y esto, hijo mío

Y esto, hijo mío, es todo cuanto pude darte. Los tiempos no son fáciles. La vida tampoco se comportó bien con nosotros. Pero si algo tuve claro es que todo lo que tuve pude dártelo. Te perdono por aquellas veces que no entendías lo que intentaba enseñarte. Por las veces que lo que hubo en la mesa no te gustó. Siento no haber podido pagar tus estudios. Siento que hoy pases horas en ese camión, al menos no estás en el bar como yo lo hice. Al menos tus hijos sí pueden estudiar. Fuiste costalero como yo, y ahora tu hijo mayor también lo es, qué alegría, ya creía que ninguno de mis nietos lo haría. Ahora cambiaría muchas cosas, pero el cáncer no me permitió enmendar mis errores. Desde el cielo, tu padre está orgulloso de ti, te agradezco que no seas como yo, tu familia te lo agradecerá.

Credits: All media
This user gallery has been created by an independent third party and may not always represent the views of the institutions, listed below, who have supplied the content.
Home
Explore
Nearby
Profile