La Tumba Ibérica de la Necrópolis de la Puerta Norte

Conjunto Arqueológico de Cástulo

En la necrópolis de la Puerta Norte de Cástulo destaca la presencia de una tumba monumental de época ibérica fechada en el siglo IV a.C. que contaba con todo su ajuar funerario, aportando así una valiosa información para el conocimiento de nuestro Patrimonio.

1. La excavación arqueológica
En el año 2011, con motivo de la adecuación del carril de acceso al Yacimiento Arqueológico de Cástulo por parte de la Diputación Provincial de Jaén ,se realizó una Intervención Arqueológica Preventiva dirigida por la arqueóloga Yolanda Jiménez Morillas, en la que fue posible documentar varias tumbas en la necrópolis de la Puerta Norte de Cástulo. La tumba está fechada en el siglo IV a.C. y es de planta cuadrada, con unas dimensiones de 2x2 m, construida con grandes sillares de arenisca sin argamasa de unión y que se disponen de forma escalonada insinuando su forma piramidal.

En el centro de la tumba se encontraba el ajuar, destacando la presencia de una lujosa crátera de figuras rojas importada desde la antigua Grecia.

La crátera, que contenía en su interior los restos incinerados de una persona, se encontraba junto a una urna, un plato de cerámica, una pequeña copa de cerámica y pequeños elementos personales relacionados con la vida de esta persona: como una sortija y varias fusayolas. Estas piezas fueron depositadas en ese mismo lugar hace más de 2.300 años.

En el proceso de extracción del ajuar funerario fueron necesarias algunas actuaciones previas de protección que permitieron recuperar la pieza evitando su pérdida y deterioro, y facilitando el posterior trabajo de restauración en laboratorio.

Una vez en el laboratorio, es importante realizar una serie de catas previas de limpieza antes de abordar cualquier intervención.

Las catas previas ayudan a determinar la resistencia del material, y de esta manera es posible valorar los productos a emplear y el método de actuación más propicio para comenzar la fase de limpieza.

La Conservación y Restauración nos ayuda a dar luz a la historia del objeto pero también a poder conservar y trasmitir esa historia a generaciones futuras.

2. El ajuar funerario
Esta tumba de época ibérica es un importante hallazgo al encontrarse sin alterar, conservando en su interior el ajuar funerario completo. La ocupación durante siglos de la necrópolis provocó, en muchos casos, alteraciones en tumbas anteriores. Esta tumba ibérica aún debía mantenerse en buen estado mucho tiempo después ya que, junto a ella, también se documentó la existencia de una tumba tardorromana construida ocho siglos más tarde, respetando dicho enterramiento ibérico e incluso conservando la misma orientación.

Las rutas comerciales, a través del río Guadalimar, permitieron la llegada de elementos de lujo como las cráteras griegas, usadas en los ritos funerarios y depositadas en las tumbas como ajuar, aunque en este caso se usó para almacenar las cenizas de la persona incinerada.

La cara principal reproduce una escena de grifomaquia en la que destacan dos grifos rampantes luchando contra los Arimaspos.

En la cara posterior encontramos una escena de palestra, en la que representan jóvenes vestidos con himatión.

En la zona interior de la base existe una linea con caracteres griegos escritos seguramente por el comerciante, en la que se puede leer ΛΥΧΝΟΙ=ΔΠ (lámparas: 15), que podría indicar que esta crátera transportaba quince lámparas destinadas a su venta en Cástulo.

El ritual empleado en época ibérica era el de incineración. Tras una celebración en honor a la persona fallecida, el cadáver era incinerado en una pira, y posteriormente sus cenizas y huesos fragmentados eran introducidos en una urna de cerámica.

En esta tumba la urna se cubrió con un plato de cerámica de las mismas características estilísticas, aunque en otros casos se han documentado otros materiales significativos para la cubrición, como cuencos de plata.

Esta pequeña copa de cerámica podría haber formado parte de la ceremonia funeraria, siendo finalmente depositada como ajuar en la tumba.

En los enterramientos es común encontrar objetos relacionados con los difuntos, especialmente objetos personales, como joyas, que distinguían el estatus social de estas personas.

En los ajuares también es frecuente encontrar elementos relacionados con la clase o profesión del fallecido, tales como estas fusayolas, que parecen indicar la relación del difunto con la industria del telar en la época.

Esta excavación arqueológica, al igual que las realizadas con anterioridad por el Dr. José María Blázquez en la necrópolis de la Puerta Norte, nos muestra una pincelada más de la Historia de Cástulo y la necrópolis más grande de la ciudad, con una extensión que puede superar los 50.000 metros cuadrados y una ocupación durante más de ocho siglos.

Conjunto Arqueológico de Cástulo
Créditos: reportaje

La Tumba Ibérica de la Necrópolis de la Puerta Norte

Organiza:
Conjunto Arqueológico de Cástulo, Linares (Jaén)
Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

Comisariado: Francisco Arias de Haro y Marcelo Castro López.
Textos: Francisco Arias de Haro y Marcelo Castro López.
Fotografía: Jose Manuel Pedrosa Luque, Yolanda Jiménez Morillas, Carmen Repullo Roldán
y Francisco Arias de Haro.
Infografía: esTRESd Patrimonio Virtual.
Montaje digital: Francisco Arias de Haro.

Conjunto Arqueológico de Cástulo..

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil