La exploración del Pacífico: 500 años de historia

La Herencia Española en los Estados Unidos de America

V Centenario de la llegada de Vasco Núñez de Balboa al Océano Pacífico. 

La exposición 'La exploración del Pacífico: 500 años de Historia' conmemora el quinto centenario de la llegada de Vasco Núñez de Balboa al Océano Pacífico.

En su tercer viaje, el 25 de septiembre de 1502, Cristóbal Colón arribó al continente americano (costas de Honduras), y recibió a la altura de Veragua la noticia vaga de la existencia del riquísimo país de Ciguara y del Océano Pacífico, que él clasificó como Mar Índicotransgangético. El 25 de septiembre de 1513, Vasco Núñez de Balboa avistó el Océano Pacífico, bautizándolo como Mar del Sur.

Retrato idealizado de Vasco Núñez de Balboa. Anónimo. Museo Naval de Madrid.

'Maris Pacifici quod vulgo Mar del zur'. Mapa del Atlas 'Theatrum Orbis Terrarum' de Abraham Ortelius (1589), considerado el primer atlas moderno. 

La tesis de Fernando de Magallanes era que las islas Molucas, o Islas de las Especias, estaban situadas dentro del área asignada a España por el Tratado de Tordesillas (1494) y que además era posible encontrar un camino distinto al que utilizaban los portugueses (Cabo de Buena Esperanza), a través de un paso en  América del Sur que permitiría la llegada a las Islas Molucas por el Océano Pacífico.

El resultado del viaje de Magallanes (1519-1522) fue el descubrimiento del estrecho con su nombre, que trajo la apertura de una nueva ruta España- Molucas por el Pacífico, y la primera vuelta al mundo, realizada por Juan Sebastián Elcano, sucesor de Magallanes, que confirmó que la Tierra era redonda.

Retrato de Fernando de Magallanes, s.XIX.

Regreso a Sanlúcar de Barrameda de Juan Sebastián Elcano, en 1522. Tan sólo 18 tripulantes, en la nao 'Victoria', regresaron del viaje de circunnavegación.

Esta exposición es un auténtico recorrido por la historia marítima de España en el Pacífico durante los últimos 500 años. 

En ella se pueden ver desde retratos de sus protagonistas, hasta instrumentos científicos y de navegación, mapas, modelos de embarcaciones, adornos de los nativos de las islas del Pacífico, así como dibujos de las tierras a las que llegaban los exploradores.

Los instrumentos de navegación, como este escandallo (servía para conocer la profundidad del mar), fueron utilizados para llegar al Pacífico. 

Desde el momento en el que Balboa llegó al Mar del Sur, un nuevo horizonte se abrió a los viajes de exploración y evolucionó el arte de navegar.  En la imagen, anillo astronómico (s.XVI).

La puerta a Asia desde América quedaba abierta, y también al resto del continente americano. Hacia el Norte, y hacia el Sur. En la fotografía, cuadrante de ballestilla.

Un océano cuyo descubrimiento trajo consigo grandes exploraciones y avances tecnológicos. No en vano desde Panamá partieron las principales expediciones que exploraron la costa pacífica de América del Sur. 

Planta y perspectiva de Panamá, de Antonelli Batista, de 1586. 

Se descubrió que la tierra no acababa más allá del horizonte, y cuadrantes solares como este calculaban la hora.

Se acabaron los mitos y leyendas sobre el fin del mundo una vez traspasados los océanos, pero nacieron otros. Atlas mapa mundi de Joan Martines, 1587.

Unos mitos que no eran tales, eran historias reales de los pueblos que habitaban el mismo océano que ha llegado a conocerse como el  'lago español'. En la imagen, Carta Universal de Diego Rivero (1529).

Para España, el mundo, sus tierras y sus océanos no ocultaron ya misterios capitales a partir de la expedición de Magallanes. 

Las fábulas de monstruos humanos, de pueblos de gigantes, de amazonas, de pigmeos u hombres de orejas largas,  desaparecen con los viajes del Pacífico, no volviendo a mencionarse a partir de entonces ninguna fantasía, como documentan los derroteros y las crónicas de los viajes posteriores. Los monstruos marinos solo reaparecerán en el siglo XIX, en la literatura americana, con Moby Dick.

Los marineros se guiaban por instrumentos marítimos (en la imagen ballestilla del s.XVI).

Lo importante era avistar nuevas tierras (en la fotografía, catalejo o anteojo de línea).

Derroteros de las exploraciones españolas en el Pacífico en los siglos XVI y XVII.

Jofre de Loaisa,  Álvaro de Saavedra Cerón, Hernando de Grijalva, Ruiz López de Villalobos, Álvaro de Mendaña, Pedro Sarmiento de Gamboa y Luis Vaez de Torres, entre otros, descubrieron, a lo largo del siglo XVI y principios del XVII gran cantidad de islas pertenecientes a las Carolinas, Marshall, Palaos…

Salida de La Coruña de Jofre de Loaisa hacia las islas Molucas, en 1525.

Adorno para la cabeza de la isla de Nueva Guinea.

Realizado con fibra vegetal, pluma y semillas.

En la imagen, brazalete de colmillos de jabalí de la Isla de Nueva Guinea.

Collar Lei Niho Palaoa de las islas de Hawaii.

En esta imagen y la siguiente se pueden ver dos escudos de los Kenyah-kayan (Borneo).

Y los viajes fueron de Borneo...

... a Hawai (en la imagen, modelo de piragua Wa a kaukuhi). Y a muchos otros lugares. 

En uno de esos viajes, Miguel de Urdaneta (1565) descubrió el tornaviaje Filipinas-América. Se estableció una  línea regular de intercambios comerciales que unió México con Filipinas hasta que fue suprimida por las Cortes de Cádiz, el 14 de septiembre de 1813, a cargo del galeón de Manila,  también conocido como Nao de China. 

Sevilla era el puerto de salida y de llegada de la ruta del galeón de Manila. En la imagen, vista panorámica de Sevilla (1617).

En la imagen, lanza de Joló y Mindanáo (Filipinas, s.XIX).

El conocimiento del Océano Pacífico se consolidó y amplió durante el siglo XVIII. Un mapa del gran océano en torno al 1700 muestra todavía grandes vacíos en las regiones septentrionales y meridionales, además de una gran imprecisión en la situación de numerosas islas y archipiélagos. 

Por el contrario, las cartas generales elaboradas en torno a 1800 exhiben el avance realizado gracias a varias generaciones de navegantes, científicos y cartógrafos ilustrados. Globo terráqueo de Coronelli, s.XVII. 

El Mar del Sur, el 'lago español', el Océano Pacífico... Daba lo mismo el nombre pero sería extensamente navegado y cartografiado. En la imagen, sector de Gunter, s.XVIII.

Derroteros de las exploraciones españolas en el Pacífico en el s.XVIII.

Retrato de Juan José Francisco Bodega y Cuadra (s.XX). Uno de los más brillantes navegantes del s.XVIII que exploró la costa pacífica del noroeste de América llegando hasta Alaska.

Carta general de lo descubierto y examinado por los españoles en la costa septentrional de California (1791). 

Retrato del teniente de navío Mourelle de la Rua. En su exploración de la costa noroeste de América llegó hasta los 58ºN, Alaska. 

Retrato de José Esteban Martínez. Veterano navegante, este sevillano participó, como comandante de la fragata 'Princesa', en una expedición a Alaska.

Alejandro Malaspina dirigió el denominado 'Viaje político científico alrededor del mundo'. Su objetivo era conocer e informar sobre el estado de las posesiones españolas en América y Asia.

El marino cántabro, José Bustamante y Guerra, también dirigió esta expedición.

En este viaje ilustrado participaron cartógrafos y dibujantes. Los dibujos reflejaron la realidad de ciudades como Lima (Perú).

Vista de Lima desde el paseo de los Amancaes, de Fernando Brambila (1789-1794).

Panamá desde la isla de Naos, de José Cardero (1789-1794).

La flora y la fauna del Pacífico era habilmente dibujada, como esta zarigüeya californiana.

Cuadrúpedo dibujado con pluma, aguada sepia y de colores, por José del Pozo (1789-1794).

Retrato de Macuina,  jefe de la Punta de Lángara. 

Perteneciente a la tribu de los Nuu-chah-nulth de Nutka (actual Canadá).

Vista de Manila desde el mar (1788 a 1794).

El 1 de mayo de 1606, Pedro Fernández de Quirós había llegado a la isla principal de las Nuevas Hébridas y, creyendo que era una parte del buscado Continente Austral, la llamó Australia del Espíritu Santo. Malaspina visitaría realmente Australia en 1793.

Vista de la colonia inglesa de Sidney, en la nueva Gales meridional, de Fernando Brambila (1789-1794).

Las escenas cotidianas y experiencias científicas de los exploradores también eran retratadas.

'Experiencia de la gravedad', de Juan Ravenet (1789-1794).

Y todo gracias a pinceles, compases...

Caja de instrumentos de dibujo de Baradelle, s.XVIII.

En los viajes del siglo XVIII, los marinos contaron con más adelantos técnicos como la aparición del sextante y el cronómetro, que mejoraron tanto la exactitud de los levantamientos de cartas y mapas de las nuevas rutas exploradas, como la situación del buque en la mar.

Cronómetro marino (s.XIX).

Cronómetro marino Berthoud. Se utilizaba para saber la hora exacta en alta mar, para así calcular la longitud por el método cronométrico.

En la exposición se pueden ver las diferencias entre las embarcaciones nativas. Modelo de tanka chino, del Mar de China.

Modelo de pontín de Filipinas. 

Embarcación de cabotaje filipina, utilizada por la gente de Luzón y los Visayas para transporte y comercio. S.XIX.

Modelo de carabela. Tenía gran capacidad de maniobra y de avanzar con vientos contrarios.

Sección transversal del galeón 'Nuestra Señora de la Concepción y las Ánimas'. Uno de los últimos galeones construidos en España cuya maniobrabilidad y velocidad eran propias de un navío de línea.

Corbeta utilizada en la expedición Malaspina, de construcción robusta para poder aguantar largas travesías.

Crucero Infanta Isabel. Representa a los últimos buques españoles que surcaron el Pacífico antes de la pérdida de Filipinas en 1898.

Vídeo de la exposición 'La exploración del Pacífico: 500 años de historia', del Museo Naval en la Casa de América. Todos las piezas son propiedad del Museo Naval.

Créditos: reportaje

Exposición virtual — Esta exposición virtual está realizada con fotografías de fondos propiedad del Museo Naval.
Exposición física — La exposición física, comisariada por el Museo Naval de Madrid con sus propios fondos,  se puede visitar en la Casa de América, hasta el 2 de febrero de 2014.
Comisarios de la exposición — José Manuel Sevilla López; María Pilar de San Pío Aladrén; María del Carmen López Calderón. Con la colaboración de María Vigón Tabar y José María Moreno Martín.
Creación de la exposición virtual — Olivia Piquero, Coordinadora Web y Responsable de Comunidades Online de Casa de América www.casamerica.es
Patrocinadores — Telefónica, Navantia, Ministerio de Defensa, Armada Española, Fundación Jorge Juan, Fundación Ramón Areces, Tecnobit, Fundación Museo Naval, Alvargonzález, Naviera Armas, Baleária, Boluda Corporación Marítima, Naviera Elcano, Grupo Ibaizábal

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil