Monet: Escena en la nieve de Argenteuil

Recorrido por una obra de la Galería Nacional de Londres.

Touch & Hold

Durante un invierno conocido por sus grandes nevadas, Monet se inspiró para pintar dieciocho vistas del municipio de Argenteuil en el que residía, a las afueras de París. Se trata de la obra más grande de la serie y representa el bulevar Saint-Denis, la calle donde vivía.

La calle lleva a la estación de ferrocarril que conecta Argenteuil con París. Pintó esta vista con la estación a sus espaldas y mirando hacia el Sena, que se vislumbra al otro extremo de la calle.

Un carro ha dejado su rastro en la nieve. Los surcos dan sensación de perspectiva y profundidad, y llevan al punto central, que se desvanece.

Estas figuras, de apenas unas pinceladas, podrían ser personas que van y vienen a la estación. Argenteuil era un destino muy popular entre los turistas de la capital, especialmente en verano, cuando disfrutaban de paseos en barco por el Sena.

Monet sacrifica algunos detalles en aras de la atmósfera. La paleta predominantemente monocroma de azules y grises transmite la desolación de una tarde nublada de invierno.

La nieve está salpicada de color para plasmar luces y sombras y reflejar su textura crujiente.

Los árboles están pintados de forma escueta, con pinceladas mínimas y tonos más cálidos, como las manchas rojas.

Los árboles a ambos lados del lienzo equilibran la composición.

Snow Scene at Argenteuil by Claude MonetThe National Gallery, London

Créditos: todos los contenidos multimedia
En algunos casos, el reportaje destacado es obra de un tercero independiente y no siempre representa los puntos de vista de las instituciones indicadas a continuación, que son las que han proporcionado el contenido.
Comparte este reportaje con un amigo
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil