1547 - 1575

Cervantes, tiempos de infancia y juventud

Archivos Estatales

Miguel de Cervantes nació en Alcalá de Henares en octubre de 1547. Hijo de Rodrigo de Cervantes y de Leonor de Cortinas, pasó su infancia recorriendo España hasta que recaló en Madrid. En 1569 cruzó a Italia, empezándose a escribir un nuevo capítulo de su vida, que culminará al ser cautivado en 1575.

Los orígenes
La vida de un joven en España en la transición de los reinados de Carlos V a Felipe II podía estar vinculada -como es el caso- a una formación humanística. Sin embargo, las circunstancias históricas podían introducir una cuña en ese destino no dibujado.

Entre los antepasados de Miguel de Cervantes encontramos a letrados y personajes diestros en el manejo del dinero y de su gestión. Por ejemplo, en este documento la ciudad de Córdoba abona al licenciado Juan de Cervantes su trabajo como abogado de la ciudad...

Desde 1535 hasta 1574, La Goleta y Túnez forman parte de la red de "presidios" del Rey de España en el norte de África, según la política diseñada por el Cardenal Cisneros. Estas fortificaciones servían para proteger la Península de la siempre esperada "Segunda invasión".

En este documento se conceden a un "Rodrigo de Cervantes" una ayuda para su desplazamiento a La Goleta como contador.

A pesar de la polémica creada sobre el lugar y la fecha de nacimiento del célebre escritor, Cervantes nació en Alcalá de Henares en un día incierto de 1547, próximo al domingo 9 de octubre en que fue bautizado en la Parroquia de Santa María. Hijo de Rodrigo de Cervantes y de su mujer, Leonor de Cortinas, Cervantes fue bautizado por el bachiller Bartolomé Serrano. Los padrinos fueron Juan Pardo y otra persona de la que no consta nombre.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuál es la vivienda en la que nació Cervantes, la tradición y la leyenda han hecho que una de Alcalá de Henares, deliciosamente restaurada y ambientada, se tenga por la "Casa Natal de Cervantes" desde 1956.

Cervantes estudió, no se sabe bien cuándo, con Juan López de Hoyos, que fue nombrado preceptor de gramática del Estudio de la Villa de Madrid el 29 de enero de 1568. En la fachada de la casa que en su día debió estar el Estudio de la Villa, dos placas rinden homenaje a los humanistas y a esa institución educativa.

"En este ayuntamiento los dichos señores habiendo oído las lecciones de oposición y argumentos leídas y hechas por el maestro Juan López y por Hernando de Arce [...] de la cátedra de gramática de esta Villa, e informados de los votos y pareceres que acerca de la suficiencia y personas dieron los religiosos y personas de letras y experiencia que de fuera del Ayuntamiento se hallaron, dijeron que encargaban y encargaron al dicho maestro Juan López la cátedra de gramática de esta Villa..."

Archivo de la Villa de Madrid. Transcripción de Alfredo Alvar.

López de Hoyos editó los primeros versos impresos de Cervantes en las honras a la muerte de Isabel de Valois, en 1569. El maestro tuvo una fuerte controversia con los jesuitas para defender el Estudio de la Villa frente al Colegio de la Compañía que pretendían fundar. Curiosa o extrañamente, en El Coloquio de los perros Cervantes defiende la pedagogía jesuítica.

En la parroquia de San Andrés ejerció como cura párroco Juan López de Hoyos desde abril de 1580 hasta su muerte, el 28 de junio de 1583.

En 1568 murieron en la Corte el Príncipe don Carlos y la Reina Isabel de Valois. ¿Es posible que Cervantes se fuera a Italia con los poetas jóvenes que -como Pedro Laínez-abandonaron palacio y partieron a Roma con el cardenal Acquaviva (que fue el Nuncio papal enviado a dar los pésames) cuando acabó su luctuosa misión diplomática en Madrid? ¿Sería, pues, otro Miguel de Cervantes, el que hirió al Antonio de Segura por lo que se le mandó prender? Todo es confuso excepto una verdad objetiva: que Cervantes, en la dedicatoria de La Galatea, dice que fue "camarero" de Acquaviva en Roma.

Este documento es la Real Provisión al alguacil Juan de Medina para que aprese a "un Miguel de Cervantes, ausente" por las heridas que causó a Antonio de Segura.

"Dime de qué presumes...", o "Bien parecerás, Sancho..." (Quijote I, 21)

Una de las constantes de la familia Cervantes fue la de acreditar sus contrastados orígenes hidalgos o de cristianos viejos. Más adelante la obsesión sería la demostración de sus actos heroicos y virtuosos.

En este documento se reúnen las informaciones de testigos para acreditar la limpieza de sangre de Miguel de Cervantes, realizadas a petición de su padre Rodrigo en diciembre de 1569, aunque no se sabe con qué objetivo inmediato.

La salida a Italia
Tanto si se marchó huyendo de la Justicia, como si lo hizo entre los jóvenes poetas que se fueron con Acquaviva, la estancia de Cervantes en Roma en concreto y por Italia en general, es trascendental para su vida. En efecto, “Cervantes en Italia” o “Italia en Cervantes” son temas cruciales. A los pocos meses de estar en Roma, se traslada a Nápoles, a enrolarse en los Tercios.

A partir de este momento, los rastros documentales de Cervantes empiezan a ser abundantes porque la administración de los ejércitos de Felipe II era compleja. Gracias a estos registros se puede seguir la vida de los soldados de los tercios.

En el primer párrafo, se anota el sueldo mensual de Miguel de Cervantes por importe de 3 escudos, en la compañía del capitán Manuel Ponce de León, del tercio de Lope de Figueroa.

Por fin, tuvo lugar la batalla naval para la defensa del tronco cultural cristiano en Lepanto (actual Grecia), el 7 de octubre de 1571.

Miguel de Cervantes, aunque enfermo y con fiebre, se negó a permanecer en la bodega de la galera y solicitó un puesto de combate. Se le mandó a pelear con otra decena de soldados desde el esquife. Fue herido en la mano izquierda y recibió dos arcabuzazos en el pecho. Sin duda alguna, combatió como un héroe militar.

En el Archivo General de Simancas se conservan muchos documentos originales de la Batalla de Lepanto. Entre otros, este excepcional y único “Orden de batalla” (en italiano) en que se representan las formaciones de las dos armadas, la cristiana y la musulmana.

Durante los meses siguientes, Cervantes se repuso de sus heridas en un hospital militar en Messina.

Gracias a unas “ayudas de costa”, sabemos que Don Juan de Austria mandó socorrer a sus soldados heridos. De entre ellos, en la página 10 de este documento, aparece registrado Miguel de Cervantes...

...pero en esta misma relación, en la última página, nos encontramos con otro “A Miguel Cervantes, 22 escudos”, lo cual deja claro que hubo, al menos, dos Migueles de Cervantes contemporáneos.

En los años siguientes, Cervantes retorna a la lucha, y a partir de 1572 vuelve a participar en operaciones militares en el Mediterráneo central y oriental.

Las descripciones que ha dejado de esas acciones (Quijote I, 39 por ejemplo) son de un verdadero cronista.

Tambien son fruto de estas experiencias textos tan importantes como su Discurso de las armas y las letras en donde comparando la vida del humanista y la vida del militar, Cervantes considera la del militar más plena que la del letrado (Quijote I, 38), a la vez que escribe los otros recuerdos citados, del soldado decepcionado (Quijote I, 39).

El mantenimiento de tantos ejércitos (en el Mediterráneo, Centroeuropa, Flandes, Península Ibérica y norte de África) y del aparato "exterior de la Monarquía" es exageradamente costoso. Por ello se toma la decisión de licenciar a algunos cuerpos de ejército.

Miguel de Cervantes, un soldado tullido, y su hermano Rodrigo, que morirá décadas después en Flandes, vuelven a España.

El 26 de septiembre de 1575, la galera Sol en la que surcaban el Mediterráneo, es asaltada por otras naos al mando de Dali Mami, un renegado de origen griego.

Cervantes fue trasladado a Argel, en donde pasó cinco años de penoso cautiverio en los "baños".

Alfredo Alvar - Archivos Estatales
Créditos: reportaje

Dirección Científica: Dr. Alfredo Alvar Ezquerra (CSIC).
Dirección Archivística: Julia Rodríguez de Diego (Archivo General de Simancas).

Redacción de los textos y transcripciones paleográficas: Alfredo Alvar Ezquerra.

Este trabajo forma parte de los realizados al amparo del proyecto de investigación del Plan Nacional de I+D+i financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Reino de España, que se desarrolla en la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) bajo la dirección del dr. Alfredo Alvar Ezquerra, cuyo título es “Intercambios culturales personales tangibles e intangibles (ss. XVI-XVII)” (nro. de ref. HAR2014-55233-P).

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil