Elena, mi museo imaginario 

En este museo podrán ver los cuadros de los pintores más famosos del impresionismo, realismo, postimpresionismo y del romanticismo y un comentario de los mismos con los sentimientos que me transmiten cada una de las obras que he escogido para mi museo. 

Este cuadro, me transmite desigualdad, maltrato y abuso por parte de los hombres. Puedo observar el miedo, la obligación y la tristeza en el rostro de las mujeres. Así mismo me extraña la frialdad y la pasividad con la que el rey observa cómo ejecutan a esas mujeres.
En este cuadro se puede contemplar dos caballos en la naturaleza que me transmiten fuerza, libertad, disfrute de la vida, elegancia, felicidad, tranquilidad y alegría. Además de los caballos de la imagen, la nube negra me hace sentir la dificultad y los problemas, pero se puede observar un pequeño rayo de sol que a su vez es la esperanza y la superación de estos obstáculos. La pradera del fondo del cuadro me enseña el camino de la vida y lo que nos queda por recorrer de ella.
Esta obra de Friedrich muestra una noche fría, invadida por la oscuridad, la tristeza, la soledad, los sueños propuestos que se han ido abandonando y por lo tanto nos han llevado al fracaso. Las ramas de los árboles del cuadro me hacen ver todos los impedimentos, las preocupaciones y las desilusiones de las personas. Pero, a su vez, la puerta que se observa entre los árboles, me muestra la nueva vida llena de oportunidades, esperanzas y confianza en nosotros mismos.
Las ruinas del cuadro me transmiten los recuerdos, las costumbres y las tradiciones del pasado, los ritos, las creencias antiguas que aún se veneran; que todo esto sigue en nuestras mentes y en el presente, que no se las ha llevado al olvido. Los cambios de colores en el cielo me hacen sentir la diferencia del pasado y la de la actualidad, los nuevos avances y los recuerdos memorables en la historia.
Este cuadro me permite observar la pequeñez de los elementos creados por el hombre frente a la inmensidad de la naturaleza, que limita las acciones del ser humano. Además el autor nos enfrenta a esa grandeza de la naturaleza al poner por encima la oscuridad del cielo que lo abarca todo y a la insignificancia del ser humano en los elementos pequeños que quedan debajo de ese cielo.
Millet con esta obra plasma la clase social más baja de la sociedad. En ella, los agricultores muestran el trabajo, el esfuerzo, la lucha por conseguir dinero o alimentos para poder sobrevivir. Me hace reflexionar sobre la diferencia entre la actualidad y el pasado, ahora las personas pueden conseguir todo sin gran esfuerzo; mientras que observamos en la imagen la desigualdad, el sacrificio, la pena y la miseria con la que se vivía antes.
En esta imagen puedo observar Venecia, que es un lugar único. El autor plasma esta circunstancia mediante la unión del mar y la tierra, integrando elementos de una ciudad, de la tierra, que se ve en el fondo del cuadro, con el mar al presentar en este escena en las que intervienen las personas. Creo que el autor se ha fijado en esta ciudad por su especialidad como lugar único en el mundo.
He escogido este cuadro porque Don Quijote es un libro lleno de locuras y relatos distintos a las demás lecturas. Me transfiere la elegancia y la firmeza de Don quijote, por la postura que lleva mientras monta su caballo, la seguridad en sí mismo, la esperanza, la imaginación y los pensamientos de victoria que transcurren por su mente. En el fondo del cuadro puedo ver cómo Sancho Panza le sigue para mostrarle la realidad, que todas las locuras que rondan por sus pensamientos son únicamente fruto de su imaginación y para ponerle los pies en el suelo.
Este cuadro me transmite paz a través de la tranquilidad del mar y utilizando el contraste entre las hierbas del campo y el color azul suave del cielo y del mar. Cada parte blanca que se encuentra en el mar son todos los sueños y las ilusiones que hemos tenido a lo largo de nuestra vida, pero las nubes representan los que realmente sí hemos logrado, y tal vez las aspiraciones del autor mismo que refleja en las nubes de la imagen. Además la inmensidad del mar y del cielo refleja las infinitas posibilidades que se presentan a lo largo de nuestra vida.
Esta imagen me transmite la sencillez de una ciudad, la elegancia y el estilo que lleva cada una de las personas que pasean por la plaza, el ajetreo y las labores que debe hacer cada una de ellas o tal vez la tranquilidad con la que caminan o dialogan entre sí. Los edificios me permiten observar la firmeza y estabilidad de la ciudad en el cuadro y el cielo, la alegría, la paz y la vida. La ciudad en su conjunto ofrece seguridad a todos los que viven en ella como si se tratara del hogar de todos.
Esta obra de Degas me transmite la elegancia del baile en sí, además de la dificultad y el sufrimiento que conlleva realizarlo. Me da la sensación de que es una magnífica bailarina por la admiración que causa en el público y por el mucho tiempo que tuvo que emplear para conseguirlo. Por ello, este cuadro me hace ser consciente de lo difícil que es lograr nuestros propósitos, de que con esfuerzo, implicación y dedicación todo es posible y de la gran recompensa y satisfacción que se obtiene tras el esfuerzo.
Esta obra me permite observar el maltrato hacia un animal además de la ignorancia, diversión y satisfacción de las personas por realizar espectáculos matando animales. Puedo ver cómo uno de los toros se rebela y muestra toda su fuerza para que los toreros sientan el dolor que le hacen vivir ellos. La soberbia de los hombres al creerse capaces de dominar una fuerza superior a la suya.
Esta mujer de la imagen me transmite sus ganas de relajación, escuchando el mar que produce tranquilidad, paz, transparencia. Puedo observar la lejanía de esta mujer del mar, y los recuerdos que le trae escuchar el sonido de las olas: diversión y disfrute de la vida. También puedo ver en su rostro las ganas de vivir de nuevo todas esas experiencias y la tristeza de no haber aprovechado muchas ocasiones y ahora encontrarse en una vida de seriedad y desdicha.
El autor de esta imagen me transmite movimiento con las formas de las nubes en espiral, la formas puntiagudas de los árboles y de las casas expresan la verticalidad. Las formas de las nubes, de las estrellas y de la luna reflejan la inestabilidad, el descontrol de los sentimientos de Van Gogh. La verticalidad de los árboles y de la torre de la iglesia expresan los deseos de alcanzar la gloria y llegar al infinito.
La joven de la imagen parece fundirse con los colores del paisaje. El paisaje nos muestra la estación del otoño, en ella las hojas ya gastadas se caen como si llegaran al final de su vida. La blusa de la señora de la imagen tiene los mismos tonos que estas como si el autor quisiera reflejar que también su vida está a punto de terminar igual que la de las hojas del paisaje. Sin embargo, el sombrero y la cara de juventud establecen el contraste con esa sensación de fin de una etapa. Además las hojas verdes muestran que la vida no ha terminado, que después de la muerte siempre sigue la vida.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile