vivir y luchar con una misma, eso es un arte.

Cada vez que echo la vista atrás hacia mi lejana infancia o mi cercana adolescencia me da la impresión de que no me reconozco. Los golpes o alegrías que me va dando la vida hacen que pequeñas cosas de mí vayan cambiando. Quizás esta que está aquí no sea totalmente la misma que la que vivía ayer mismo. Utilicé el arte para comprender como es el ser humano a la largo de la vida, sin darme cuenta de que en realidad estaba intentando comprenderme a mí misma. 

Podría haber nacido en otro lugar, pero no. Podría haber nacido en un barrio adinerado y lujoso, pero no. Podría haber nacido con unos vecinos/as ejecutivos, cirujanos o agentes de bolsa, pero no. Podría haber nacido y ocupar mi tiempo junto a mis amiguitos/as en clases de ballet, padel o piano, pero no. Podría haber sido otras muchas cosas, pero por nacer donde nací soy como soy.
Malos tiempos para ella. Sin fuerzas para seguir adelante, sin fuerzas para cortar de raíz. Anulada, pisoteada e infeliz. Y de repente llega un pequeño ser. Un rayo de luz. La felicidad de esta niña sí que depende de ella, y no descansará para conseguirlo. Sin ganas de soñar o sonreír, sin fuerzas para tirar de su propia vida. Pero proyecta en ella sus sueños, sus cuidados y su sonrisa. Son sus ganas de vivir, lo único que le hace tirar hacia delante. Y quizás sea esta pequeña quién la haga salir del negro agujero. No hay un mejor motivo para hacerlo, no hay tiempo que perder.
Inspira las ansias de independencia y libertad que siente una persona durante su juventud. Aunque bien es verdad que cuando llega la edad adulta tan esperada ni se es totalmente independiente ni libre, es más, renegamos de seguir creciendo. Moraleja: Disfruta de cada etapa, porque no es tan mala la presente ni tan buena la que viene y al contrario. Cada minuto es irreversible.
La adultez. ¿La etapa donde se es capaz de todo? Ya eres adulto, es tu responsabilidad. Ya eres adulto, debes valerte por tí mismo. Ya eres adulto, ya debes ir pensando en tener hijos/as. Ya eres adulto, eso ya no te pega. Ya eres adulto, deja atrás esas locuras. Ya eres adulto, procura no equivocarte. ¿Y si reniega de su adultez? Miles de ojos lo juzgarán, "no es capaz de madurar" pensarán muchos.En sus ojos encuentro el miedo. No todo el mundo es capaz de enfrentarse 100% a las batallas que se le presentan, no hay un número de años que te de ese valor. Siente ansiedad por el peso que carga en sus hombros. No se siente preparado para ello.
Dos imágenes de la misma persona, en etapas diferentes. El anhelo que siente un viejo de su etapa juvenil, donde resaltaban las ganas de vivir, la agilidad o el espíritu aventurero. Una persona que no es capaz de abandonar su pasado y que por lo tanto abandona su presente. El cuerpo cambia,con arrugas y alguna que otra enfermedad. Pero ¿y la mente? ¿envejece?. envejece a base de experiencia y conocimiento, siendo así !Que viva el envejecimiento! Para tener ganas de vivir no hace falta nada más que estar vivo. Y no hay arruga ni cana que impida que cada día siga siendo una aventura.
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile