) tomadas por distintos reporteros gráficos, tanto españoles como extranjeros, y de las que esta colección es una pequeña muestra.

MADRID EN GUERRA
Durante la Guerra Civil española Madrid fue primera línea de frente. Desde noviembre de 1936 hasta marzo de 1937, fecha en que el frente se estabilizó, sus habitantes fueron testigos y protagonistas de una de las más importante batallas de un conflicto que empezó con la sublevación de la mayoría del ejército en contra del Gobierno republicano el 18 de julio de 1936, apoyado por diversas fuerzas políticas, y que no tardarían en autodenominarse nacionales. La sublevación militar fracasó en Cataluña, Valencia y Madrid y el cuartel de la Montaña, donde se atrincheraron las tropas rebeldes, fue asaltado y tomado por las milicias de los partidos de izquierda y de los anarquistas. En cambio, la rebelión triunfó en el noreste de España, Navarra, parte de Andalucía y norte de Marruecos, entonces colonia española. Desde esas zonas el ejército sublevado se dirigió hacia la capital de España en un rápido avance en dos direcciones, por el norte bajo el mando del general Emilio Mola y por el suroeste por las tropas del general de Brigada José Enrique Varela. 

El capitán del ejército sublevado Emilio Vela, al igual que harán todos los militares rebeldes en las ciudades españolas, lee en Toledo el bando declarando el Estado de Guerra con el que da comienzo la rebelión contra el legítimo Gobierno republicano.

“Tengo bajo mi mando cuatro columnas que marchan hacia la capital; sin contar la quinta, que está dentro de Madrid”.
Esta frase, atribuía al general Emilio Mola, es donde al parecer se usó por primera vez la expresión “quinta columna” para referirse a los simpatizantes del golpe de Estado que se hallaban clandestinamente en Madrid durante la guerra civil haciendo labores de sabotaje y propaganda clandestina. La expresión “quinta columna” se utiliza desde entonces para referirse al enemigo infiltrado en una organización. En la foto: Bando militar del general Emilio Mola, uno de los organizadores de la sublevación, junto a otros generales, como Francisco Franco, y publicado en Pamplona el 19 de julio de 1936, en el que proclama el estado de guerra en todo el territorio bajo su mando. 

Ante la imposibilidad de tomar Madrid, las tropas rebeldes se atrincheran en el cuartel de la Montaña, que es asaltado por las distintas milicias de los partidos de izquierda y los anarquistas. Madrid, 20-7-1936

Muchos sublevados del Cuartel de la Montaña murieron en los enfrentamientos y, posteriormente, tras la toma del cuartel por las milicias republicanas y grupos anarquistas. Madrid, 20-7-1936

La derrota de la sublevación militar en Madrid desató la euforia y los milicianos que habían participado en la toma del Cuartel de la Montaña, celebraron su victoria por toda la ciudad.
Madrid, 20-7-1936

También fuerzas militares leales a la república celebraron con desfiles la derrota de los sublevados. Sin embargo, el conflicto se convirtió en una larga guerra en el que el control de Madrid era muy importante para los dos contendientes. Pero las columnas rebeldes provenientes del norte España bajo mando del general Mola no consiguieron atravesar los puertos de las montañas del Guadarrama, defendidos por los republicanos. Julio 1936

Mejor suerte tuvieron las fuerzas sublevadas procedentes del sur de España que avanzaron con rapidez hacia Madrid y lo avistaron en noviembre de 1936. El Gobierno republicano abandonó Madrid y el general José Miaja, al frente de la Junta de Defensa encabezó la resistencia republicana. En la foto se ve a tropas del ejército nacional que atacan una posición enemiga cerca del sur de Madrid. Octubre 1936.

En la capital española, la acción de ciertas milicias armadas de los partidos y sindicatos obreros desencadenaron una oleada de asesinatos en el verano de 1936 contra sospechosos de formar parte de la “Quinta columna” o simpatizar con la sublevación. Estos grupos actuaban extrajudicialmente y se incautaban de los bienes de los detenidos tras asesinarlos, como esta Milicia Popular de Investigación, llamada la “escuadrilla del amanecer” que aparece en la foto dirigida por Agapito García Atadell, (con gafas), y acompañado de algunos de los milicianos que trabajaban a sus órdenes. Cuando los nacionales se acercaron a Madrid, en noviembre de 1936, Atadell huyó hacia Francia y luego, en un barco, intentó llegar desde Marsella hasta América con un cuantioso botín. Sin embargo, el barco hizo escala en un puerto de las islas Canarias y García Atadell fue detenido y, posteriormente, ejecutado por los sublevados.
Madrid, 18-8-1936

A partir de noviembre de 1936, los republicanos consiguieron imponer su autoridad sobre los grupos autónomos anarquistas y milicias de los distintos partidos que actuaban por su cuenta y constituir el embrión del futuro ejército republicano que siempre estuvo supeditado a la intromisión de los distintos partidos políticos. En cuanto a las tareas de represión participaron casi todos, incluso órganos del Gobierno con la ayuda soviética, momento en que se produjo el traslado de parte de los presos políticos a Valencia y que terminó en un fusilamiento masivo en las afueras de Madrid. En la imagen, anarquistas pertenecientes al "Ateneo Libertario de las Cuarenta Fanegas"

"[...] El escritor José Bergamín […] pidió un minuto de silencio en memoria de Federico, y el público, en pie, levantó los puños emocionado" […]
La represión y asesinato del contrario fue también común en la zona nacional y uno de los primeros asesinados en su Granada natal, a manos de partidarios de la sublevación, fue el poeta Federico García Lorca que será recordado en este mitin celebrado en un teatro madrileño organizado por la Alianza de Intelectuales Antifascistas y en el que el público asistente guardó puño en alto un minuto de silencio en homenaje al poeta asesinado. Madrid, 27-9-1936 

Mapa de España en noviembre de 1936 con las dos zonas en manos de ambos contendientes. En azul los franquistas y en rojo los republicanos.

Tras diversos gobiernos republicanos de breve duración, en noviembre se formó el primer Gobierno del Frente Popular de mayoría socialista presidido por el dirigente Francisco Largo Caballero, y en el que estaban integrados también republicanos, nacionalistas catalanes y vascos, y comunistas. De izquierda a derecha: Bernardo Giner de los Rios (Comunicaciones); Anastasio de Gracia (Industria y Comercio); José Tomás y Piera (Trabajo y Sanidad); José Giral (Sin Cartera); Julio Álvarez del Vayo (Estado); Largo Caballero (Presidente); Mariano Ruiz Funes (Justicia); Ángel Galarza (Gobernación); Indalecio Prieto (Marina y Aire); Jesús Hernández (Instrucción Pública y Bellas Artes) y Vicente Uribe (Agricultura). Madrid, 4-9-1936

Varios militares republicanos observan a unos sesenta kilómetros de Madrid al enemigo desde una posición servida por una ametralladora Hotchkiss de 7 mm, de 1922, modelo reglamentario del Ejército español en 1936. Octubre 1936

“Mas vale ser viuda de héroe que mujer de cobarde”. Madrid, 14-10-1936
DOLORES IBÁRRURI GÓMEZ “LA PASIONARIA”, fue una figura histórica del comunismo español, que nació en Gallarta (País Vasco) el 9 de diciembre de 1895. El pseudónimo con el que fue conocida, "Pasionaria", se lo puso ella misma, y era el sobrenombre que usaba en sus colaboraciones periodísticas como dirigente del Partido Comunista de España (PCE). Diputada durante la II República (1931-1939), con la Guerra Civil se convirtió en una de las líderes republicanas y lanzó la consigna de "No pasarán" para animar a la resistencia contra las tropas sublevadas. Al final de la Guerra Civil se exilió a Rusia, regresó a España en mayo de 1977 y falleció el 12 de noviembre de 1989 en Madrid. En la foto, la dirigente comunista Dolores Ibarruri interviene en un mitin en apoyo de la defensa de Madrid organizado por el Frente Popular. Madrid, 14-10-1936

La propaganda republicana y de los distintos partidos que conformaban el Frente Popular así como los anarquistas fue muy superior a la de los franquistas durante toda la guerra, en parte debido a que los mejores ilustradores eran de simpatías republicanas, como Mauricio Amster o el comunista Josep Renau.

En la foto, cartel realizado por la Sección de Propaganda del Ministerio de Instrucción Pública animando a los madrileños a la defensa de la capital.
Madrid, noviembre 1936

Si los primeros en acudir en auxilio de los sublevados fueron el régimen fascista italiano y la Alemania de Hitler, la república española contó con el apoyo de la Unión Soviética de Stalin, lo que permitió una gran influencia del Partido Comunista español en el Gobierno y la población. Como se ve en la foto, la Asociación de los Amigos de la Unión Soviética hizo una incesante labor de propaganda prosoviética. Aquí se ve a unos simpatizantes de la Asociación que trasladan un periódico mural en una calle con motivo del 19º aniversario de la Revolución Rusa. Madrid, noviembre 1936

Asimismo, Madrid se llenó de carteles en los que aparecían los dirigentes soviéticos y, en especial José Stalin, con los más variados motivos y dentro del culto a la personalidad que recibían los dirigentes de los regímenes totalitarios, como también Hitler en la Alemania nazi y Mussolini en la Italia fascista. En este cartel colocado en la céntrica plaza de madrileña de la Puerta del Sol se ve un retrato de Stalin y el extracto de una carta enviada por éste a los "antifascistas" españoles con motivo del XIX aniversario de la Revolución Soviética. Madrid, 11-11-1936

GENERAL VARELA

El general José Enrique Varela, uno de los jefes más importantes del ejército del general Franco durante la Guerra Civil, nació en San Fernando (Cádiz) el 17 de abril de 1891 y dirigió las ofensivas nacionales contra Madrid en noviembre de 1936. Hijo de militar, durante la guerra colonial en el norte de Marruecos, entonces posesión española, le fue concedida en 1920 y 1921 con la más importante condecoración militar española, la Cruz Laureada de San Fernando. De ideología tradicionalista, se sublevó en 1932 contra la República, instaurada en abril de 1931, por lo que fue detenido. Recobró la libertad dos años más tarde y fue ascendido a general. Participó en los preparativos del golpe militar del 18 de julio de 1936, que dio comienzo a la Guerra Civil.
Finalizada la guerra, fue nombrado ministro del Ejército en el primer Gobierno del general Francisco Franco, aunque sus desavenencias políticas con este último le acercaron a los aliados. En 1942 Franco aceptó su dimisión como ministro y, en 1945 fue nombrado Alto Comisario de España en Marruecos. El 24 de marzo de 1951falleció en la localidad marroquí de Tánger
En la foto, la ofensiva final de las fuerzas sublevadas en contra de el Madrid republicano estaba dirigida por el general José Enrique Varela Iglesias. Aquí le vemos con una chilaba marroquí, en una población del frente de Madrid durante la Guerra Civil Española.
Madrid, hacia noviembre 1936

GENERAL MIAJA

El general José Miaja Menant, figura clave de las tropas republicanas durante la defensa de Madrid en la Guerra Civil española, nació el 20 de abril de 1878 en Oviedo y murió exiliado en México el 14 de  enero de 1958. Militar de carrera, participó en la guerra colonial en Marruecos. En 1932, durante la II República, ascendió a general y cuatro años después fue nombrado ministro de la Guerra. Ante los avances de las tropas nacionales, el Gobierno republicano se trasladó a Valencia y se le encomendó organizar la defensa de la capital de España logrando detener al enemigo en la Ciudad de Universitaria, al oeste de la ciudad.
El general Miaja fue también el responsable del frente republicano en otras significadas batallas de la contienda española. De hecho, en el transcurso de la guerra concentró más poder militar que ningún otro general republicano

Avance de las tropas nacionales al inicio de la batalla de Madrid en noviembre de 1936 con los responsables nacionales y republicanos de los distintos sectores del frente.

Milicianos apuntan con sus fusiles hacia las posiciones enemigas, en el sector de la Casa de Campo y carretera de Extremadura, lugares donde hubo los más duros combates al comienzo de la ofensiva nacional. Madrid, hacia noviembre 1936.

Grupo de soldados de las brigadas internacionales del batallón "Commune de Paris", integrados en la XI Brigada a su llegada a Madrid. Portan amplia boina negra de los alpinos franceses y un coleto de cuero de origen inglés. Las Brigadas Internacionales, tropas formadas por voluntarios de 54 países, fueron creadas por la Internacional Comunista y llegaron a tener en distintas fases, unos 40.000 combatientes (de los cuales unos 10.000 eran franceses) y resultaron decisivos en la detención de la ofensiva franquista en la Ciudad Universitaria. Madrid, 8-11-1936

El líder anarquista Buenaventura Durruti (c), jefe de la columna que llevaba su nombre, y arquetipo del hombre de acción anarquista, antes y durante la Guerra Civil, tras participar en diferentes combates durante los meses iniciales de la Guerra Civil, encontraría la muerte en la Ciudad Universitaria de Madrid el 20 de noviembre por una bala perdida. En la foto se le ve junto al alférez Antonino Uriel (2ºd), y un periodista de un diario republicano. Hacia noviembre 1936.

"Existen sólo dos caminos, victoria para la clase trabajadora, libertad, o victoria para los fascistas lo cual significa tiranía. Ambos combatientes saben lo que le espera al perdedor. Nosotros estamos listos para dar fin al fascismo de una vez por todas, incluso a pesar del gobierno Republicano”: Buenaventura Durruti

FRENTE DE MADRID: SIERRA DE GUADARRAMA
En la sierra del norte de Madrid el frente quedó estabilizado aunque hubo continuas escaramuzas. Aquí se ve a soldados nacionales, parapetados en la nieve en sus trincheras de la Sierra de Guadarrama, en el norte de Madrid. Enero 1937 

La URSS proporcionó a la República unos 700 aviones y unos 400 tanques, además de armamento, técnicos, pilotos, asesores militares y agentes del servicios de espionaje, aparte de combustible, ropa y alimentos, parte de ellos sufragados con donaciones populares, pagos directos y en parte con las reservas del oro del banco de España. Los tanque rusos T-26 tripulados por soviéticos y los aviones participaron en la batalla de Madrid.

En la foto se ve a soldados republicanos que saludan puño en alto, subidos en un carro de combate T-26 B de fabricación soviética en el frente de Madrid, hacia 1937

La Iglesia católica fue perseguida en muchas partes de la España republicana debido al anticlericalismo de ciertos partidos políticos y tomó partido a favor de los sublevados. Al final, fue uno de los fundamentos del nuevo régimen que se iba creando en la España nacional, dirigida por el general Francisco Franco una vez muerto el general Mola en un accidente de aviación. En la foto se ve a un sacerdote que celebra la Eucaristía, de cara a las posiciones republicanas, durante la fiesta de la Epifanía. Sierra de Guadarrama en el norte de Madrid, 6-1-1937

A comienzos de 1937 los franquistas desistieron de conquistar Madrid y el frente se estabilizó. Las posiciones más avanzadas de los nacionales en el frente de Madrid fueron el hospital clínico y las facultades de Medicina, y Filosofía y Letras, que se observan en la foto desde el lado republicano. Madrid, marzo 1937

La misma posición del frente de la Ciudad Universitaria de Madrid, pero esta vez desde el lado de las posiciones de los sublevados. En la foto, centinela de regulares del ejército de Franco en el frente de la Ciudad Universitaria. Madrid, 9-5-1938

Desde ese año, la defensa de la capital se convirtió en una larga guerra de trincheras que duraría hasta el final de la contienda. En la foto, puesto de transmisiones de la 21º Brigada Mixta republicana al mando del comandante Juan de Pablo Janssen. Usera (Madrid), 13-6-1937

La ofensiva republicana de Brunete fue un intento del ejército republicano por aliviar la presión sobre Madrid y que, pese a las grandes bajas por ambas partes, no tuvo un claro vencedor. En la foto el general José Enrique Varela Iglesias sigue el avance de las tropas nacionales sobre Brunete. Madrid, julio 1937

El dirigente comunista Enrique Líster tuvo a su cargo la defensa de un sector de la cuidad durante la Batalla de Madrid, al mando de la 1ª Brigada Mixta del EPR. Luego fue responsable de una de las mejores divisiones del ejército republicano que participó en las batallas más duras. En la foto se le ve son oficiales y soldados de su división después de la batalla de Brunete. Julio 1937

Soldados franquistas comprueban el estado de un carro de combate T-26 B, de fabricación soviética, capturado al enemigo. Frente de Madrid, hacia, 1937

Soldados republicanos se protegen tras sacos terreros durante la defensa de Madrid. Frente de Madrid, 1937

Con la victoria del general Franco, las mayoría de sus víctimas fueron exhumadas y enterradas, lo que no ocurrió con las del otro bando. Exhumación de los cadáveres de medio millar de presos nacionales sacados de las cárceles madrileñas en los primeros días de noviembre de 1936 y asesinados por los republicanos en las inmediaciones de Torrejón de Ardóz. Madrid, 16-12-1939

VIDA COTIDIANA DURANTE LA GUERRA
La vida cotidiana en el Madrid durante la Guerra Civil se vio alterado aparte por el conflicto bélico, que trajo consigo el estallido de una revolución que tuvo su apogeo en los primeros meses de guerra, por fenómenos desconocidos como los bombardeos y los refugiados, estampas habituales de los sucesivos conflictos pero que Madrid estrenó. Sin embargo, fiel a sus costumbres, los habitantes de la ciudad siguieron haciendo su vida "normal" pese al drama de los niños, la sucesión de éxodos, la tragedia de los bombardeos y la lucha por la supervivencia sin que faltaran entre medias costumbres tan españolas como el fútbol, los toros y diversos espectáculos como los clubes o el paseo y que dieron lugar a las dos caras de la ciudad, la de la guerra y la que prefería olvidar y sobrevivir.  En la foto, puesto de reparto de juguetes para los niños de Madrid, con motivo del día de Reyes. Madrid, 6-1-1937
"No pasarán"
“No pasarán”, frase acuñada por primera vez en el transcurso de la batalla de Verdún durante la 1ª Guerra Mundial, atribuida al general francés Robert Nivelle, y según otros, a su comandante Philippe Pétain. Fue la batalla más larga y una de las más sangrientas de la Primera Guerra Mundial. En la foto, cartel con el lema "No pasarán" colocado en una calle de Madrid, cerca de la Plaza Mayor. Madrid, 5-10-1936 

Voluntarias del Quinto Regimiento, la primera unidad militar formada por los comunistas, pelan patatas para preparar el rancho de los milicianos en las cocinas del cuartel de la calle Francos Rodríguez. Madrid, 7-8-1936

Escena de la vida cotidiana junto a una fortificación en el barrio de Argüelles. Madrid, abril 1937

Vida cotidiana: Niños aprendiendo instrucción y doctrina socialista. Madrid, 10-8-1936

Equipos de fútbol saludan con el puño en alto antes de iniciar un partido en el estadio de Chamartín, como homenaje a la 21ª Brigada Mixta. Madrid, mayo 1937

Mujeres confeccionando prendas para soldados republicanos en un taller de costura. Madrid, hacia julio 1936

Fachada de una farmacia ubicada en la Gran Vía protegida con sacos terreros de los bombardeos. Madrid, hacia diciembre 1936

Recogida de donativos para la cena de Nochebuena de los milicianos que luchan en el frente de Madrid. Madrid, 20-12-1936

Un grupo de viandantes en la Puerta del Sol observan los combates aéreos entre aviones republicanos y nacionales. Mientras la mayoría los aparatos de la aviación republicana eran rusos, los de los nacionales eran italianos. Madrid, 29-10-1936

Un niño observa un cartel que aconseja a la población evacuar la ciudad para evitar los bombardeos nacionales. Madrid, 20-1-1937

Víctimas del bombardeo aéreo nacionalista sobre la Red de San Luis. El bombardeo continuo de la ciudad causaron numerosos muertos;  las autoridades decidieron evacuar a la población civil, unas 200.000 personas salieron de Madrid. Madrid, 13-5-1937

Anciana con un niño herido y otros civiles en la estación de Atocha durante la evacuación de la ciudad.
Madrid, diciembre 1936

Paquetes almacenados en una sala del Museo del Prado con lienzos y otros objetos de arte que han regresado recientemente a España procedentes de Ginebra. Los cuadros se encontraban dispersos por toda Europa donde fueron enviados para evitar que fueran dañados por los bombardeos durante la Guerra Civil. Madrid, 10-9-1939

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado."
Las tropas de Franco entraron en Madrid el 28 de marzo de 1939 tras la rendición de las fuerzas republicanas del coronel Segismundo Casado que dio un golpe de Estado en contra de las fuerzas comunistas contrarias a rendirse. El 1 de abril el ejército republicano se rindió en toda España. En la foto un grupo de muchachas recorren alegres las calles de Madrid, con un retrato de Franco y la bandera roja y gualda. Madrid, 7-4-1939. El general FRANCISCO FRANCO , jefe del Estado español entre 1939 y 1975, nació en el Ferrol el 4 de diciembre de 1892. Realizó una brillante carrera militar que le convirtió en el general más joven de España en su época. El 18 de julio de 1936 participó en el levantamiento contra el Gobierno de la II República que desembocó en la Guerra Civil que se prolongó hasta 1939. Tras imponerse como jefe de los sublevados y ganar la guerra, estableció un régimen dictatorial con un marcado perfil conservador, católico y anticomunista. Después de casi cuatro décadas de dictadura, murió el 20 de noviembre de 1975 en Madrid. "En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado." (Parte oficial de guerra del 1 de abril de 1939, que puso fin a la Guerra Civil Española)
Una guerra entre españoles
Créditos: reportaje

Agencia EFE S.A.U.
Coordinador: Luis de León
Departamento de Documentación y Archivo Gráfico, Departamento Comercial y de Marketing y Departamento de Tecnología y Sistemas.

www.efe.com

Para adquirir cualquiera de las imágenes de esta colección puede ponerse en contacto con nosotros en los siguientes correos:
clientes@efe.es
archivografico@efe.es

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil