EDITORIAL FEATURE

Mujeres que cambiaron el mundo

Celebra el Día Internacional de la Mujer 2017 con heroínas que han hecho historia

Laurel Thatcher Ulrich dijo la famosa frase «las mujeres que se portan bien no suelen hacer historia». En este Día Internacional de la Mujer, homenajeamos a mujeres pioneras e infinitamente inspiradoras que han causado sensación, rebasado los límites, y que han cambiado de manera radical el mundo en el que vivimos. Desde la exploración espacial a la programación informática, sus logros no solo han dado forma a nuestro mundo, sino que siguen inspirándonos y dando forma a nuestro futuro.

Ida B. Wells

Nacida como esclava en 1862, Ida B. Wells dedicó su vida a educar a la gente acerca de los horrores de la discriminación y el linchamiento. Como editora y copropietaria del periódico The Memphis Free Speech, utilizó el poder de la palabra escrita para despertar la conciencia de la nación sobre el trato hacia los afroamericanos.

En 1908, Ida B. Wells ayudó a organizar y se convirtió en la primera presidenta de la comunidad Negro Fellowship League. Al año siguiente, ayudó a fundar la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés).

En “Cruzada por la justicia”, su autobiografía publicada póstumamente en 1970, explica que la escribió para dejar constancia de «la lucha valiente y la admirable valentía de los hombres negros del Sur, que lucharon y murieron para ejercer y mantener sus nuevos derechos como hombres libres y ciudadanos».

Ida B Wells (De la colección de National Susan B. Anthony Museum & House)

Rukmini Devi Arundale

A principios del siglo XX, la ancestral forma de danza india de bharatanatyam estaba desapareciendo. Practicada tradicionalmente por mujeres de bajo estatus social en los templos hindúes, el bharatanatyam y sus practicantes eran ignorados.

Mientras tanto, Rukmini Devi Arundale viajaba de forma intensa realizando trabajos para la Sociedad Teosófica, una organización occidental interesada en la religión asiática y el esoterismo. Durante su viaje, Arundale conoció a la legendaria bailarina Anna Pavlova, que la animó a aprender ballet. Esto despertó su fascinación por la danza clásica, y este interés se convirtió en una pasión hacia los diferentes bailes tradicionales de su India natal.

Posteriormente, Arundale abrió varias escuelas, entre ellas la Fundación Kalakshetra, una escuela de artes que se especializó en bharatanatyam. Arundale salvó esta tradición de la oscuridad, reinventándola con principios de la danza moderna en el proceso.

Cecilia Grierson

Cecilia Grierson fue una médico, activista, autora, inventora, reformista y, sobre todo, la primera mujer en recibir un título de médico en Argentina.

En la Argentina del siglo XIX, la escuela de medicina estaba fuera del alcance de las mujeres, de hecho, muy pocas mujeres se matriculaban en cualquier tipo de educación secundaria. La perseverancia de Grierson le valió un título, y las luchas que enfrentó impulsaron su trabajo como activista de derechos humanos. Como vicepresidenta del Consejo Internacional de la Mujer, una organización sufragista, luchó sin descanso por causas sociales como las prestaciones sociales, la baja por maternidad para las mujeres trabajadoras y el fin de la trata de esclavos. Como médico, completó los estudios en ginecología y kinesiología, y fue la primera en sugerir que los vehículos de servicios médicos tuvieran señales de alarma (lo que hoy conocemos como ambulancia). También fundó la primera escuela de enfermería en Argentina, en el Hospital Británico de Buenos Aires, que se puede ver aquí en Street View.

Hospital Británico de Buenos Aires

Suzanne Lenglen

Históricamente, el tenis era muy estricto. Los aficionados no podían competir con los profesionales y las tasas de participación eran altas. Y entonces llegó Suzanne Lenglen.

Lenglen cogió su primera raqueta en 1910 y, en menos de cinco años, se convirtió en la campeona deportiva más joven y en la primera estrella mundial del tenis femenino. Más importante aún, rompió las barreras con su apasionante juego, su vestuario poco tradicional, y su postura abiertamente en contra de los trámites de este deporte. Con la influencia de Lenglen, el tenis se convirtió en un deporte para todos.

Suzanne Lenglen (De la colección de fotos LIFE)

Lina Bo Bardi

Nacida en Italia en 1914, Lina Bo Bardi se trasladó a Brasil en 1946. Lina Bo Bardi fue una arquitecta modernista pionera que diseñó muchos edificios emblemáticos, como la Casa de Vidrio, donde vivía con su marido, y el Museo de Arte de São Paulo (también conocido como MASP). El MASP es uno de los mayores referentes en São Paulo, una obra maestra arquitectónica, con su innovadora galería flotante que se complementa con los marcos flotantes que Bo Bardi diseñó para el interior.

No obstante, el alcance de Bo Bardi se extendió mucho más allá de su carrera de arquitectura: También era editora, profesora, diseñadora, curadora y activista política. Bo Bardi fue a la vez pionera y polímata.

Lina Bo Bardi en la Casa de Cristal, proyecto de Lina Bo Bardi, São Paulo, por Chico Albuquqerque, 1952 (De la colección del Instituto Moreira Salles)
Museo de Arte de São Paulo, diseñado por Lina Bo Bardi

Halet Cambel

Tras obtener su doctorado de la Universidad de Estambul en 1940, Halet Cambel luchó sin descanso por el avance de la arqueología. Ayudó a preservar algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes de Turquía cerca del río Ceyhan y fundó un museo al aire libre en Karatepe. Allí, profundizó en una de las civilizaciones más antiguas conocidas de la humanidad al descubrir un alfabeto fenicio que resolvió el código de los jeroglíficos hititas. Su trabajo le valió un Premio Príncipe Claus por la preservación del patrimonio cultural de Turquía.

Pero además de desenterrar los secretos del pasado, también examinó el clima político de ese momento. Con 20 años y siendo solamente una estudiante de arqueología, Cambel fue a los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, convirtiéndose en la primera mujer musulmana en competir en unos Juegos. Más tarde la invitaron a conocer a Adolf Hitler, pero ella rechazó la oferta por razones políticas.

Larguero de basalto, 999/800 aC (De la colección del Museo Británico)

Miriam Makeba

Nacida en Johannesburgo durante una recesión económica, y testigo de la introducción del apartheid en 1948, los primeros años de Miriam Makeba se vieron empañados por la tragedia y las dificultades.
Pero Makeba era cantante y su voz era un buque que la llevaría lejos de una pobre educación y de un entorno difícil.

Makeba encontró el éxito en los EE.UU. con sus exitosas «Pata Pata» y «The Click Song», y utilizó su recién adquirida fama para llamar la atención sobre el sufrimiento y la opresión de Sudáfrica bajo el apartheid. Makeba fue exiliada de Sudáfrica durante más de 30 años, pero trabajó constantemente para mejorar la vida de sus compatriotas. Nelson Mandela dijo: «Sus melodías evocadoras dieron voz al dolor del exilio y al trastorno que sintió durante 31 largos años. Al mismo tiempo, su música inspiró un poderoso sentimiento de esperanza en todos nosotros».

Ada Lovelace

Se podría pensar que ser la hija de uno de los poetas más famosos de la historia inspiraría a seguir una carrera en el mundo de las artes, pero no fue así para Ada Lovelace, hija de George Gordon, también conocido como Lord Byron. Lovelace dejó su marca en un campo muy diferente: los ordenadores.

De hecho, Ada Lovelace es reconocida generalmente como la primera programadora informática del mundo. Era una matemática inglesa y escritora que trabajó en el primer ordenador moderno de uso general de Charles Babbage, la máquina analítica. Ya en 1843, imaginaba una máquina capaz de hacer cosas extraordinarias, limitada tan solo por la creatividad de su programador, casi un siglo antes de que se construyeran los primeros ordenadores modernos.

Ada Lovelace, 1843 (De la colección del Museo Nacional de Computación)

Sally Ride

Durante la realización de su doctorado en física, Sally Ride leyó un artículo en el periódico para los estudiantes de Stanford sobre que la NASA buscaba nuevos astronautas para el nuevo programa del transbordador espacial. Por primera vez, las mujeres podían enviar su solicitud. Ride se unió a la clase de astronautas de la NASA de 1978 que incluía a seis mujeres.

Cuando Ride despegó a bordo del transbordador espacial Challenger el 18 de junio de 1983, se convirtió en la primera mujer estadounidense en viajar al espacio. El vuelo histórico de Ride la convirtió en un símbolo de la capacidad de las mujeres para romper barreras y una heroína para generaciones de chicas jóvenes aventureras.

Después de retirarse de la NASA, Ride se convirtió en profesora de física y en una galardonado co-autora de libros de ciencia para niños. Ride también co-fundó una organización educativa científica para contagiar el entusiasmo de los estudiantes por la ciencia. Ride nos inspiró a todos a alcanzar las estrellas.

Sally Kristen Ride (De la colección del Museo de la Cosmonáutica)

Lotfia El Nadi

En una época en que las mujeres egipcias todavía estaban luchando por la igualdad de derechos, Lotfia El Nadi soñaba con surcar el cielo como piloto. Tomó clases de vuelo en secreto, diciendo a su padre que estaba asistiendo a un grupo de estudio, y trabajó en el aeropuerto recién fundado de Almaza para financiar su pasión.

El Nadi es considerada la segunda mujer en volar en solitario, tras su buena amiga Amelia Earhart. En 1933, El Nadi fue noticia al competir en una carrera internacional entre El Cairo y Alejandría, demostrando que las mujeres eran también capaces de conquistar los cielos.

Aeropuerto de Almaza, Egipto

Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació el 6 de julio de 1907 en Ciudad de México, en la casa de sus padres, «La Casa Azul».

Los primeros años de vida de Kahlo quedaron marchitos por una enfermedad física y su deterioro. Kahlo tenía solo 18 años, el 17 de septiembre de 1925, cuando se vio involucrada en un trágico accidente de autobús, el cual terminó con varios de sus huesos rotos y causando un daño importante a su columna vertebral. Después del accidente, enyesada de cuerpo entero e incapaz de moverse, Kahlo pasaba su tiempo en la cama. Fue entonces cuando su madre le trajo un caballete portátil y una caja de pinturas, y nació un artista.

El talento artístico de Kahlo no hizo más que crecer en técnica y reconocimiento. Principalmente conocida por su auto-retratos y representaciones vívidas de su propio cuerpo, Kahlo es venerada por la forma en la que capturó la experiencia y el cuerpo femeninos en sus obras de arte. Sus pinturas entremezclaban el dolor y la pasión, el sufrimiento y la belleza, con un potente efecto.

Tras su muerte, su amada Casa Azul se abrió como museo en 1958, y ahora está dedicada a homenajear la vida y obra de esta artista icónica y pensadora femenina.

El marxismo dará la salud a los enfermos, 1954, Frida Kahlo (De la colección del Museo Frida Kahlo)
Frida Kahlo en el Instituto de Arte de Detroit, Michigan, 1932, Guillermo Kahlo (De la colección del Museo Frida Kahlo)

Algunas mujeres se fueron a miles de millas al espacio para dejar su huella, mientras que otras hicieron historia desde su casa, pero todas estas mujeres fueron pioneras en sus campos y son fuentes de inspiración para todos nosotros.

Más información sobre cómo las mujeres han influido en las artes, cultura, ciencia, historia y política aquí.

Words by Léonie Shinn-Morris
Comparte este reportaje con un amigo
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cercano
Perfil