LOS OBJETOS EN LA COLECCIÓN DEL MUSEO POLIN
Museo de la Historia de los Judíos Polacos Polin

En 1945 en la zona del antiguo barrio judío de Varsovia quedaban sólo ruinas. Precisamente en el sitio donde se encontraba el antiguo edificio del Cuartel de Artillería de la Corona y donde el Consejo Judío tenía su sede durante el periodo de funcionamiento del gueto, está hoy el edificio del Museo Polin, el símbolo de la memoria de los judíos polacos. En los recuerdos históricos que forman su colección se conjugan las biografías de generaciones de judíos que durante años contribuyeron a crear la historia polaca.

Lo único que queda de ellos son los objetos salvados del Holocausto; piezas heredadas o huérfanas, a veces anónimas. Sus historias están esperando a ser descubiertas.

En frente del edificio quemado del antiguo Cuartel de Artillería de la Corona, abril 1946.
El Museo de Historia de los Judíos Polacos Polin fue abierto en abril de 2013.
Cuchara encontrada durante las excavaciones arqueológicas en el antiguo gueto de Varsovia. Museo de la Historia de los Judíos Polacos Polin

En las ruinas del gueto de Varsovia fue encontrada también una ficha emitida por la comunidad judía de Poznań que probablemente pertenecía a los desplazados de esta ciudad. Alrededor de 90 mil judíos de los territorios incorporados al Reichsgau Wartheland habían sido desplazados antes de octubre de 1940, cuando se creó el gueto de Varsovia.

Ficha encontrada durante las excavaciones en el terreno del antiguo gueto de Varsovia.

Una baldosa encontrada durante la construcción del edificio del Museo Polin entre las calles Bonifraterska y Muranowska. Posiblemente proviene de la sinagoga que se ubicaba en la calle Muranowska número 18/20, donde en el periodo de funcionamiento del gueto se organizó un asilo para los desplazados. El edificio fue derribado en 1943.

Baldosa encontrada durante las excavaciones en el terreno del antiguo gueto de Varsovia.
Kazimierz, el barrio judío en Cracovia, los años 30, Foto: Tadeusz Przypkowski.

„Estimado Ingeniero: Tras una larga búsqueda me parece haber encontrado la dirección de su trabajo. Le quiero agradecer a Usted y a su familia que nos hayan salvado” – le escribió de Tel Aviv en 1953 Stanisław (Salomon) Kaczergiński al ingeniero Tarasiewicz quien, junto con su familia, había ocultado a Kaczergiński, su hermana Miriam y su hijo Aron durante la guerra. Desde 1953 hasta los años 70 las dos familias permanecieron en contacto epistolar constante.

Carta de Stanisław Kaczergiński quien durante la ocupación estaba oculto por la familia Tarasiewicz.

Una foto enviada por la familia Kaczergiński a la familia Tarasiewicz con la dedicatoria: „A nuestros salvadores con respeto”. Desde arriba a la izquierda: Aron, hijo de Miriam Wasserman de soltera Kaczergińska, Miriam Wasserman; desde abajo a la izquierda: Salomon Kaczergiński, Abraham Wasserman.

Foto de la familia Kaczergiński.

„Mañana seguramente ya no estaremos. Yo le ruego que recoja a Lalusia [?], hay que hacerlo cuanto antes, ya que cualquier momento puede resultar tardío”. Esta nota fue enviada por Bronisława Perelmuter-Rapnicka a su cuñada polaca en otoño de 1942. La autora le pide en ella que se ocupe de su hija de 7 meses nacida en la prisión en la ciudad de Zamość. La niña se salvó, la madre fue asesinada por los alemanes durante una de las numerosas ejecuciones en los años 1942-1943.

Notas enviadas desde prisión cedidas por Jolanta Polberg.
Fragmento de la entrevista conJolanta Polberg, salvada de la carcel de Zamość.

La muñeca vestida de gitana le llegó a Maria Senczuk durante la guerra a través de un comerciante de objetos del gueto de Varsovia. En la mitad de los años 70 Maria le dio la muñeca a su hermana Helena., 30 años después Helena la regaló a su nieta, quien a su vez donó el objeto al Museo Polin.

Muñeca del gueto de Varsovia

Kurt Weber heredó el especiero, un recipiente para especias fragrantes utilizado durante el havdalah, la ceremonia que marca el fin de sabbat, de sus padres. Probablemente su madre recibió el objeto durante el destierro en la Asia Central donde la familia Weber residió durante la segunda guerra mundial.

Especiero heredado por Kurt Weber.

El bolso de cadena que Regina Horowitz recibió como regalo de sus tíos durante su estancia en Viena antes de un concierto. Más tarde Regina le regaló el bolso junto con la entrada a su hija Helena Schweitzer.

Bolso heredado por Helena Schweitzer
Entrada al concierto heredada junto con el bolso por Helena Schweitzer.

La pancarta „Condenamos la invasión de Israel!” que se refiere a la guerra árabe-israelí de los Seis Días en el año 1967. La condena de Israel por parte de Polonia precedió a la campaña antisemita en marzo de 1968. Como consecuencia casi 13 000 judíos fueron obligados a salir de Polonia.

Pancarta usada durante la campaña antisionista en marzo de 1968.

La pancarta fue usada durante el desfile del primero de mayo de 1968 en Varsovia. El evento fue retratado por Roman Broniarek en su fotografía. En 2006 Małgorzata Ritterschild encontró la pancarta abandonada en el sótano de la casa número 12 en la calle Nowolipki.

El desfile del primero de mayo de 1968 en Varsovia, Foto: Roman Broniarek, colección del Centro KARTA.
Fragmento de entrevista con/a Malgorzata Ritterschild.

La maleta que la familia Merc llevó consigo durante su salida de Polonia el 8 de septiembre de 1969. La decisión de salida fue tomada como resultado de la campaña antisemita empezada en marzo de 1968.

Maleta de una familia de emigrantes de marzo

Una fotografía de judíos en una de las calles de la ciudad de Sosnowiec antes de la guerra fue enviada al Museo Polin por una persona anónima junto con la carta siguiente: „Estimados Señores: Entre los años 1968-1969 un amigo mío tuvo que salir de Polonia. Le ayudé a hacer las maletas […] Por supuesto, no pudo llevárselo todo. Cuando nos despedimos, me dejó la foto (adjunta) que tenía un gran valor para él. Regalo esta foto al Museo. Espero que les resulte útil. Creo que es lo que mi amigo, ya fallecido, habría deseado.”

Fotografía de la calle en la ciudad de Sosnowiec regalada por una persona anónima.

En los últimos años las tiendas de antigüedades y las páginas web de subastas están llenas de objetos que demuestran la riqueza de la antigua vida judía en Polonia. Sin propietarios, huérfanos a consecuencia del Holocausto, estos objetos encuentran su lugar en la colección del Museo Polin.

De la familia de Wolf Kuszniewicz de Maniewicze de Volinia sabemos sólo lo que podemos leer en el reverso de la fotografía comprada a un coleccionista.

Fotografía de la familia de Wolf Kuszniewicz de la ciudad de Maniewicze en Volinia

Los alumnos de yeshivá de la ciudad de Poniewież durante la representación de la obra teatral de Purim en 1926. La yeshivá fue fundada en 1909 por iniciativa del rabino Rabinowicz. A partir del año 1919, en el periodo de su florecimiento, se convirtió en la escuela religiosa más grande de Lituania. Ya que en las yeshivot aceptaban solamente los alumnos varones, uno de ellos está vestido de reina Esther, el personaje clave de la historia conmemorada durante la fiesta de Purim.

Alumnos de yeshivá de la ciudad de Poniewież, 1926.

La lata de la Manufactura de Azúcares Chocolate y Cacao S.A. Branka de la ciudad de Leópolis que pertenecía a Maurycy Brandsteatter, un empresario judío. La manufactura, abierta en 1882, en el periodo de entreguerras era una de las confiterías más grandes de Polonia.

La lata de dulces de la empresa „Branka” de la ciudad de Leópolis.

Más objetos de la colección del Museo Polin se pueden ver en la página de la Base Central de Judaica: judaika.polin.pl.

Si tienes objetos relacionados con los judíos polacos, ven al Museo a compartir su historia. Por esta vía nos llegan los objetos que forman la base de la colección del Museo.

Créditos: reportaje

Kurator — Justyna Koszarska-Szulc, adiunkt muzealny
Kurator — Anna Mizera, Centralna Baza Judaików
Tłumaczenie na język czeski — Zuzanna Pydzikova
Tłumaczenie na język francuski — Aleksandra Kling
Tłumaczenie na język hiszpański — Aleksandra Smuga
Tłumaczenie na język rosyjski — Sebastian Tkacz

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil