"InquietArte"

Inquietarte, es una galería, que como su propio nombre indica, nace de mis inquietudes reflejadas en el arte, en imágenes, en obras artísticas. He querido tratar temas que me interesan, de los que me gusta reflexionar, y a su vez, que me gustaría que la gente pensase sobre ellos, que les llegue... Entre los temas tratados, encontramos la vejez, inmenso mundo en el que me encanta sumergirme, con el que he trabajado y en el que quiero seguir documentándome, informándome y reivindicando su peso en nuestra sociedad. Por otro lado, encontramos temas, referidos a la mujer, y sobre todo, ciertos factores que me inquietan, como es la maternidad, y en este caso, he querido hablar de la maternidad tardía, he querido hacer una pequeña reflexion que lleve a la gente a que se conciencie. El tercer tema que aparece en esta galería es la muerte, es uno de los temas que más me inquieta, y me gustaría que la gente reflexione, ya que es algo presente en nuestras vidas y que ha estado y estará siempre. Quiero que al leer mis palabras la gente se ponga a pensar, que dé opiniones, que busque en su interior.... Y sin más, como último tema utilizado en esta galería, ha sido la rebeldía, pero no el concepto en sí... He asemejado este "estado" a la etapa de juventud a la que me encuentro, realicionadolo así con la asignatura en la que nos encontramos. He hablado de mí, de mi forma de ser, y sobre todo, reivindicando que la juventud no es homogénea, que no nos echemos tierra encima, que dejemos a cada uno que sea como quiera, siempre respetando unos límites, que dejemos de encasillar ciertas actitudes a una etapa o una edad, dejemos que la liberta sea la forma de vida. Espero que quien mire y admire mi galería, disfrute con mis palabras, imágenes y reflexiones...

Arrugas, esa marca indiscutible, imparable que avecina la vejez, el progresivo deterioro físico, un distintivo, al que todos algún día, nos enfrentaremos, del que formaremos parte, de esa llamada “Tercera edad”, última etapa de la vida… Vemos las arrugas siempre como algo peyorativo, malo, pero no, la otra cara de esta imagen podría ser la experiencia que tienen las personas mayores, la sabiduría, el duro trabajo sufrido por esas manos, la fortaleza, la lucha, el enfrentamiento a las enfermedades, a los achaques de la edad, al abandono, la inactividad, la soledad. Todas las manos son iguales, igual que todas las vidas, lleven recorrido más o menos camino. No podemos despreciar a una persona porque ya no sea tan productiva, al revés, debemos alabar y premiar por todo lo que ha aportado durante sus años. No debemos abandonarlos, todo lo contrario, hay que acompañarlos, igual que ellos han hecho con nosotros, nuestros padres o hijos, durante toda su vida. No debemos verlos como incapaces, sino la inversa, como que son capaces de mil y una cosas, nada se compara al amor de un abuelo o abuela, al conocimiento de un mayor, por eso, debemos agarrar esa mano siempre, apoyarles y aprender de ellos.
¿Jubilación laboral o vital?... "Los años no pasan en balde", "Me canso más", "He notado que he perdido memoria", oímos "No tengo tantas ilusiones", "Parece que todo se ha terminado"… ¿Todo se ha terminado? No. Se puede crecer más, no has terminado de crecer puedes seguir aprendiendo, amando, conociendo… ¿Hay límite para el crecimiento humano? Siempre puedes conocer un nuevo sitio, leer un libro nuevo, seguir viendo crecer a tu familia, aprender una nueva actividad,… Con 10 años se puede jugar y con 70 también, con 20 años puedes viajar y con 80 también… Las ilusiones pueden continuar, nada se termina. La actitud es lo que cuenta, su actitud y la nuestra. Cambiemos el: con esa edad no puedes hacerlo por, “Si te ves capaz, hazlo, y si necesitas mi ayuda, pídela”. No neguemos nada a nadie porque no creamos en sus posibilidades. Todas las personas tienen diversidad e infinidad de posibilidades, sólo es cuestión de motivación, de ayuda, y siempre pensar en capacidades, no en las incapacidades. Viaja, aprende, ríe, sueña, enamórate, conoce, salta, baila, canta, besa,… La jubilación es sólo una oportunidad de tener más tiempo para disfrutar, para ti, para los tuyos, para seguir, nunca para frenar. Que no conviertan tu retirada laboral, en una retirada de la vida… Que no te etiqueten en un fichero de incapaces,… Que la sociedad no clasifique, coloque una cierta edad en un álbum de inactividad. Tu voz no ha dejado de sonar, ni tu corazón de latir… Tu mente sigue pensando, por eso, sigue caminando. Como conclusión, una llamada de atención a la sociedad, a la percepción que le tenemos a esa edad, personas o colectivo. Sólo tienen unos años más que tú, pero no valen ni pueden menos.
¿Maternidad tardía? Fértil, sí, pero, libre, soñadora, con proyectos, con metas y con muchos planes de futuro. ¿Responsabilidad? Demasiada. Una postura algo egoísta, o no, según como lo mires. No quieren cargas, no quieren ataduras, se escucha… Mire usted, NO. Un hijo o hija jamás será una carga, un amarre… Pero sí una gran responsabilidad, quizás una bonita responsabilidad. Mujer de hoy día, reivindicadora, que lucha por sus derechos, no es que no quiera cargas, pero quiere vivir. Quiere formarse, educarse especializarse… Quiere hacerse mujer antes de ser madre, quiere conocer mundo, antes de traer una vida a él, quiere conocer a la persona adecuada, sin prisas, y descubrir que esa es la otra mitad con quien compartir esa bonita responsabilidad de la que hablaba, bien lo forméis juntos, o aún sin tener el mismo gen lo consideréis vuestro hijo. ¿No madura?, no asemejo madurez a ganas de vivir, ni siquiera mujer madura a una madre responsable. Mujer, madura o no, mujer. Quizás antes no se viese así, o se pensase que tu misión, mujer, es procrear, y mientras más joven mejor… Estereotipos como que una mujer de 40 años no es apta para tener hijos… La maternidad, la procreación, tener hijos, debe ser deseo de la mujer, de una pareja, un matrimonio, sea cual fuere su composición, pero, ese deseo puede llegar cuando decidas, cuando te veas capaz, cuando creas que es el momento, cuando hayas hecho lo que de verdad te ha hecho feliz, cuando hayas viajado, te hayas formado, o no… En conclusión, no es falta de madurez o no querer que te amarren no, es ganas de vivir tu vida, hacer y deshacer a tu manera, antes de mirar por otra vida que depende de ti.
Naces, llegas a un mundo y antes de aprender qué son las cosas, que significa, que es lo que te gusta, a entender quién es tu familia la conoces, a ella, tan oscura y maligna como todos la ven. Ella está ahí, en la calle en la que vives, detrás de ese cristal, en la casa de tus amigos, en tu familia, en el colegio... Pero nadie quiere ser su amiga. Nadie habla bien de ella, hay gente que la odia, gente que le teme, gente que no piensa en ella pero sabe que está ahí... Te vas haciendo mayor, y ella, sigue ahí, y cada vez eres más consciente de que seguirá, y en cada paso de tu vida la encontrarás. Para algunos, palabra tabú, para otros significado de dolor, desesperación, duelo, injusticia... Le tienes miedo, todos lo tenemos miedo, hasta la persona que la niegue una y mil veces, pero aprende, sabes que está ahí y estará siempre, hazte su amiga, entiendela, ella no tiene la culpa... Es tan enigmática, y quizás de ahí viene nuestro miedo, ¿qué hay detrás?, ¿dónde iré? Independiente de tu fé o no, son cuestiones que todos, algun dia nos hacemos. Sabemos que es inevitable, que todos algún día iremos de la mano de ella, pero, es tán dificil entenderla, aceptarla, superarla... Creo que el ser humano, no ha nacido genéticamente preparado para ella, a todos nos duele,a todos nos llega, a todos nos aterra... Ese gran enigma sin resolver, ese viaje tan temido, esa falta que algún día tendrás... ¿Cuánto significa la muerte? ¿Cómo de preparados estamos ante ella?... No quiero hacer reflexión o idea final... Me gustaría dejar al aire... ¿Cómo deberíamos tratar a esta vieja e infinita "amiga"?
¿Qué ves? ¿Rebeldía? ¿Extremismo? ¿Ir en contra de las reglas? Yo veo libertad, felicidad, sueños, ideas, convicciones, seguridad… Si eso es ser rebelde, lo soy. Si para defender mis ideas, hay veces uso el extremismo, lo seguiré haciendo. ¿Por qué tengo que cambiar? No hago daño a nadie. ¿Soy peor? ¿Quién lo dice?… Me encanta ser así, tener mi propia personalidad, mis ideas tan claras y defenderlas, creo sinceramente que ese es mi yo, mi persona, lo natural que hay en mí. ¿Pero quién es igual? Todos tendréis una lista de spotify distinta, y estará la música que os guste, la que os haga sentir vivos, la que os identifique… Todos veréis unas series, películas o leeréis libros concretos, ¿Y son mejor que lo que yo leo, escucho? Simplemente diferente. Para mí, en la diferencia está la riqueza, la grandeza… Pues sí, hoy grito, digo, escribo… Soy rebelde, extremista, impaciente, natural, risueña, solidaria, cabezota, enérgica, soñadora, luchadora, con carácter, genio a veces… No me gusta el maltrato animal, no aguanto la hipocresía, me encantan las personas mayores, el deporte, gritar… Qué tiene de malo gritar, si no insultas a nadie, sin ofender, gritar porque la voz sale con más energía, porque necesitar soltar tu impulsividad. Así soy yo y seré, sacare mi impulsividad cuando sea necesario, seré extremista cuando lo vea oportuno, gritare cuando lo necesite, seguiré soñando, luchando, siendo nerviosa, riéndome de todo y tener la actitud que quiera en esta vida. VOY A SER LA MUJER, QUE ME DÉ LA GANA DE SER.
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile