1933 - 1987

Fernando García Ponce, un artista fiel a sí mismo 

Museo Fernando García Ponce

La pintura busca la pintura
2014

“El arte es como una fuente de agua viva. Su gran valor consiste en que permite la introspección y nos salva un poco de ser devorados por el sistema atroz y absurdo en que vivimos. Es la única posibilidad de sacar todo lo bello y grande que hay en el ser humano”.

Fernando García Ponce nace el 25 de agosto de 1933 en Mérida, Yucatán. Al cumplir 11 años su familia se establece en la ciudad de México.

En 1952 ingresa a la Universidad Nacional Autónoma de México para cursar Arquitectura.

Sus primeros cuadros datan de 1954, son retratos familiares, sin embargo, dos años más tarde, la geometría aumenta significativamente en sus obras. 

En 1957 hace diferentes viajes a Europa y toma la decisión de dejar la Arquitectura para dedicarse por completo a la pintura.

En la obra de García Ponce se ve la influencia de sus estudios de arquitectura; tenía respeto por la geometría y la estructura. 

García Ponce destacó las cualidades del trazo arquitectónico, así como una paleta restringida de color, creando una poética del espacio, característica que lo distinguió como una personalidad propia dentro de la generación de la Ruptura.

Rojo sobre fondo rojo (1985) es un prototipo del geometrismo de Fernando García Ponce.

Su primera exposición individual fue en la Galería de Arte Mexicano (1959), con 26 óleos de naturaleza muerta; en 1960 realiza una composición abstracta intitulada No. 1, parteaguas que marca definitivamente su obra. Con una serie de collages se hace acreedor a una mención honorífica en el Salón de la Plástica Mexicana.

El artista gustaba mucho de Van Gogh, quizás porque el pintor holandés usaba el espacio pictórico como un escenario en el que se desarrolla el latido de la luz o la intensidad de la línea y el drama de la vida.

El trabajo plástico de García Ponce se inscribe dentro de la corriente del abstraccionismo geométrico, aunque también recibió influencia de Kurt Schwitters.

García Ponce escoge como medio el collage, los gruesos empastes y como campo el lienzo en el que se encuentran formas geométricas que se caracterizan por una compleja carga formal y emotiva. 

Sus primeros trabajos revelan su interés por áreas y líneas pintadas con libertad, creadas de manera automática, con una atmósfera semi-ilusionista alrededor de áreas planas.

Composición sobre línea recta (1985) es una obra que marca el inicio de Fernando García Ponce en el collage.

La mayor parte de sus collages son monumentales. En Fernando García Ponce la dimensión grande del cuadro es un factor energético por sí mismo, tan plástico como la estructura misma.

Fernando corta, elige, cambia, pega, en ocasiones, arranca y vuelve a comenzar. Para él, la obra es el resultado de un diálogo con el medio, en el que el artista ignora cualquier influencia externa. Sus obras ofrecen al espectador un aspecto de la vida privada del artista, ya que están elaboradas con base en materiales que tenía a la mano en el estudio. Sus elecciones se basan en el deleite, en la textura, en el color y el peso.

En 1960 surge el movimiento artístico de La Ruptura, que define a un grupo generacional de intelectuales y artistas, al que pertenece Fernando García Ponce.  Ellos fueron la semilla para la transformación del arte en México.

La propuesta de esta generación marcaba una total distancia con la llamada Escuela Mexicana de Pintura.

García Ponce participa nuevamente en la Galería de Arte Mexicano y en la Colectiva de Pintura Contemporánea de México y América del Sur (1961). A dos años de distancia su pintura ya es totalmente abstracta y expone 14 obras en la Galería Juan Martín.

En 1964 obtiene el primer premio en el Salón Esso organizado por el Museo de Arte Moderno; un hecho trascendental en la historia del arte mexicano, que dio paso a la apertura de nuevas ideas y una visión más cosmopolita del arte.

También participa en la Colectiva de Arte Actual de América y España, realizada en Madrid. Para 1974 su pintura revela la voluntad de sintetizar el frío ordenamiento geométrico.

Durante el verano de 1976 García Ponce viaja junto con su esposa Denise y su hijo Esteban a París, posteriormente pasan una temporada en Barcelona, donde realiza dos carpetas gráficas que contiene 10 serigrafías y 12 litografías.

A su regreso a México el Museo de Arte Moderno (1978) le organiza una gran exposición de 40 obras elaboradas entre 1977 y 1978.

A un año de este suceso, su esposa Denise fallece trágicamente, sin embargo, García Ponce se mantiene concentrado y su creatividad sigue intacta; la pintura de esos años es potente y sumamente inspirada.

Puntualmente presenta su exposición anual en la Galería Ponce y participa en las exposiciones colectivas de la Casa de las Américas (Cuba), el Museo Picasso (Antibes, Francia), las Jornadas Culturales de Colombia, el Carnegie Institute de Pittsburg (E.U) y en el Nacional Arte Center de Ottawa (Canadá), entre otras.

Cuando murió Julio Cortázar, en 1984, un grupo de pintores nacionales le rinden homenaje póstumo al escritor argentino. Dentro de las 22 obras que integran la colección Rayuela  pueden encontrarse óleos, acrílicos y mixtas, las cuales fueron realizadas por Fernando García Ponce, Manuel  Felguérez, Arnaldo Coen, Roger von Gunten y Alberto, Francisco, José y Miguel Castro Leñero.

A los 54 años de edad y siendo considerado uno de los artistas más importantes de la plástica nacional, García Ponce fallece en su taller, el 11 de julio de 1987, de un  infarto al miocardio.

El Museo Fernando García Ponce presenta 33 de sus obras (1964-1986), realizadas con pintura acrílica, técnicas mixtas y collage de linóleo o triplay. Se exhibe, también, una selección de facsímil fotográfico de las obras realizadas de 1950 a 1960, así como su restirador y su banco, tal y como el pintor lo dejó el último día que vivió.

En la ciudad de Mérida se pueden apreciar también algunas obras arquitectónicas que ejecutó: la Delegación de Tránsito Federal, la fábrica Coca-Cola y la Clínica Mérida, entre otras.

Para más información visita:

http://macay.org

http://www.fernandogarciaponce.com

Créditos: reportaje

Ing. Fernando Ponce García — Presidente Fundación Cultural Macay, A.C.
Elba García Villarreal — Directora de la Fundación Cultural Macay, A.C. 
Carlos García Ponce — Coordinador general
Lic. Diana May Tetzpa — Dirección de Promoción y Difusión
Lic. Nadia Pérez — Medios Audiovisuales
Lic. Addy Cauich, M.C — Community Manager
Equipo de Promoción y Difusión del Museo —

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil