Sin título

Mi infancia son recuerdos (como bien decía Machado) de veranos interminables de playa con primos, hermanos y yayos en Matalascañas, de noches veraniegas en la terraza jugando a las cartas hasta las tantas, de heladitos nocturnos por el paseo marítimo, de baños en la playa con luna llena, de domingos de paella en casa de los yayos, de Reyes Magos cargaditos de regalos, de cumpleaños felicísimos en el parque, de días de campo cogiendo cangrejos y pringándonos de barro, de bizcocho y paella de la yaya, de pintar cuadros y hacer manualidades con ella… Y un sinfín de cosas que en su momento no fueron agradecidas ni recordadas, sino puramente disfrutadas. Ahora soy afortunada de recordar mis años de infancia con una sonrisa y con el corazón bien cargado del amor más verdadero que existe que me dieron personas que ahora me obligan a vivir del recuerdo. Son, para mí, los mejores recuerdos del mundo.
Home
Explore
Nearby
Profile