Nuestras Historias: Día de Muertos

National Museum of Mexican Art

Nuestras Historias destaca la colección permanente del museo, la cual expone las historias dinámicas y diversas de la identidad mexicana en Norteamérica. La exhibición muestra la identidad cultural como algo que evoluciona continuamente a través del tiempo, de regiones y de comunidades, en vez de señalarla como una entidad estática e inmutable, exhibiendo para esto, artefactos mesoamericanos y coloniales, arte moderno mexicano, arte popular, y arte contemporáneo de los dos lados de la frontera EE.UU-México. La gran diversidad de identidades mexicanas mostradas en estas obras desafía la noción de una sola historia lineal e identidad única.

El Museo Nacional de Arte Mexicano (National Museum of Mexican Art) celebra cada año el Día de Muertos. Los orígenes de esta celebración provienen de los rituales religiosos mexicanos antiguos, practicados por grupos indígenas, junto con el catolicismo introducido en México por los españoles. Ambas religiones se unieron para dar lugar a una combinación única de creencias y rituales que incluye la tradición popular de honrar a los muertos.

Las ofrendas durante el Día de Muertos consisten en altares o santuarios dedicados a las almas de quienes fallecieron. El 30 o el 31 de octubre (a veces antes), se preparan las ofrendas en muchos hogares mexicanos con el fin de garantizar que estén listas para el 2 de noviembre. La ofrenda tradicional suele consistir en una mesa adornada con un mantel y decorada con frutas, flores, vegetales y muchos otros objetos. Varias ofrendas suelen incluir un cielo, es decir, una hoja suspendida sobre la ofrenda o un hilo con banderitas coloridas de papel picado. Otros elementos importantes de las ofrendas son las fotografías de los muertos, estatuillas religiosas, panes de muerto, imágenes de santos, velas, vasos de agua, incienso y flores de cempasúchil.

Junto con los objetos, que decoran las ofrendas en los altares tradicionales, se incluyen comidas recién preparadas, que solían ser los platos favoritos de los muertos. Con las ofrendas, se invita a las almas a regresar a casa, se busca que se sientan cómodas y contentas durante la estadía.

La flor de cempasúchil o flor de muerto –parecidas a la caléndula amarilla – se han ofrecido a los muertos desde hace varios siglos. La flor de cempasúchil alumbra el camino de regreso a casa de las almas que se reunifican con sus familias el día 2 de noviembre. Estas flores son redondas y amarillas como el sol – deidad de gran importancia en el México antiguo. Si bien el sol ilumina durante el día, la flor de cempasúchil lo hace durante la noche.

Estas flores son ofrecidas de muchas maneras: se colocan junto a las tumbas, en las ofrendas de las casas, o sus
pétalos son esparcidos sobre el suelo, fuera de la casa, para simular el camino que guía al alma del muerto.

Se calcula que en 2010, se diagnosticaron 261,100 casos de cáncer de mama en EE.UU. Este altar está dedicado a las víctimas de esa enfermedad, en especial a mi madre, Alicia Rodriguez.

Mi madre nació en Altamira, Tamaulipas, México. Tenía 10 hijos y enviudó cuando nació su quinta hija. Vivió en Estados Unidos durante mucho tiempo, donde trabajó como recolectora de cerezas en Michigan. Pasaron algunos años y volvió a casarse. Luego, volvió a México, donde nacieron sus otros hijos. Era una persona muy reservada y no le gustaba ir al médico. Jamás decía que estaba enferma o dolorida, sufría el dolor de otros pero no el propio. A mi hermana Irma le diagnosticaron cáncer de mama cuando tenía 41 años. Luchó contra la enfermedad durante cuatro años hasta que finalmente falleció. Durante esos años, mi madre tuvo un ACV y también le diagnosticaron cáncer de mama. Ya estaba en una etapa avanzada cuando lo detectaron y no había nada por hacer. Mi madre estuvo hospitalizada con mi hermana, y ambas lucharon contra la enfermedad juntas. Luego de dos años de lucha, mi madre falleció a los 73 años.

Créditos: Historia

NMMA remains true to our founding mission: To showcase the beauty and richness of Mexican culture by sponsoring events and presenting exhibitions that exemplify the majestic variety of visual and performing arts in the Mexican culture; to develop, conserve and preserve a significant permanent collection of Mexican art; to encourage the professional development of Mexican artists; and, to offer arts-education programs.

Exhibition Curator:
Cesáreo Moreno - Visual Arts Director / Chief Curator

Exhibition Information Coordinator:
Zarai Zaragoza - Visual Arts Intern, Summer 2017

Project Team:
Raquel Aguiñaga-Martinez - Visual Arts Associate Director / Registrar
Barbara Engelskirchen - Chief Development Officer
Rebecca D. Meyers - Permanent Collection Curator
Dolores Mercado - Associate Curator

Photo Credits:
Kathleen Culbert-Aguilar - Photographer
Michael Tropea - Photographer
Rocio Caballero
Lee Fatheree
Galeria de Arte Mexicano
NMMA staff
Michael Tropea
Shuzo Uemoto
Tom Van Eynde

Créditos: todo el contenido multimedia
En algunos casos, es posible que la historia destacada sea obra de un tercero independiente y no represente la visión de las instituciones que proporcionaron el contenido (citadas a continuación).
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil