ARTE PERSA

La civilización persa, es tanto una continuación de civilización mesopotámica, de la que recibe la mayor parte de sus elementos, como una renovación en cuanto se pone en contacto con las civilizaciones de Egipto, Asia menor y Grecia, de las que toma algún matiz. Antes de la helenización de oriente, en la historia persa podemos considerar dos períodos: el meda (650-560), con escasas manifestaciones artísticas, y el esplendoroso período de Aqueménidas (560-331). Y después de la helenización  parte un nuevo período de esplendor, el sasánida (226-640), de incalculable interés para la historia del arte. 

La aproximación al arte de los persas se centra en los núcleos urbanos, cuna de algunas de las obras de arte más importantes que ha elaborado la humanidad.
Persépolis se encontraba en un declive de roca llamado Montaña Real; como característica principal se concibe que en este lugar las construcciones no corrían el riesgo de ser cubiertas por la tierra.
Los relieves asirios,tenían un carácter narrativo donde representaban las batallas y la caza. Bajrrelive: Pasargada.
La decoración en el arte persa tenía la finalidad de exaltación y de carácter pacífico.
Los trabajos con metales eran muy valorados, ya que combinaban utilidad, durabilidad y belleza.Realizaban con ellos objetos de ornamento y decoración.
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile