Vive, no vaya a ser que te quedes con las ganas.

La Infancia, la Real Academia de la Lengua Española define este concepto como: período de la vida humana desde el nacimiento hasta la pubertad. Esta definición a mi parecer, es incompleta a la vez que incomprendida, ya que no hace referencia a la importancia que tienen nuestros primeros años de vida y la vivencias que en ella experimentamos que nos hacen ser lo que somos en el futuro. De ella depende nuestra felicidad o nuestra forma de vivir la vida. Para mí lo más importante en esa maravillosa etapa, a la que todos queremos después regresar, es la ilusión con la que todo se vive, el desinterés con el se hacen las cosas y la tremenda capacidad de superación ante los problemas gracias a la inocencia que nos hace evadirnos y levantarnos de nuevo, cosa que en mi opinión, no tenemos en el resto de etapas de nuestra vida. Y por supuesto como no, son fundamentales la figura de un padre y una madre que nos protejan, nos quieran y no enseñen según su experiencia. Pero sobre todo, el amor de madre, ese amor infinito del que no todo el mundo puede disfrutar, y que es tan inmensamente valioso, y muchos deberían aprender a valorar. Porque madre solo hay una, y nadie te va a querer durante toda tu vida como lo hacen ellas.
Como en la vida, en muchos estilos de danza se necesita la coordinación y el apoyo entre dos personas, la unicidad para dar pasos juntos, la seguridad de que el otro me sujetará bien en los giros difíciles, y de que me ayudará a levantarme si me caigo, de que me felicitará si lo hago bien, y de que juntos podemos llegar más lejos que separados. Unidos cuerpo y alma se pueden conseguir verdaderas obras de arte. Esto mismo debería interpretarse para la vida real, aunque no ocurre de igual manera. La igualdad de género es hoy día, uno de los retos más difíciles a los que se enfrenta el ser humano, o en concreto el género femenino, que lleva arrastrando y arrastra en la actualidad en muchos lugares del mundo, la pesada cruz de la desigualdad, el maltrato y la humillación. Con esta foto quiero representar el resurgir de la mujer a lo largo de la historia, de cómo poco a poco hemos ido consiguiendo los derechos y libertades que se nos han sido negados, con dura lucha y sacrificio, al igual que el dolor que causan al andar unas puntas de ballet, y aún así la mujer ha conseguido ponerse de pie, erguida, fuerte y capaz, capaz de superar al hombre en muchos aspectos, donde por fin éste se da cuenta de que solo no puede sobrevivir, ni tampoco bailar. Hoy, 8 de Marzo, más que nunca, en el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER.
Además de la infancia,dicen que la juventud es la etapa más bonita de la vida, donde todo o casi todo nos parece fiesta y alegría, y lo mejor, se nos queda grabado para siempre. Son los años que dejan buen sabor a la vida, los que disfrutamos como niños haciéndonos mayores. Donde todo acaba en risas y en momentos únicos y felices que quedan para el recuerdo, que nos marcan de por vida. Que los peores tragos son los de cerveza con los amigos. Hacemos las locuras que siempre hemos soñado hacer, porque nos da igual lo que vean y piensen. "Melenas al viento y a vivir el momento" dice así una gran cita. La sublime libertad es el lema de esta etapa,y nos encanta, nos encanta andar descalzos y desayunar a las 12 sin que nadie nos regañe. Y crecer, madurar y soñar como metas principales. Que al igual que si inflas un globo despacio no explota, si disfrutas el momento día a día, la juventud no se acaba. " La juventud no es una etapa es una actitud "
Equilibrio. Toca decidir entre mantener el equilibrio o decaer. En la decisión está la entereza de una persona de afrontarse a la vida. La cuesta es empinada, mucho, y las fuerzas casi inexistentes. Pero es ahí donde está la clave de la vida, en caerse y levantarse, caerse y levantarse, caerse y levantarse... y crecer así. Cuando se nos va lo más queremos en la vida, que jamás nos lo imaginaríamos, y es entonces cuando nos damos cuanta de lo sumamente importante que era, un tesoro y no hay nada en el mundo que lo pueda igualar. Cuando nos creemos solos o incapaces, y reflexionamos sobre el sentido de nuestra vida, nos abrumamos, y cómo podemos recuperar las riendas. Pero somos muy fuertes y valientes aunque no lo sabemos. Podemos con eso y más.
Primavera. Mayo. Córdoba. Mi tierra. Tiempo de Patios, flores, paredes blancas y colores. Donde los fuertes rayos de Sol ya anuncian el inicio del verano. Y la ciudad se llena de gente que viene a admirar tan preciado arte. Donde mostramos al resto del mundo que es posible crear una obra de arte con la naturaleza, que cada vez más escasea. Sagrada Familia, Arco del Triunfo, Torre Eiffel, hasta la mismísima Mezquita, quedan esos días supeditadas la arte de nuestros florales patios, que te llenan de alegría y vitalidad. Porque la Naturaleza también es una maravilla, y además nos da la vida.
Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Home
Explore
Nearby
Profile