YO Y EL ABSTRACTO CIRCULO DE LA VIDA

Esta galería titulada “Yo y el abstracto círculo de la vida” está formada por una escueta selección de obras de arte. En ella podréis encontrar un total de cinco obras abstractas y mi apreciación personal, basada en mis conocimientos y experiencia sobre ellas. ¿Por qué obras abstractas? A mí, personalmente, me seduce  la idea de encontrar patrones y sensaciones dentro del desorden y el vacío un cuadro abstracto. Si es libre al autor de pintar a su gusto sobre un lienzo en blanco., ¿por qué no voy a serlo yo y así dejar volar mi imaginación sobre él?

En defensa del arte abstracto, he de  decir que la ‘narración’, por lo general, es invisible. Se deja a juicio de cada uno. Los cuadros abstractos no tienen un valor conceptual ni un prototipo ideal de observación. La supremacía reside en el color, las sensaciones, las sugerencias…Por tanto, no se centra en lo concreto o especial busca lo universal y  si es así, universal,  todos seriamos capaces de especular una apreciación sobre los cuadros abstractos y ninguna de estas opiniones sería errónea. La opinión en estas obras recae en el ojo del que mira. Además, en un cuadro que no es abstracto debemos de tener en cuenta el contexto social del autor para poder interpretarlo, mientras que las pinturas y esculturas no figurativas parecen adaptarse a las circunstancias y a los momentos. También hay que tener en cuenta que un cuadro abstracto no es más que una opinión subjetiva sobre el trabajo subjetivo de un autor. Es decir, nuestra valoración de su forma de ver el mundo y de expresarlo a través del arte. El arte abstracto a mi parecer también se nos asemeja a nosotros mismos…pues propone una nueva realidad distinta ¿A caso no somos todos distintos?.

 Por otro lado, los cuadros abstractos podemos relacionarlos con la actualidad, la sociedades actuales se caracterizan porque tratan de profundizar en una búsqueda más allá de los campos naturales de visión; se están dando nuevas preocupaciones por la tecnología, la  ciencia, la filosofía…estamos en la búsqueda de la “revolución” Y me preguntó: ¿Existe algo más revolucionario y que rompa con los límites prestablecidos que el arte y en concreto, una obra pictórica abstracta? Se me vienen a la cabeza “el cuadro nº2” de Piet Mondrian , “la esperanza de un condenado a muerte” de Joan miró, “nacimiento” de Jackson Pollock o la “composición número 8” de Kandinsky …Desde mi punto de vista la sociedad actual encaja/canaliza a la perfección este arte. En definitiva, he de hacer referencia a que esta galería está realizada para una asignatura de psicología del desarrollo del ciclo vital y me parece que no existe una mejor forma de interpretar el arte abstracto que desde la búsqueda de la propia psicología del autor, mediante la propia indagación e introspección personal y social; ahí es donde reside la idea del título de la galería.

1- EL COLOR DE LA VIDA Este cuadro llamado Giant de Mark Bradford expuesto en el MoMa podría relacionarlo en primer lugar con un mapa del mundo, en el que conviven personas con el propósito común de formar parte de un ciclo vital .En segundo lugar, el cuadro cuenta con líneas y trazos que podrían simbolizar las diferentes etapas y procesos vitales que sufrimos, sirviendo la líneas como un eje cronológico del tiempo en el que se producen continuamente estos cambios. Otra interpretación posible de las líneas son los diferentes caminos que tomamos las personas en la vida para la consecución de unas metas y propósitos. Otro aspecto de las líneas, es que también podemos ver que algunas se unen hasta parecer garabatos oscuros y que se produce también la repetición de zonas cuadradas formadas por líneas esto podría asociarlo a los momentos de caos que se producen en el traspaso de una etapa a otra. Como ejemplo podría poner: el hecho de pasar de la juventud a la adultez ya que esto nos produce miedo, inseguridad y llegamos a verlo todo un poco oscuro como se ven estas partes del cuadro. Por otro lado, podría hacer una relación de los colores asociando las zonas blancas al nacimiento pues se considera un color puro, las zonas con colores más cálidos a la infancia pues estos colores se relacionan con la delicadeza y la ternura, la zonas con tonos más fríos u oscuros como pueden ser el azul y rojo podrían relacionarse con la etapa de adultez pues son colores más decisivos que se asocian con la fuerza y experiencia más propia de esta etapa. Y finalmente el negro que estaría más relacionado con la vejez porque es un color asociado al fin o la muerte de algo. Otros dos colores que podemos resaltar en el cuadro característicamente: son el azul asociado a la vida o elementos de esta aquí podríamos poner ejemplos como el mar o el cielo y el verde asociado a la esperanza que convive en todas estas etapas. Finalmente, debido a esta conjugación de colores creo que existe una continuidad en el cuadro empezando por la izquierda donde se ven zonas negras, esto sería el principio de la vida y estaría representado en negro no porque sea una etapa oscura sino porque para nosotros actualmente es un misterio de dónde venimos. En medio del cuadro, encontraríamos todo la combinación caótica de colores que representaría en sí misma la vida de una persona con sus diferentes etapas y experiencias y finalmente, el cuadro acabaría a la derecha con la misma tonalidad negra que en este caso representaría el final, la muerte o un misterio parecido al que nos surge al principio ¿a dónde vamos?
2- EL MITO DE LA VIDA En este cuadro de Roy Maistre podría relacionar la idea del desarrollo humano con la idea del mito de la caverna .Pues para mí en este cuadro se ven reflejadas las etapas de esta idea abstracta de Platón. En primer lugar, el agujero negro en el centro del cuadro podría ser la caverna. En esta se encontrarían los niños felices en su infancia ajenos al exterior y a la verdadera realidad cotidiana obteniendo desde aquí solo pequeñas pinceladas proyectadas de lo que los adultos desean que veamos, estando estos adultos fuera de la caverna. Es aquí donde empezamos a cuestionarnos todo y pasamos a la siguiente etapa, la juventud, reflejada en el cuadro por una especie de sendero de distintos tonos cromáticos a donde llegaríamos si hemos conseguido desprendernos de nuestra inocencia y desatado nuestras ansias de conocimiento. Este difícil camino lo emprendemos llenos de dudas y temores pues poco a poco nos aproximamos al final y empezamos a entender el complejo mundo que nos rodea. Finalmente, nos liberaríamos como los hombres del mito y llegaríamos a la etapa adulta reflejada por el círculo amarillo en el cuadro. Es aquí donde veríamos la luz al final del túnel y nos quitaríamos la venda siendo conscientes de lo que significan las proyecciones de nuestra infancia y los temores de nuestra juventud. Estaríamos lúcidos ante la realidad y seriamos dueños y víctimas de los problemas y situaciones que concurren en esta etapa. Todo esto se produce sobre un universo, representado en el cuadro en la esquina izquierda. Un proceso madurativo, un desarrollo vital que se repite sin censar sobre la totalidad de la tierra de manera similar, como un patrón común aunque para cada uno de nosotros este crecimiento sea un recorrido tan distinto.-Se trata además, de un cuadro bastante subjetivo asique otra posible interpretación del cuadro en la que también me incluyo es la de una madre con su hijo, la madre representada por el circulo amarillo de luz reflejando la maternidad mediante la luz. Y a su vez este círculo amarillo acogería al círculo negro entre sus brazos, estos brazos estarían reflejados en el sendero de colores que se despliega por el cuadro. Por su parte, el circulo negro estaría representando al niño ajeno a la vida y a la chispa de luz que nos aporta esta, por tanto visualizado en un color obscuro.Llegados a este punto, como ya digo estos son mis pequeñas aportaciones subjetivas. Y ahora me alejo del cuadro y me pregunto qué le sugiere a algún otro espectador? ¿Estaré plasmando mis sugerencias interpretativas influidas por mi experiencia madurativa? ¿Está mi bagaje vital y mi experiencia limitando mi percepción?
3-RECUERDOS DE UN ATARDECER En este cuadro de Georgia O’Keeffe soy capaz de visualizar una playa al atardecer. Quizás veo esto porque como a la mayoría de las personas cuando observamos una imagen que no está totalmente desdibujada tendemos a categorizarla dentro de algo nos parece similar porque nos es más fácil o más simple que se parezca o bien porque ese algo nos gusta y deseamos que esa imagen se parezca a eso que tenemos en mente. Lo construimos del recuerdo, de las experiencias. En mi caso, es lo segundo así que como me gusta y me recuerda a una playa supondré que es esto. Supondré que es un día caluroso de verano, supondré que el mar está en calma y supondré que estoy allí junto a mis pensamientos viendo esta estampa. Estoy en punto de mi vida en el que si estuviera allí disfrutando del paisaje, mis pensamientos y mi juventud me llevarían hacia un lado y luego hacia otro como el vaivén de las olas. A veces mis pensamientos me llevan a dudas; me dicen que sí y en otros se trata de un: ¿Por qué no? Me contradicen, me equivocan. En estos momentos, siento que la vida es el horizonte de esta playa porque no se sabe dónde acaba ni que viene después.
4.BLANCO Y NEGRO, O NO En este cuadro de Suk, Chul Joo se pueden observar dos grandes antítesis: el negro y el blanco. Si preguntáramos, un gran número de personas nos relacionarían esto con la luz y la oscuridad. Para mi este cuadro va más allá, no está en el negro y en el blanco; está en el gris, en los pequeños detalles que pasan desapercibidos. Si vemos este cuadro lo forman dos rectángulos uno blanco y otro negro pero si nos fijamos bien la realidad, es que lo forman esas dos nubes blanca y negra que contrastan con el rectángulo en el que están situadas y que a su vez, pasan desapercibidas. Estas dos columnas de líneas que ascendienden ,que contradicen la dualidad de blanco y negro, que dan a entender que dentro de la oscuridad siempre hay algo de luz y que hasta la luz más pequeña podría ser vista en la oscuridad. Y todo esto me recuerda a la vida porque en está también hay grises, también hay pequeños detalles que nos pueden hacer darnos cuenta de que no en la vida todo es luz y oscuridad, bueno o malo. La vida no es blanco o negro, la vida está en los diminutos rayos de sol que se cuelan en verano por la ventana pero también está en el sonido de la lluvia con la luz apagada en invierno. Se trata de ver el elemento inadvertido que puede hacer apreciar el conjunto, encontrar la gota de agua que hace que el océano, sea el océano.
5. VIDA Y MUERTE O NO Esta obra del autor Gustav Klimt refleja los dos grandes polos opuestos y los dos únicos sucesos que siempre forman parte del ser humano: la vida y la muerte. Para la mayoría de las personas, la muerte es una cuestión temible y fatal; para otras, significa la simple ausencia de vida, un estado en blanco, un vacío. Incluso hay quienes hasta la consideran algo absurdo. En el caso de la existencia o de la vida; algunos se empeñan en vivir una vida prestablecida por el miedo a salir de las normas: conseguir el mejor coche, conseguir la mejor casa, conseguir una familia…, En cambio, otros disfrutan de la vida a su manera, sin ataduras ni metas diseñadas y encuentran la felicidad en los pequeños detalles: los besos de una madre, los consejos de la abuela, las risas de un amiga…y otros sin embargo, simplemente esperan su momento de decir adiós. Al fin y al cabo, hay quienes tienen una vida maravillosa y tiene la suerte de abandonar la vida al final de camino con sus promesas y esperanzas cumplidas, otros quizás no aprecian tanto la vida y buscan precipitadamente la salida y también hay quién no tienen tanta suerte y de manera inesperada desaparecen por diversos motivos sin haber logrado luchar por todos y cada uno sus sueños y sin poder despedirse de esos pequeños detalles. Durante toda nuestra vida damos pasos agigantados hacia la siguiente etapa creyendo ser conscientes y responsables de nuestras propias decisiones y escogiendo el modo, el cuándo y el porqué de lo hacemos. Pero en realidad, no elegimos ni controlamos todo.No estamos tan prestablecidos, ni somos tan libres, ni estamos tan preparados como creemos. La vida y la muerte aparece sin avisar y nadie puede escapar de ellas.
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Home
Explore
Nearby
Profile