Los Argonautas 

En el Helesponto, base e inspiración de la Grecia Antigua, fue que Jasón y otros cincuenta héroes y semidioses emprendieron un maravilloso y arduo viaje a la Colquide, tierra del rey Eetes para recuperar el vellocino dorado que le devolvería el trono de su tierra natal, Yolco, entonces en manos de su tío Pelías. Tras zarpar en el Argos, nave más rápida del mundo hacia su destino, los cincuenta héroes se encontraron con distintas peripecias que hicieron de su viaje más excitante. Primero se unieron con las mujeres malditas de la isla Lemnos; perdieron a Hilas ante las ninfas; luego liberaron al ciego profeta Fineo de las arpías, el cual les vaticinó algo importante para su viaje en curso, que eran dos rocas en constante movimiento por las que debían pasar. Vencido aquel obstáculo, llegaron a la Cólquide. Al presentarse ante el rey Eetes, este dijo a Jason que sólo podría llevarse el vellocino si podía encadenar a dos toros monstruosos, arar un campo con ellos, sembrar unos dientes y derrotar a la serpiente guardiana que nunca dormía.Entonces Medea, hija del rey, se enamoró perdidamente de Jason, y con su hechicería, dotó a Jasón de una pócima para volverse inmune al hierro y al fuego durante el tiempo necesario para lograr su cometido. Después de realizar las tareas, el rey se mostró inflexible y no cedió. Así que Jasón tuvo que robar el vellocino y huir de vuelta a Yolco con con Medea y los Argonautas. Para evitar que Eetes los alcanzara, Medea raptó a su hermano Apsirto y lo asesinó para después regar sus restos en el Helesponto, para retrasar a su padre.Después de haber dejado atrás la Colquide, se enfrentaron a Caribdis y Escila, monstruos marinos, y el músico Orfeo se enfrentó musicalmente  a las sirenas para evitar que su terrible voz tuviese efecto en los marineros.Al llegar a Yolco, Medea convenció a las hijas de Pelías para asesinarlo, logrando el cometido inicial de la travesía: sentar a Jasón en el trono de su padre. 

Hilas y las ninfas (1896) John William Waterhouse Óleo sobre lienzo 163cm x 98cm Galería de Arte de Manchester
Hylas surprised by the Naiades (1827) John Gibson Mármol 1.60m x 1.19m x 0.78m Expuesta en la TATE Britain
Medea (1868) Frederick Sandys Óleo sobre lienzo 61.2 cm × 45.6 cm Museo y Galería de Arte de Birmingham
Jasón con el Vellcino Dorado (1803) Bertel Thorvaldsen Mármol 2.42 m Museo Thorvaldsens
Sarcófago de Medea (140-150 d.C.) Alto relieve, en mármol 227 x 65 cm Altes Museum de Berlín
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile