Editorial Feature

Gina Rodríguez habla sobre la representación de los latinos en los medios de comunicación

La estrella de "Jane The Virgin" habla sobre los modelos a seguir, la representación igualitaria y el movimiento "#MovementMondays"

Gina Rodríguez nunca ha sido una actriz más del montón, de las que solo sonríen y saludan a la cámara, y evitan hablar sobre temas relevantes. La estrella ganadora del Globo de Oro por el exitoso programa de TV "Jane The Virgin" usa su plataforma para hablar sobre temas reales y cuestiones que son importantes para las mujeres de la actualidad, entre los que se incluyen la educación, el medioambiente y los estereotipos en los medios de comunicación. Para celebrar el lanzamiento del proyecto Culturas latinas en EE.UU., hablamos con Gina sobre varios temas, desde la diversidad actual de las culturas latinas en este país hasta su fanatismo por Rita Moreno.

Al comienzo de tu carrera, decidiste que no ibas a aceptar ningún papel que no representara un modelo a seguir para las jóvenes latinas. Teniendo en cuenta que cuando uno es joven es más difícil conseguir trabajo, ¿cómo llegaste a tomar esa decisión?

Creo que tenía 27 años, iba camino a Sundance y estaba molesta por las oportunidades que se me presentaban. Eran los mismos papeles de siempre. Quería interpretar a Sam, la nerd de la oficina; a Verónica, la dibujante de cómics, o a Jane, la profesora. No quería que mi origen étnico ni color de piel me limitaran a contar las mismas historias que ya se habían dicho un millón de veces. Como eso era lo que se sentía, dije "No". Crecí en la pobreza y ya era una artista pobre… ¿Qué quería conseguir? ¿Dinero? ¡Ja! Nunca me interesó el dinero. Solo quería actuar, fingir ser alguien más. Por eso decidí esperar a que se presentara la oportunidad de interpretar un personaje que encarnara el tipo de mujer junto al que crecí: fuerte, independiente y educada, que tenía sueños y no permitía que ciertas limitaciones le impidieran lograrlos. Y eso es lo que aún busco hoy en día.

¿Cómo es el proceso de actuación? ¿Sientes que incluyes elementos propios, como experiencias, recuerdos de la infancia o momentos de tu vida, en los papeles que interpretas?

Siempre incluyo experiencias propias, así como también historias que me han contado o que he observado a mi alrededor. Cuando me llega una propuesta, me presento como una hoja en blanco. Leo el proyecto y lo analizo para desglosarlo. Marco las escenas importantes de la trama, junto con los hitos, logros y momentos que cambian la perspectiva de mi personaje. Luego, analizo la información y descripción que me brinda el guionista. Escucho lo que piensa el director sobre la historia y mi papel. Regreso al guion y creo gestos específicos para la persona que interpretaré. En ocasiones, incluso escribo cartas desde la perspectiva de mi personaje a los otros, ya que de esa forma puedo comprender su relación con cada persona y cómo le respondería de forma natural. Luego, me voy a dormir. Hago el guion a un lado y lo dejo reposar. Es un proceso en constante cambio, como la vida misma.

Rita Moreno, Gina Rodríguez y estudiantes de la escuela de danza del Ballet Hispánico, por Erin Baiano (de la colección del Ballet Hispánico)

Ya sea por tu trabajo de asistencia, las actividades filantrópicas en las que participas o la relación increíble que tienes con tus fanáticos más jóvenes, pareciera que realmente te preocupas por las adolescentes latinas. ¿Por qué crees que esta etapa de la vida es tan importante?

En mi caso, tuve una adolescencia transformadora: tomé consciencia de algunas cosas, aprendí sobre mi cuerpo, descubrí el significado de la vida y comencé a decidir qué quería hacer en el futuro. Esos años tuvieron un impacto muy importante en cómo percibí el mundo y el lugar que ocupaba en él. Mis dos hermanas mayores compartieron su sabiduría conmigo, ya sea sobre hombres, mujeres, las relaciones, la universidad, la imagen corporal o el amor propio, lo que me resultó muy útil. Aprendí mucho de sus lecciones y me permitieron imaginar lo que podría ocurrir con mi vida. Como mujer de 30 años que no tiene hijos ni hermanas menores, mi objetivo es compartir las historias y experiencias que protagonicé para que quien esté escuchando no se sienta solo y pueda transitar su camino de la mejor manera posible.

¿De qué forma crees que ver estereotipos en los medios de comunicación afecta la percepción que los jóvenes tienen sobre sí mismos?

Puedo decirte qué impacto tuvo en mi vida: me sentí invisible. No solo como mujer, sino también como latina que se enfrentaba a esta doble identidad en Estados Unidos. En casa, comía arroz con gandules y mi abuela me hablaba en español. En la calle, comía salchichas y hamburguesas con amigos que no tenían ni idea de lo que era esconder mi otra cultura por miedo a que me hostigaran, malinterpretaran o marginaran.

Cuando era niña, me resultaba raro ver cómo los medios representaban mi cultura de forma negativa o, peor aún, ni siquiera la tenían en cuenta. Sentía que no encajaba o que debía fingir para ser aceptada o exitosa. No pude aprender a hablar en español a la perfección porque en los medios de comunicación, los latinos eran "malos". Y no quería que nadie pensara así de mí. Como mis padres tenían miedo de que nos discriminaran, primero nos enseñaron a hablar en inglés. Los medios jamás nos mostraron como médicos o abogados, aunque, paradójicamente, mis hermanas se graduaron de esas carreras. Por este motivo, nunca supe qué lugar ocupaban mi familia y cultura en Estados Unidos. ¡Y eso que nací en este país! Es increíble.

¿Tuviste algún modelo a seguir en la TV o el cine durante tu infancia?

Rita Moreno y Celia Cruz. Antes de convertirme en actriz, era bailarina y Celia Cruz siempre fue mi inspiración. Era fuerte y audaz, y estaba tan orgullosa de sus raíces que se notaba en cada palabra que decía o cantaba. Quería sentir ese orgullo y esa fuerza. ¡Y Rita! Rita fue la única puertorriqueña que vi en la TV durante mi infancia. Era la única que hablaba en representación de los latinos y las mujeres.

La actriz Rita Moreno encarna a la "heroína inocente", por Loomis Dean (de la colección fotográfica de LIFE)

Si pudieras dar un consejo a las latinas jóvenes de hoy, ¿cuál sería?

No podría darles ningún consejo, ya que incluso yo sigo aprendiendo. Sin embargo, puedo compartirles el que uso (y que busco difundir) con respecto a ser latino en Estados Unidos: aceptar a todos de la misma forma. Debemos unirnos. En ocasiones, puede resultarte extraño que te llamen "latino", ya que se te incluye en un enorme grupo compuesto por tantos países y culturas diferentes en el que la única característica en común es que la mayoría hablamos español. Por lo tanto, en esas circunstancias, es normal sentir una conexión con tu cultura específica, ya sea puertorriqueña, cubana o mexicana, y no con la latinidad en general. Pero cuando actúo, soy latina. Represento a todos los latinos que sienten empatía conmigo y con mi trayectoria. Ofrezco una historia con la que muchas latinas de diversos orígenes pueden identificarse. Por lo tanto, mi misión es unir a los latinos, comprender otras culturas latinas y simpatizar con sus perspectivas y luchas.

Gina Rodriguez

¿Cómo se originó el movimiento "#MovementMondays"?¿Puedes contarnos más al respecto?

Quería usar la plataforma a la que tengo acceso no solo para destacar y homenajear a los asombrosos latinos que trabajan en la actualidad, sino también para dar a conocer los proyectos que podemos apoyar. No vivimos solos en este mundo. Además, si voy a poner en práctica mis propios consejos, necesito conocer y apoyar a otros latinos. A medida que el proyecto fue creciendo, también comenzamos a destacar y homenajear a artistas de otros grupos étnicos que tampoco reciben la exposición suficiente en los medios de comunicación. Estamos trabajando para que "Movement Mondays" sea un movimiento real.

¿Cuál crees que es la responsabilidad de las artes en garantizar la diversidad y representación igualitaria?

Si el arte significa representar un concepto, hacer que no nos sintamos tan solos mientras transitamos por el mundo y ayudarnos a comprender nuestra historia y las anteriores, entonces el arte debe imitar la vida. El mundo está lleno de diferentes culturas, religiones y tradiciones hermosas. No debemos limitar las historias que se cuentan, sino celebrar las diferencias. Después de todo, solo de esa forma lograremos difundir tolerancia y comprensión.

Explora el proyecto Culturas latinas en EE.UU.

Interview by Leonie Shinn-Morris
Compartir esta historia con un amigo
Traducir con Google
Página principal
Explorar
Cerca
Perfil