1700 por Noemi Bordoli

El siglo XVIII trajo, para muchas mujeres, la posibilidad de ser inmortalizadas en un retrato. La burguesía entró entusiasmada en un período de lujo, donde era imprescindible plasmar la gracia y la belleza por afamados artistas.

Translate with Google
Home
Explore
Nearby
Profile